El control por voz salta al mando de la televisión
Especial publicidad

El control por voz salta al mando de la televisión

Telefónica lanza un dispositivo con el que los usuarios de Movistar+, a través de la voz, pueden cambiar de canal, realizar búsquedas y solicitar recomendaciones gracias al asistente virtual Aura

Los asistentes por voz representan una de esas tecnologías que la mayoría de empresas lucha por incorporar dentro de su paquete de servicios. Según datos de Google, una cuarta parte de las búsquedas que se realizan a diario en su buscador llegan a través de la voz. Un estudio de eMarketer cifra en el 42,2% el porcentaje de estadunidenses usuarios de internet que emplea un asistente de voz.

La tendencia al alza parece casi indiscutible. Siri, Alexa y Cortana son algunos de los nombres propios y más conocidos, pero no significa que sean las únicas. Telefónica, con la ayuda de su inteligencia artificial Aura, ha dado el salto vocal al mando de la televisión para que los clientes de Movistar+ manejen la plataforma sin pulsar un botón.

“La gente solo sabe hablar y escuchar. Aquí es donde entra la interfaz vocal. ¿Por qué vamos a escribir cuando tenemos habilitadores que ayudan a que surjan estos nuevos servicios?”, se pregunta Fernando Enrile, director de estrategia y desarrollo de Movistar+. Como si el mando se transformara en un micrófono, solo con pulsar el botón de Aura, el usuario puede preguntarle al dispositivo cuándo juega su equipo favorito, conocer qué película le recomiendan o enterarse de todas las funcionalidades de este nuevo sistema. “Queremos ofrecer una experiencia muy personalizada y sencilla, que sea muy humana y transparente para los usuarios. Esto no es otra cosa que simplificar algo tan cotidiano como ver la televisión”, sostiene.

Con más de 30.000 contenidos disponibles en Movistar+, la tarea de que cada usuario tenga en el momento lo que pide resultaría complejo de no contar con la inestimable ayuda de la inteligencia artificial. Gracias al machine learning, el asistente por voz emplea algoritmos cada vez más complejos con el fin de conocernos. Como explica Enrile, para comprender las preferencias de un cliente, no es lo mismo que tenga 30 minutos y vea solo una cosa en ese tiempo que ponga tres capítulos de este contenido en un espacio de dos horas. “El conocimiento del usuario a través de la tecnología interviene para saber lo que le gusta. La gente no tiene paciencia. La gente lo quiere ahora”, zanja.

La transformación que vive un sector tan popular como el audiovisual parte del vídeo por internet como premisa innovadora fundamental. Con la suma del auge de los dispositivos personales, tenemos la combinación perfecta para que la disrupción haya sacudido con fuerza a todo el sector. Tan solo con pulsar una app ya accedemos a un sinfín de contenidos a la carta. “Esto va de una televisión total. Un entretenimiento de cualquier tipo de contenido, en cualquier pantalla y en cualquier lugar donde haya conexión a la Red. Al masificar la tecnología tenemos que tener cuidado en cómo se la presentamos al usuario, por más fácil que sea emplear la voz que navegar directamente con un mando”, advierte. 

Experiencia innovadora reciente

La evolución técnica que presenta Telefónica no es más que la continuación de una experiencia innovadora adquirida en los últimos cinco años después de la compra de Canal+. Opciones como el control de una emisión, la grabación, el consumo de programas y el cambio de los propios menús son algunos ejemplos de los saltos que ha dado. Como insiste en recordar Enrile, siempre de la manera más natural y suave posible para los usuarios. Con el control por voz llega otro tipo de interfaz, aunque basada en todas las características previamente incorporadas en Movistar+. “Sacar de todo tu producto lo que es relevante en ese momento requiere de unos parámetros que el cliente ha de compartir contigo para facilitarle la interacción por voz”, añade.

Fernando Enrile, director de estrategia y desarrollo de Movistar+.

Este nuevo mando se conecta con el descodificador no solo mediante infrarrojos, sino también a través de Bluetooth, lo que permite utilizar Aura para interactuar con el servicio Movistar+ sin necesidad de que haya una visibilidad directa entre ambos elementos. El nuevo servicio tendrá su propio recorrido. El primer paso está dado, pero hasta dónde llegue es un gran interrogante. “El aprendizaje automático es importante para nosotros, aunque para este tipo de preguntas cortas no es la única solución. Necesitamos otros atajos técnicos y la innovación puede llevarte por otros derroteros”, concluye. De las pocas certezas en medio del cambio es que los usuarios serán quienes validen la apuesta; y no van a esperar precisamente sentados en el sofá delante del televisor. 

Retina

14/08/2020
A bordo del Uber chino sin conductor
01

A bordo del Uber chino sin conductor

Didi opera ya un centenar de vehículos autónomos en un proyecto que se extenderá por el mundo. Subimos en uno de ellos y damos fe: funcionan.

Normas