Baronics, el robot camarero
Baronics, el robot camarero
Robótica

Los robots, listos para enviar comida a domicilio en España

El sector promete que los autómatas que elaboren cócteles o lleven comidas sean realidad en poco tiempo Las ventas de estas máquinas han aumentado durante los últimos años

Poco a poco, los robots van siendo capaces de preparar y servir bebidas, cocinar diversos platos e incluso transportarlos a las mesas y dirigirse a un punto de recarga cuando su batería se está agotando. Un ejemplo es Yape, el vehículo de entrega a domicilio de Just It, la compañía que envía comida preparada del restaurante a casa. Puede transportar hasta 70 kilogramos de peso y es 100% sostenible porque tiene un motor eléctrico. “Para garantizar la entrega, el dispositivo emplea un sistema de sensores y cámaras de vídeo que le permiten evitar los obstáculos que se puede encontrar, conocer el estado de los semáforos o del tráfico”, asegura Patrik Bergareche, director general de Just Eat España. El vehículo tiene una autonomía de 80 kilómetros.

Bergareche hizo este anuncio esta semana durante la cuarta edición de Hospitality Innovation Planet (HIP) celebrado en IFEMA (Madrid). Este evento mostró, entre otras actividades, las novedades de robótica en hostelería que llegarán a España los próximos años.

Esta semana, la programación y la robótica se han unido en la cuarta edición de  para mostrar, entre otras actividades, las novedades de robótica en hostelería que llegarán a España los próximos años. Todo ello unido a plataformas digitales para controlar las tareas de los empleados o los pedidos a los proveedores de los restaurantes, servilleteros digitales para llamar al camarero o pedir la cuenta apretando una pantalla desde la mesa.

Una compañía que envía de comida preparada del restaurante a casa. Puede transportar hasta 70 kilogramos de peso y es 100% sostenible porque tiene un motor eléctrico. Para garantizar la entrega, el dispositivo emplea un sistema de sensores y cámaras de vídeo que le permiten evitar los obstáculos que se puede encontrar, conocer el estado de los semáforos o del tráfico”, asegura Patrik Bergareche, director general de Just Eat España. El vehículo tiene una autonomía de 80 kilómetros.

La empresa ha probado el robot en una zona del norte de Londres. Los autómatas llevaban la comida hasta el domicilio del destinatario, al que la empresa envía una notificación dos minutos antes de llegar a través de una aplicación, y otra cuando el vehículo está en la puerta. El robot se desbloquea con un código de acceso que los clientes recibían junto con el pedido.

Este robot es una versión mejorada de Statship, un autómata que transporta 20 kilogramos de peso (el equivalente a tres bolsas de supermercado). Esta máquina con forma de caja blanca con detalles negros también cuenta con una cámara frontal y tres ruedas a cada lado accionadas por una batería eléctrica. Actualmente los robots de Starship están programados para recorrer seis kilómetros, aunque la compañía planea ampliar el radio de entrega. Este transporte cuesta 1,16 euros y operan en Milton Keynes (Reino Unido), Tallín (Estonia) y algunas zonas de EE UU, como el campus de la Universidad George Mason en Fairfax (Virginia), la Universidad del Norte de Arizona y en el estado de Washington, el octavo del país que legaliza los robots mensajeros.

En España tendremos que esperar hasta 2024, que es cuando se estima abrir el debate para legalizar el nivel cinco de conducción autónoma, es decir, que los robots sean completamente independientes y poder seguir los pasos de Starship o Scout (un androide similar de seis ruedas pintado de color azul, propiedad de Amazon). La compañía está probando los robots en un barrio del condado de Snohomish, Washington (EE UU), donde entregan paquetes durante el día de lunes a viernes.

Las ventas mundiales de robots han aumentado paulatinamente durante los últimos años, según un estudio de Robotics Industry Association (RIA). El año 2017 se vendió un 31% más que en 2016. Pero 2018 supuso un nuevo récord de venta de robots, llegando a las 35.880 unidades, es decir, un crecimiento del 7% con respecto al año 2017. En el sector de la robótica en alimentación, también se registró un aumento del 41% de las ventas en 2018 con respecto a 2017. El estudio Global Autonomous Delivery Robots Market, elaborado por diferentes empresas de robótica como Carbon Robotics, Anybot, Autonomous Solutions, Starship Technology, Aethon, y 3D Robotics entre otras, aseguran que el negocio de vehículos autónomos de reparto crecerá un 16% entre 2019 y 2025.

Otro ejemplo es el de Penny, un robot camarero. Es blanco y negro, tiene forma de cilindro para poder apoyar dos bandejas. La máquina está dotada con sensores que le permite moverse por espacios vacíos del local sin chocarse con el mobiliario o los clientes. Bear Robotics, la compañía propietaria del robot, asegura que quiere transformar el futuro del trabajo de foodservice en tareas repetitivas. “El personal de sala y los camareros pueden disponer de más tiempo con los clientes para garantizar fidelización y dejar que el robot haga el trabajo más físico y sucio a la vez”, asegura John Ha, cofundador de Bear Robotics. Hasta la fecha, el robot Penny ha asistido a camareros en una pizzería en Mountain View, salas de banquetes en Sunnyvale, un casino en Los Ángeles y cafeterías en Tokio (Japón) y Seúl (Corea del Sur). “Los camareros caminan entre 11 y 14 kilómetros al día y estos robots ayudan a mejoran su comodidad”, asegura Marius Robles, cofundador de Food By Robots.

Baronics por su parte, ha desplegado las primeras unidades de robot coctelero en hoteles, bares, casinos y cruceros. El brazo robótico de esta compañía es capaz de preparar cócteles, refrescos y cafés. El cliente selecciona previamente la bebida deseada en una pantalla táctil y en pocos segundos, la máquina la prepara. La compañía Oms y Viñas ha presentado su robot cervecero y su robot Burger, que han sido programados en menos de 48 horas. “El robot monta una hamburguesa en unos dos minutos y tira una caña en 8 segundos”, añade Robles.

La conquista de los robots, en cifras

Ventas. Las ventas mundiales de robots han aumentado paulatinamente durante los últimos años, según un estudio de Robotics Industry Association (RIA). El año 2017 se vendió un 31% más que en 2016.

Récord. 2018 supuso un nuevo récord de venta de robots, llegando a las 35.880 unidades, es decir, un crecimiento del 7% con respecto al año 2017. En el sector de la robótica en alimentación también se registró un aumento del 41% de las ventas en 2018 con respecto a 2017.

Estudio. El estudio Global Autonomous Delivery Robots Market, elaborado por diferentes empresas de robótica como Carbon Robotics, Anybot, Autonomous Solutions, Starship Technology, Aethon y 3D Robotics, entre otras, aseguran que el negocio de vehículos autónomos de reparto crecerá un 16% entre 2019 y 2025.

Más información

Retina

05/12/2020
Normas