¿Has cambiado de número en el móvil? Cualquiera podría acceder a tu WhatsApp

¿Has cambiado de número en el móvil? Cualquiera podría acceder a tu WhatsApp

Migrar a un nuevo número de teléfono y dar de alta la cuenta en WhatsApp no implica que la línea vieja se haya dado de baja en la aplicación de mensajería

Suele ser más habitual de lo que cabe esperar: una promoción de un operador de telefonía puede resultar demasiado tentadora como para rechazarla. Para aprovecharla, en muchas ocasiones, nos invitan a jubilar el viejo número de teléfono y dar de alta uno. Nada fuera de lo habitual y estas transiciones, que, por fortuna, resultan ahora muy fluidas. Pero en muchas ocasiones hay un cabo que queda suelto y casi nadie recuerda atarlo: WhatsApp. Migrar a un nuevo número de teléfono y dar de alta la cuenta en WhatsApp no implica que la línea vieja se haya dado de baja en la aplicación de mensajería, y si nuestro número es reciclado, el nuevo usuario puede acceder a todas nuestras conversaciones y contactos. Y lo que es peor, comunicarse en nuestro nombre.Este susto se lo llevó el blogger Joseph Cox, que al dar de alta una nueva línea e instalar WhatsApp comenzó a recibir un bombardeo de mensajes que incluían fotos, vínculos y mucho texto. Este usuario únicamente había activado la aplicación WhatsApp en un número que, en teoría (y en la práctica), era de su titularidad. ¿Qué estaba fallando exactamente? En este caso, y como sucede en muchas ocasiones, el operador, ante la ausencia de nuevas numeraciones dado el elevado número de líneas operativas, reutiliza los viejos números que son empleados en nuevas altas.

WhatsApp ante un limbo de seguridad

En definitiva, si un usuario cambia a un nuevo número y no desactiva la cuenta de WhatsApp en el viejo, la puerta queda abierta de par en par para que el nuevo destinatario del viejo número acceda a todos sus whastapps. El drama de esta circunstancia reside en que esta situación se da por defecto: quien instala WhatsApp en una línea reciclada, no tiene que hacer nada más y el sistema le reconoce como el viejo propietario restableciendo las comunicaciones. Desde EL PAÍS hemos contactado con WhatsApp sin obtener respuesta. Una visita a su sección de Preguntas y Respuestas indica que el servicio de mensajería confirma esta circunstancia con absoluta normalidad.“Si el dueño anterior del número no borró su cuenta de WhatsApp, puede que tú y tus contactos puedan ver el número de teléfono en WhatsApp antes de que actives la cuenta nueva”, podemos leer, “puede que veas también la foto del perfil y la Info. (sic) que pertenecían a esa persona”. La plataforma de mensajería resta importancia a esta situación afirmando que “no hay nada de qué preocuparse. Esto solo significa que la cuenta antigua no fue borrada y por eso hay información antigua en el sistema”. Desde WhatsApp se desmiente en esta sección que el nuevo usuario pueda recibir mensajes de su antecesor, como asegura Cox: “No significa que el titular de la cuenta antigua tiene acceso a la cuenta de WhatsApp que actives en tu teléfono con tu número de teléfono nuevo”, afirma la compañía.

Los 45 días de gracia

Pero no está todo perdido. WhatsApp se reserva un as en la manga con el que mantiene, más o menos, la privacidad del usuario que cambia de número: “Después de 45 días de inactividad, si una cuenta se activa otra vez en un nuevo dispositivo”, explican en su sección de FAQ (preguntas frecuentes), “la tratamos como una cuenta nueva con un número reciclado. En este caso, eliminamos los datos de la cuenta antigua, como la foto del perfil y la Info. (sic)”. Esto es, si transcurridos 45 días sin que la cuenta en cuestión de WhatsApp se conecte y el servicio detecte que se activa en un número nuevo, se borran foto e información del perfil anterior.Ahora bien, ¿cuánto tarda un operador en reasignar un número antiguo a un nuevo usuario? Fuentes del sector informan a este diario que “los operadores tienen la obligación de mantener un periodo de guarda de 30 días. Después de este plazo de 30 días desde que un cliente da de baja su numeración, el operador puede asignarlo libremente a cualquier otro cliente”, esto es, que hay un limbo de 15 días en los que un usuario podría, teóricamente, dar de alta una nueva línea y acceder a la información de WhatsApp el usuario anterior.

¿Cómo protegerse?

Los operadores esperan que la nueva Ley General de Telecomunicaciones permita que “las entidades OTT (software y plataformas que emplean el ancho de banda) puedan ser reguladas dentro del sector de telecomunicaciones y les puedan imponer obligaciones específicas para el uso de sus servicios”. Pero hasta que esto se lleve a efecto, la mejor medicina será el sentido común y recordar dar de baja los servicios que por uno u otro motivo vayamos a dejar de utilizar.“Este problema es una mala práctica en el uso de nuestra vida digital”, explica Francisco Arnau, Responsable de la firma de seguridad Akamai en España, “cuando cambiamos de casa, la dejamos vacía y eso nos parece más que lógico. Sin embargo, cuando hablamos de dispositivos digitales o nuestros perfiles en las aplicaciones que utilizamos, no le damos importancia”. En definitiva, si por algún motivo se va a abandonar una línea sobre la cual se utilizaba WhatsApp, resulta fundamental migrar el número o eliminar la cuenta (ambas opciones se pueden llevar a cabo desde los ajustes de la propia aplicación) antes de concluir el proceso de migración.Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Retina

09/07/2020
Normas