Más allá de la ciudad: así serán los hospitales, las fábricas y las casas inteligentes
Retina SQL

Más allá de la ciudad: así serán los hospitales, las fábricas y las casas inteligentes

Elena Gil Lizasoain, directora global de 'big data' e IoT de Telefónica Tech, comenta en Retina SQL sobre los retos y oportunidades del internet de las cosas

El mundo digital y el físico no son compartimentos estancos, ambos están conectados por cables invisibles de datos. Es en esa tierra de nadie, a medio camino entre lo tangible y lo etéreo, donde se mueve el internet de las cosas. Puede que reciba menos titulares que otras tecnologías, pero sin hacer mucho ruido está cambiando nuestra forma de vivir. Objetos tan cotidianos como aspiradoras, relojes, altavoces, bombillas o electrodomésticos se han empezado a conectar a internet, se han vuelto inteligentes. Y han abierto una brecha en el mundo físico, desde la cual nos asomamos al futuro.

El internet de las cosas no se limita al entorno doméstico. En la ciudad puede dar lugar a las smart cities. En el entorno sanitario puede ayudar en el diagnóstico a distancia y en la gestión de material sensible como las vacunas. En el industrial puede llevarnos a unas fábricas más automatizadas y sostenibles. De todos estos escenarios habló Elena Gil Lizasoain, directora global de big data e IoT de Telefónica Tech. Lo hizo en el marco del evento Retina SQL. "Es una tecnología que no está tan presente en el debate público pero que condiciona nuestra vida", arrancó la experta.

Lo importante del IoT (internet de las cosas, por sus siglas en inglés) no es solo que conecta los objetos, sino que al hacerlo se producen muchos datos. "Lo que genera valor es extraer esos datos, que se tomen decisiones en base a ellos", señaló Gil. Y para eso necesitas el big data y la inteligencia artificial. “Esto te permite no solo describir lo que ocurre sino predecir o prescribir lo que va a pasar. Y es esa combinación de tecnologías lo que es realmente importante”, destacó. Por eso Telefónica ha creado un hub mundial de todas las tecnologías a la vez, presentado unos días antes del evento. “Vamos a formar a 100.000 personas con más de 100 millones hasta el año 2024, que es cuando cumplimos 100 años” anunció Gil.

Las tecnologías por sí solas son importantes pero lo realmente interesante surge cuando se combinan. Es en campos como en la logística y la industria 4.0 lo están notando. La irrupción del 5G ha dado un impulso a todas estas tecnologías, y lo ha hecho en un contexto en el que era realmente necesario. "Los clientes buscamos objetos más personalizados y que se nos entreguen más rápido. La pandemia ha acelerado esta tendencia y se ha visto que muchas empresas no están preparadas".

Gil destacó problemas de esta tecnología, como la ciberseguridad, y desgranó posibles soluciones: “Mucha información ya no viaja sino que se almacena y se gestiona en el origen, para evitar debilidades”. Por otro lado puso un broche optimista a su intervención destacando las posibilidades del IoT para mejorar la sanidad, posibilitando la asistencia en remoto y ayudando a monitorizar enfermedades como las cardiopatías o la diabetes.

Disfruta nuevamente de la participación de Elena Gil en Retina SQL, un evento impulsado por Santander y Telefónica, con el apoyo de Accenture, Cepsa, PMI y Servicenow.

 

Normas