Cloud para mejorar los sistemas y liberar el potencial de las personas
Retina para Accenture

Cloud para mejorar los sistemas y liberar el potencial de las personas

Durante toda la pandemia, cloud ha demostrado ser el método más rápido y resiliente para ayudar a mantenerse en marcha a empresas y comunidades. Los servicios cloud han hecho posible desde el teletrabajo, hasta la educación a distancia o las compras online. Según un estudio de Accenture, el gasto en cloud durante el primer trimestre de 2020 fue casi el triple que en el año anterior. Gartner estima que el 70 % de las empresas que usaban servicios cloud en noviembre de 2020 tiene previsto aumentar el gasto como consecuencia de la pandemia. El gasto en cloud como porcentaje del mercado global de TI empresarial, pasará del 9,1 % en 2020 al 14,2 % en 2024. A medida que la nube se convierte en una parte esencial del entorno tecnológico de la empresa, vemos cómo empiezan a hacerse realidad los largamente esperados beneficios de la transformación. Se diría que están cumpliéndose hasta las predicciones más optimistas de sus defensores. Cloud no sólo hace que los procesos de negocio sean más baratos y eficientes, sino que está cambiando nuestra forma de vivir y trabajar.

No hay más que fijarse en la forma de competir. El auge de las tecnologías cloud durante la pandemia ha demostrado que el entorno tecnológico es una forma muy eficaz de diferenciarse. La competencia industrial consiste a menudo en una batalla entre entornos tecnológicos, y el éxito de las empresas dependerá de las decisiones que tomen sus líderes sobre cloud básica, servicios cloud e IA en cloud.

Buen ejemplo de ello son las manufactureras, donde las empresas están utilizando analítica predictiva y robótica para acercarse un poco más a su objetivo de ofrecer productos on-demand con un alto grado de personalización. La pandemia ha hecho que incluso las operaciones más complejas en la cadena de suministro estén a merced de cambios en los requisitos de los gobiernos, las necesidades de los consumidores y otros factores incontrolables. Quienes se muevan con rapidez no sólo se convertirán en líderes de su industria, sino que también podrían conseguir la inestimable fidelidad del consumidor.

Una verdadera transformación cloud debe comenzar con un plan para trasladar una parte importante de las capacidades. No basta con migrar unas cuantas aplicaciones de empresa. Una estrategia “cloud first” exige que las empresas reinventen completamente sus actividades para la nube, transformando sus productos o servicios, su plantilla y su experiencia del cliente.

Paso libre a los gemelos digitales

Las tecnologías cloud permiten a las empresas hacer cosas nuevas con viejas ideas. La tecnología de gemelos digitales, por ejemplo, existe desde hace décadas, pero ahora se está transformando, permitiendo enriquecer modelos de gemelos digitales (básicamente, representaciones digitales de objetos y procesos físicos) con inteligencia artificial.

Eso lo cambia todo. Los líderes están empezando a conectar enormes redes de gemelos inteligentes, vinculando entre sí muchos gemelos para crear modelos vivos de fábricas, ciclos de vida de productos, cadenas de suministro, puertos e incluso ciudades enteras. Estos hilos ininterrumpidos de datos pronto serán esenciales para todas las organizaciones. Datos e inteligencia pueden convertirse en los principales organizadores del negocio, aumentando la agilidad en tiempo real y a escala, optimizando procesos de innovación, y formando copias de ecosistemas y colaboraciones totalmente nuevas.

Cloud ayuda a mejorar sistemas y también a liberar todo el potencial de las personas. Eso ha quedado claro durante la pandemia, ya que las herramientas de colaboración en cloud han sido básicas para la productividad. Ahora vemos que pueden hacer mucho más. Gracias a la nube se han democratizado complejas herramientas. Tecnologías cloud, como el procesamiento del lenguaje natural o las plataformas Low-Code/No-Code, hacen posible que las personas asuman el control sin necesidad de soporte permanente de la función de TI. Eso significa que el personal de TI puede centrarse en tareas de más valor, pero también que todas las personas están capacitadas para usar la tecnología con más libertad para aumentar la productividad e impulsar la innovación.

Esta situación ofrece grandes oportunidades. G&J Pepsi, por ejemplo, equipó a un grupo de trabajadores sin apenas conocimientos sobre desarrollo de software con la herramienta cloud Power Apps de Microsoft, que simplifica el desarrollo de aplicaciones. El grupo creó ocho aplicaciones sin consultar a ningún desarrollador profesional, lo que ahorró a la empresa 500.000 dólares solo en el primer año.

Trabajar desde cualquier parte

Será muy difícil que las cosas vuelvan a ser como eran una vez finalice la pandemia. Lo más probable es que se imponga un modelo híbrido, con las personas trabajando parte del tiempo en la oficina y parte del tiempo en casa, dependiendo de las necesidades.

Hubo un tiempo en que la tendencia era Bring Your Own Device, pero ahora estamos yendo hacia un modelo de Bring Your Own Environment (BYOE). Los líderes pueden plantearse la necesidad de trabajar desde cualquier sitio, o bien elegir ciertos lugares, o con ciertas personas. Pero el nivel necesario de trabajo virtual, colaboración y conectividad no sería posible sin la cloud y tecnologías relacionadas, como las herramientas de ciberseguridad en cloud.

Tecnologías cloud como blockchain, registros distribuidos, bases de datos distribuidas o la tokenización, son la base para una nueva generación de sistemas multilaterales que intercambian datos entre personas y organizaciones, aumentando la eficiencia y creando nuevos modelos de negocio e ingresos. Durante la pandemia pasaron a primer plano tecnologías que antes se consideraban excesivamente complicadas, muy poco maduras o demasiado especializadas, desde seguimiento de contactos hasta pagos sin fricción. Las empresas confían en que esto no sea más que el principio. Nuestro estudio Technology Vision 2021 indica que el 90 % de los directivos cree que, gracias a los sistemas multilaterales, sus ecosistemas podrán crear unos cimientos más resilientes y adaptables para generar nuevo valor en sus organizaciones.

Si quieren liderar en un futuro incierto, las empresas tendrán que dominar el cambio y saber responder a la convergencia industrial, la localización de las cadenas de suministro, la virtualización masiva, y el cambio rápido y continuado de las expectativas de los clientes.

Con sus transformaciones digitales aceleradas, las empresas centradas en cloud están mejor preparadas para afrontar nuevos retos. La tecnología contribuirá a ampliar la definición de “valor” para incluir también el impacto positivo de las empresas sobre el medio ambiente y la vida de las personas.

Cloud ayudará a superar la incertidumbre para liderar el futuro. Lo importante ahora es aprovechar la nube para acercarse a las compañías líderes antes de que la distancia sea demasiado grande.

Por  Francisco Nuez, managing director de Accenture y responsable de Cloud First en España, Portugal e Israel.






Foto de Hunter Harrit de Unsplash

Normas