José Luis Sancho, managing director de innovación, crecimiento y estrategia de Accenture.
José Luis Sancho, managing director de innovación, crecimiento y estrategia de Accenture.
Observatorio Retina - La crisis del coronavirus

José Luis Sancho: “No hay que dejar a nadie atrás. Los mayores son los más damnificados”

El 'managing director' de Innovación, Crecimiento y Estrategia de Accenture sostiene que la solución no es frenar la globalización, sino desarrollar nuevas soluciones que nos permitan responder a estas pandemias

El Observatorio Retina de EL PAÍS es un foro que reúne a 50 grandes expertos en tecnología en España: directivos, emprendedores, académicos, responsables públicos e investigadores que nos ayudan a identificar las grandes tendencias y entender su impacto en nuestras vidas. Hemos preguntado a 18 de ellos qué puede aportar la innovación en la lucha contra el coronavirus. Estas son las respuestas de José Luis Sancho, managing director de Innovación, Crecimiento y Estrategia de Accenture.

¿Qué pueden hacer la tecnología y el ecosistema digital en este momento para combatir la crisis?

Lo primero que me gustaría decir es que hay muchas, personas en España que están luchando contra esta crisis en este momento, incluidos los médicos, las enfermeras, los servicios de emergencia y los que cuidan de amigos y familiares enfermos. España está en el centro de la pandemia y este es un gran desafío para nuestras comunidades, empresas y ciudadanos. Por eso nuestro pensamiento y apoyo están con todos los que participan en esta lucha.

Estamos viendo muchos ejemplos de cómo la tecnología está funcionando como una herramienta clave para ayudar a combatir la crisis. Desde su apoyo a los servicios de emergencia para recopilar datos sobre la propagación del virus, colaboraciones para desarrollar ventiladores o impresión 3D de máscaras faciales, hasta herramientas de comunicación para permitir que millones de trabajadores en todo el país teletrabajen desde casa o estén en contacto con sus familias y amigos.

En Accenture, ya teníamos implementadas a escala tecnologías de colaboración e infraestructura para el trabajo en remoto. Por ejemplo, somos el mayor usuario de Teams (Microsoft) en el mundo. Contar con un entorno de trabajo digital flexible que permita el teletrabajo a escala es un beneficio clave de la tecnología. De hecho, estamos utilizando nuestra gran experiencia en trabajar juntos y de manera virtual en Accenture y con nuestros clientes para ayudar a adaptar la forma en la que se trabaja desde casa.

La tecnología también está ayudando en la economía. Por ejemplo, las cadenas de suministro críticas están utilizando datos en vivo para rastrear dónde se necesitan más suministros médicos y de alimentos, y hay herramientas educativas basadas en plataformas que permiten a los profesores y alumnos continuar aprendiendo aun estando los centros educativos cerrados.

Por otro lado, estamos viendo cómo los retailers están reforzando sus ventas online, como un canal complementario y a su vez más resistente, a través del cual pueden sobrevivir al cierre de sus tiendas físicas. Además, se está utilizando big data en tiempo real en las investigaciones para realizar un análisis de las moléculas del virus en tiempo récord. En tiempos de crisis, vemos cómo las innovaciones se aceleran para satisfacer nuestras necesidades y la tecnología juega un papel fundamental en esto.

¿Qué iniciativas podrían adoptarse a medio plazo para mitigar esta o nuevas epidemias?

Tenemos que trabajar en la globalización inteligente utilizando las tecnologías digitales. La solución no es frenar la globalización sino desarrollar nuevas soluciones que nos permitan protegernos mejor o responder a estas pandemias. Podemos hacerlo creando plataformas globales de big data con casos en tiempo real que permitan a los sistemas de salud de los diferentes países conocer la evolución de las posibles pandemias, con criterios e información comunes, con modelos que incorporen inteligencia sobre la propagación y que permitan la simulación.

También podemos trabajar en cómo transformar algunas plataformas de colaboración, que hasta ahora han sido básicamente sociales, para convertirse en una parte clave de la actividad real, en el trabajo, la educación o la colaboración ciudadana frente a las crisis. Como hemos visto, algunas de ellas se han vuelto críticas para permitir la compra de suministros esenciales, movilizar voluntarios, entregar alimentos y ayudar al aprendizaje en línea para las escuelas.

Fomentar la atención a los ciudadanos de manera digital y complementar así a los canales tradicionales de primeras preguntas, respuestas y acciones está siendo uno de los grandes problemas de esta pandemia y la inteligencia artificial puede contribuir eficientemente a resolver este problema.

Finalmente, es crucial no dejar atrás a ningún colectivo en la digitalización con soluciones e interfaces preparadas para ellos. Tenemos el ejemplo de las personas mayores, son uno de los colectivos más damnificados y a los que menos están ayudando los medios digitales. Las nuevas interfaces de voz y video son imprescindibles para apoyarles.

¿Cómo cres que será nuestro mundo después de esta crisis?

No hay un manual para esto. Pero estoy seguro de que las tecnologías digitales serán parte de la solución. Nosotros estamos trabajando en analizar cómo varía el impacto, observando a cada sector industrial, a las distintas geografías y entendiendo el trabajo que se necesita y, por supuesto, siendo conscientes de que gran parte de la labor que hacemos para nuestros clientes es crítico para ellos. Es pronto para especular cómo todo esto puede desarrollarse.

CONSULTA MÁS OPINIONES DEL OBSERVATORIO RETINA

Retina

30/09/2020
Normas