Renovarse o morir en la era digital
ESPECIAL PUBLICIDAD

Renovarse o morir en la era digital

La covid-19 ha acelerado la transformación digital de las empresas. En este nuevo panorama dominado por la tecnología, los negocios deben adaptarse lo antes posible para garantizar su supervivencia. El ejemplo de Adevinta Spain demuestra que el éxito es posible

La pandemia de la covid-19 ha afectado prácticamente a todos los sectores de la economía. En un tiempo récord, miles de empresas han tenido que adaptar su actividad al ámbito digital. Prácticamente de un día para otro, millones de personas cambiaron su trabajo presencial en la oficina por el trabajo a distancia desde sus domicilios. Este nuevo método de concebir las relaciones laborales ha demostrado su eficacia, y el rol que ha jugado la tecnología ha sido clave.

En pocos meses, la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que la digitalización ocupará un papel central. Las empresas, casi a marchas forzadas, se han visto obligadas a reinventarse, tanto para dar respuesta a los nuevos consumidores (cada vez más digitales) como para garantizar la seguridad y salud de sus empleados.

En este contexto, la apuesta por la tecnología, entendida y utilizada al servicio de las personas, debe ser una prioridad para toda la sociedad. Lo hemos comprobado en los últimos meses. Durante las semanas de confinamiento, las herramientas tecnológicas nos han ayudado a mantenernos cerca y a comunicarnos, pese a las barreras físicas y la distancia impuesta por el estado de alarma.

Por eso es una obligación de todos, empresas y ciudadanos, incorporar este cambio de mentalidad en nuestra conciencia colectiva. Porque esta transformación digital trasciende la esfera de la economía, va mucho más allá. Hoy en día, la práctica totalidad de nuestros hábitos y costumbres (consumo, negocio, ocio) pasa por el universo online. En este nuevo escenario, la transformación digital de las compañías ya no va a ser una opción, como ocurría hasta hace poco tiempo. Aquellas que no se adapten a las nuevas circunstancias no sobrevivirán. Sin digitalización ni tecnología, el recorrido es corto.

Adiós, papel. Hola, Internet

El caso de Adevinta Spain es un ejemplo perfecto de cómo adaptarse con éxito a la transformación digital. Desde que nació hace 180 años, la compañía ha sabido adaptarse a los cambios surgidos en cada época. En las dos últimas décadas, todos sus negocios de anuncios clasificados han abandonado el papel y han saltado a Internet, con un servicio 100% online desde hace más de 15 años.

La innovación ha guiado todo este proceso. Adevinta apostó desde el principio por incorporar las nuevas tecnologías para afrontar los desafíos. La compañía adoptó una visión a largo plazo y detectó enseguida la necesidad de innovar a la hora de ofrecer sus servicios, adaptados a las necesidades de cada cliente. Para ello, la formación continua de los empleados y la aplicación de metodologías de trabajo ágiles y eficientes ha resultado esencial. Factores que, en la situación económica y social en la que nos encontramos, tienen más vigencia que nunca.

Gracias a esta digitalización, Adevinta Spain se ha convertido en la referencia mundial de marketplaces digitales. La compañía opera en los principales sectores de la economía de nuestro país a través de Fotocasa, habitaclia, InfoJobs, coches.net, motos.net, Milanuncios y vibbo. En estos años, todas estas plataformas online han creado y fomentado hábitos de consumo digitales en los usuarios. Un ejemplo es InfoJobs, cuando hace 20 años revolucionó la forma de buscar empleo y hoy es una referencia en este ámbito, con el envío de ofertas personalizadas a sus usuarios basadas en los requisitos de búsqueda.

Porque Adevinta no solo ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, sino que acelera la transformación digital de los sectores en los que opera. La compañía ha sido capaz de acercar la innovación a sus clientes, participando de forma activa en la digitalización de sus negocios y, por tanto, contribuyendo directamente a su crecimiento y evolución.

Retina

28/10/2020
Normas