En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Mercedes-Benz Stadium de los Atlanta Falcons (a la derecha) está considerado uno de los más avanzados del mundo.
Mercedes-Benz Stadium de los Atlanta Falcons (a la derecha) está considerado uno de los más avanzados del mundo.
En portada

Lo inteligente es tener un estadio inteligente

Un estadio brasileño tiene el honor de ser pionero mundial por iluminarse a partir de la energía cinética que genera el movimiento de los propios jugadores. Es el pequeño campo de Morro da Mineira, una favela de Río de Janeiro. Hay otros ejemplos

El ejemplo de Morro da Mineira no ha pasado desapercibido en Europa. Ni en España, que cuenta con una de las ligas más prestigiosas del mundo. Algunos de los principales clubes del país están considerando aplicar en sus estadios una tecnología capaz de transformar las pisadas de sus aficionados en electricidad. Cuando se redactó este texto, Barça, Real Madrid y Atlético ocupaban la cabeza de la Liga. Y esa rivalidad se está trasladando a la incorporación de las últimas tecnologías a sus estadios.

La delantera la ha tomado de momento el nuevo Wanda Metropolitano. El estadio del Atlético es considerado el más tecnológico de España. Es el primero con iluminación 100% led de Europa y encaja en la definición de miniciudad inteligente con 1.600 puntos de acceso wifi, 1.000 kilómetros de fibra y pantalla gigante por todo el perímetro.

El Bernabéu le sigue tan de cerca que hasta comparten socio tecnológico: Telefónica. El club merengue aspira a superar a su rival madrileño con más cobertura wifi, un videomarcador 360º aún mayor y un espacio exclusivo para esports. Y los culés preparan la gran transformación del Espai Barça. El Camp Nou mutará sin dejar de acoger partidos y podría ser el primero en Europa con red 5G permanente.

El Wanda Metropolitano, del Atlético de Madrid, es el estadio más tecnológico de España.

Mastodontes portátiles

Los estadios de fútbol se han convertido en tótems, no solo de los equipos sino también de las grandes ciudades, y constituyen una especialidad arquitectónica propia. En unos predomina el carácter multiusos, como el Sapporo Dome, en Japón, que cambia el césped natural por el artificial para pasar de fútbol a béisbol. En otros, la sostenibilidad. Los 4.000 paneles solares del Mercedes Benz Atlanta generan energía suficiente para más de 23 partidos anuales, el recinto puede almacenar millones de litros de agua de lluvia para reducir inundaciones en su zona y es el primero en Norteamérica con certificación Leed de edificación sostenible. También se ha logrado incorporar una funcionalidad hasta ahora impensable: la portabilidad del mastodonte.

El nuevo Ras Abu Aboud (en la ciudad de Al Khor, una de las sedes del Mundial de Qatar 2022) puede ser desmontado como un mecano, empaquetado y reconstruido pieza a pieza en cualquier otro lugar. Así se evita que acabe en una infraestructura arrumbada y saqueada, como algunas de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Experiencias los 365 días

Pero más allá del edificio y su evolución digital, lo que importa es cómo potencian el espectáculo para transformarlo en negocio. Los estadios inteligentes siguen un modelo ya rodado en Estados Unidos, donde los espectadores pueden encargar con el móvil comida o bebida que le llevan a la butaca, pagarla con el smartphone y recibir en una app un vídeo del momento en el que celebraban un gol para que lo compartan. “Es un modelo orientado a la experiencia del aficionado para que los estadios sean sostenibles financieramente y generen nuevos ingresos”, explica el consultor Javier Doña. “Con experiencias los 365 días del año, más allá de los días de partido”, desde ofertas retail o contenidos online a la organización de congresos y eventos empresariales. Los tres, Atlético, Barça y Madrid, han emprendido ese camino.

Retina

25/10/2020
07
El transporte que mola, en la Revista Retina

El transporte que mola, en la Revista Retina

“¿Es verdad que para desplazarse por la calle una sola persona se montaba en un artefacto contaminante de una tonelada que estaba aparcado el 95% del tiempo?”, nos preguntarán nuestros nietos.

Normas