Imagen corporativa de Telepath.
Imagen corporativa de Telepath.
Redes sociales

Así funciona Telepath, la red social que quiere instaurar la amabilidad en la Red

Esta nueva plataforma aplica normas estrictas de moderación para mantener a raya a los 'haters' y combatir las 'fake news'

Hay un lugar en Internet donde los haters tienen la entrada prohibida: Telepath, una red social que se ha propuesto crear un espacio libre de discursos de odio promoviendo “conversaciones amables” y donde los usuarios no tienen permitido distribuir noticias falsas. Además, todo el contenido es efímero: desaparece a los 30 días. Para conseguir estos objetivos, sus creadores ponen énfasis en la moderación de las publicaciones, que sigue unas reglas muy estrictas y que ha reabierto el debate sobre la libertad de expresión.

Por el momento, Telepath se encuentra en fase de pruebas y solo admite a usuarios que accedan a través de una invitación. Pero cualquiera puede registrarse y comenzar a utilizarla si se apunta a la lista de espera. Es necesario facilitar nombre, apellidos y un número de teléfono real (para evitar que se registren bots) y, a los pocos minutos, se recibe un SMS remitido por el fundador de la red, Marc Bodnick, con un código de acceso.

Una vez dentro, las conversaciones están ordenadas por salas, con temáticas que van desde aficiones como la lectura a temas de actualidad como el coronavirus. Pero antes de empezar a publicar hay que aceptar unas normas de uso en las que reside la clave que diferencia a Telepath de otras redes sociales. La primera regla es ser amable: “no ataques a la gente ni a las cosas que publican. Asume que los demás tienen buenas intenciones”. "Cuando los usuarios son mezquinos en las redes sociales, suelen tener más visibilidad pero las conversaciones son más tóxicas”, explica Marc Bodnick, presidente de Telepath, según recogen varios medios internacionales. “Vimos la oportunidad de crear una nueva red social enfocada a la conversación y la conexión entre personas que comparten el mismo interés".

Sus normas de uso hacen especial hincapié en los ataques a grupos vulnerables como “las mujeres, el colectivo LGBTQ y las personas de color”: “No puedes atacar a nadie por su raza, religión, etnia, género, orientación sexual o identidad de género”. En este punto, hacen referencia a la paradoja de Karl Popper que señala que para mantener una sociedad tolerante es necesario ser intolerante con la intolerancia. Si se incumple cualquiera de estas reglas, la plataforma se reserva el derecho a bloquear y eliminar las cuentas de los usuarios.

No a los bots

Otro de los requisitos que diferencia a esta nueva red social es que exige que todos los usuarios estén identificados con su nombre y apellidos reales (excepto si a la persona se la conoce por otro nombre, como en el caso de las personas transgénero). En comparación, Facebook usa una política similar, pero solo pide una dirección de correo electrónico para registrarse, lo que facilita el registro de bots. Twitter solo pide una dirección de correo electrónico para crear una cuenta, por lo que publicar desde el anonimato es más sencillo.

La política de nombres de Telepath está destinada a garantizar que el equipo de moderación de contenido se pueda concentrar por completo en detectar abusos en lugar de averiguar quién es un bot y quién no. También es una forma de “humanizar la conversación”. Esta idea ya ha provocado algunas críticas de los usuarios que sienten que podría poner en peligro a muchas personas que usan seudónimos porque pertenecen a grupos marginados o vulnerables y lo hacen para mantenerse a salvo del acoso y el doxxing, el uso de información de identificación en línea para acosar a alguien.

“Asociar un nombre a un número de teléfono y aceptar a usuarios solo con invitación eran medidas necesarias para prevenir comportamientos abusivos” explica Tatiana Estévez, directora de comunidad y seguridad. De esta forma, si se expulsa a alguien, no puede volver a registrarse a no ser que se compren un número de teléfono nuevo.

Moderación humana, no automática

A la hora de moderar el contenido, la plataforma ha apostado por un equipo humano y por desarrollar sistemas propios, y no de terceros, que se adapten a sus criterios. Telepath dice que su volumen de usuarios crecerá más despacio a cambio de poder contratar a moderadores que trabajen internamente y a largo plazo. Serán humanos quienes decidan si un usuario está siendo amable o no. Pero, ¿quién decide qué es amable y qué no?

Algunas de las estrategias que utilizarán, según Estévez, se basan en un sistema de informes, flujos de contenido en tiempo real organizados por grupos (por ejemplo, un grupo de moderadores solo para los nuevos usuarios), así como varias formas de búsqueda para obtener contexto en torno a una publicación o un usuario problemático en particular.

Contra las noticias falsas

Las normas de uso también advierten de que cualquier contenido o bulo que se haya demostrado falso o la información que se comparta para confundir al resto de usuarios será eliminada. Para saber de quién puedes fiarte, están desarrollando un sistema de puntuación que determinará la reputación de los usuarios y una puntuación de confianza para los medios de comunicación.

En el caso de los usuarios, el objetivo es ayudar a la empresa a determinar la probabilidad de que el usuario infrinja las reglas. Esta información sería de uso interno. En el caso de los medios, la puntuación de confianza será la precisión de los hechos que cuentan. “Nuestra opinión es que, en realidad, un puñado de medios son responsables de la mayor parte de la desinformación. Nuestra intención no es determinar si The Washington Post es más preciso que The New York Times. Creo que el objetivo principal será identificar a los editores de desinformación que tienden a publicar fake news y reducir su distribución”, explica Bodnick.

Este plan, sin embargo, implica establecer reglas en Telepath que van en contra de lo que muchos consideran hoy "libertad de expresión". Hasta la fecha, ninguna otra red ha podido lograr estos objetivos y, dado que de momento está en fase beta, tampoco hay datos fiables que avalen si Telepath va a ser la primera en hacerlo.

Retina

23/10/2020
Normas