En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
'Creative engineering'. Ilustración de 1949
'Creative engineering'. Ilustración de 1949
FIRMA INVITADA

¿Se nos va la olla? (literalmente)

La disciplina de la transferencia mental trata de convertir la mente humana en un código e incluso liberarla del sustrato físico.

Dentro del fabuloso mundo del transhumanismo, que propone construir una humanidad mejor (o algo así) integrando la tecnología en nuestra naturaleza, quizás lo más extremo y asombroso sea la llamada transferencia mental.

Consiste en transferir la mente humana a un código, como si fuera un programa informático, que luego se pueda montar en cualquier otro soporte, por ejemplo, un nuevo cuerpo robótico o una tableta. Nuestra mente en un ordenador potente podría incluso funcionar mejor que en nuestro viejo cerebro biológico, según opina Ray Kurzweil, teórico de la Singularidad Tecnológica.

Una curiosa consecuencia del asunto es que, teóricamente, podrían hacerse múltiples copias del yo… pero, ¿quién sería yo? Por supuesto, una mente convertida en algo así como un software sería potencialmente inmortal que es lo que, en última instancia, pretenden muchos transhumanistas: vivir para siempre, con lo feo que se está poniendo el mundo.

Dentro de esa corriente todavía hay ideas más locas, como la de la mente sin sustrato, es decir, la disociación de la mente de la materia, convertirnos en pura consciencia, en seres evanescentes, como los espíritus.

Aunque generalmente la transferencia mental (y, sobre todo, la mente sin sustrato) es considerada una excentricidad, según cuenta Mark O’Connell en el reciente ensayo Cómo ser una máquina (Capitán Swing), en Silicon Valley, donde todo parece posible (excepto encontrar un alquiler razonable), se habla del tema sin ningún tipo de tapujo.

De hecho, la empresa Carboncopies, cofundada por el neurocientífi co Randal A. Koene, trabaja en el asunto. Algún día seremos una cuenta de Twitter y nos pasaremos la vida (eterna) entre hashtags e insultos. ¿Qué foto pondremos de perfi l? Lo que yo me pregunto es qué hace una mente sin sustrato para sacar la basura, tomar cañas o pasar los domingos por la tarde.

Retina

20/01/2020
03
Pero, ¿para qué sirve realmente bitcoin?

Pero, ¿para qué sirve realmente bitcoin?

La crisis entre Irán y Estados Unidos disparó la cotización de bitcoin, dando argumentos a los que lo comparan con el oro. ¿Está mutando de piel el valor especulativo por excelencia?

Los proyectos militares más innovadores (y temibles) de 2019
09

Los proyectos militares más innovadores (y temibles) de 2019

La tecnología avanza a pasos de gigante en todo tipo de ámbitos, pero hay un campo donde la innovación tiende a estar un paso por delante: el militar. Analizamos algunos de los proyectos más interesantes que ha visto la industria en el último año.

Normas