Así triunfa una red social sin seguidores, ‘likes’ ni comentarios

Así triunfa una red social sin seguidores, ‘likes’ ni comentarios

VSCO es una plataforma para creadores de contenido que cuenta con 20 millones de usuarios, en su mayoría adolescentes atraídos por la posibilidad de expresarse libremente sin la presión de los ‘me gustas’

Nació como plataforma para creadores y ha causado sensación entre los adolescentes. Sin pretenderlo, VSCO ha entrado en la lista de apps de moda que engancha a la Generación Z. Más del 75% de sus 20 millones de usuarios tiene menos de 25 años. Presume de lo que la diferencia del resto: en ella no hay seguidores, ni ‘me gustas’, ni comentarios. Que no tenga esa presión social es lo que más atrae de VSCO y su principal ventaja respecto a otras plataformas donde los adolescentes comparten contenido y que se encuentran en el punto de mira por su asociación con problemas de ansiedad y depresión.

De todo ello habla Greg Lutze, cofundador de VSCO y ponente en Web Summit 2019, donde le entrevistamos.

¿Cómo nació VSCO?

Fue en 2011. Mi cofundador era fotógrafo y yo diseñador. Queríamos crear una plataforma de creadores para creadores, un lugar donde la gente pudiera crear y expresarse. Luego, con el tiempo, a medida que la comunidad crecía, nos dimos cuenta de que se estaban empezando a unir muchos adolescentes.

¿Por qué?

Lo que nos cuentan ellos mismos es que el hecho de que no haya seguidores, comentarios o ‘me gustas’ quita mucha presión. Sienten que es un espacio donde pueden ser ellos mismos. A menudo dicen: “Si quieres saber quién soy realmente, mira mi VSCO”. En la mayoría de redes sociales tienes que ser muy cuidadoso con cómo te muestras, es una visión manipulada de quién eres, más orientada a la marca personal. En VSCO no hay esa presión social de llevar siempre la ropa adecuada o comer la comida adecuada.

Greg Lutze, cofundador de VSCO, durante su ponencia en Web Summit 2019.

¿Habláis con ellos?

Muchísimo. Nos sentamos y escuchamos, y nos damos cuenta de que ya no estamos desarrollando VSCO para nosotros sino para esta increíble comunidad creativa que en su mayoría compone la Generación Z.

¿Por qué les gusta VSCO, más allá del tema de la presión social?

Originalmente la gente se unía porque tenemos una muy buena herramienta de edición de foto. Eso ha cambiado en el último año y medio. Ahora vienen mayoritariamente por la comunidad.

¿Esperabais esta avalancha de usuarios jóvenes?

Honestamente, nos pilló por sorpresa, aunque, si piensas en nuestra misión, tiene sentido. Queremos ayudar a todas las personas a enamorarse de su creatividad y proporcionarles las herramientas necesarias para poder desarrollarla, además de inspiración. La primera parte la proporciona la plataforma y la segunda la comunidad. También queremos ayudarles a conectar y ofrecer educación para mejorar sus creaciones. Nuestro prisma es un viaje creativo muy holístico.

¿Por qué no hay seguidores, comentarios o ‘me gustas’ en VSCO?

La base de todo es la idea de que esas métricas de redes sociales no están realmente vinculadas a la creatividad y la expresión. Son un elemento añadido. Al principio tuvimos una conversación con un fotógrafo que nos contó que en otras plataformas solo comparte fotos de paisajes porque los retratos, que es lo que en realidad le gusta hacer, no consiguen suficientes clics. Escuchar eso fue decepcionante y triste. Pensamos que debíamos habilitar un espacio donde personas como él pudieran sentirse libres.

El razonamiento es el mismo en el caso de los adolescentes. Muchos de ellos tienen miedo de publicar lo que quieren porque les preocupa no obtener suficientes ‘me gusta’. Para nosotros eso no tiene sentido. Cuando caminas por una galería no sacas una pegatina dorada del bolsillo para indicar que algo te gusta. Eso sería muy raro. Simplemente disfrutas de la foto, del proceso de aprendizaje del arte y, como artista, te diviertes creando. Queremos que las personas sepan que son geniales tal como son y que lo que están creando y compartiendo es genial tal como es.

Lejos de sentirse bien, se relaciona con las redes sociales la aparición o agravamiento de problemas de ansiedad, depresión o sensación de aislamiento social entre los adolescentes

Es muy difícil vivir constantemente en ese mundo donde estás todo el tiempo buscando validación en lo que piensan otras personas. Caminan entre el miedo a perderse algo y la necesidad de mostrar al mundo a alguien que no son, usando una máscara. Es sobrecogedora la presión a la que se enfrentan. Todos la sentimos de algún modo pero es especialmente acusada si estás creciendo y tratando de descubrir tu identidad, quién eres y cómo encajas en el mundo.

En la mayoría de redes sociales tienes que ser muy cuidadoso con cómo te muestras, es una visión manipulada de quién eres

A ello se suma que cada vez más adolescentes aspiran a ser influencers. ¿Tiene VSCO alguna responsabilidad en ello?

No vemos ese tipo de comportamiento en nuestra plataforma porque no lo recompensamos ni incentivamos. Lo que sí apreciamos es que hay gente que tiene una cantidad enorme de seguidores en redes sociales y que usa VSCO para compartir su vida real. Por ejemplo una chica que es modelo y tiene medio millón de seguidores usa Instagram como su marca, su cara pública profesional, pero remite a VSCO para lo personal, lo cotidiano.
En todo caso, diría que todos tenemos una responsabilidad sobre qué expresamos y cómo influimos y guiamos a la gente. En VSCO tenemos voz y creemos que no deberíamos ser meros espectadores sino guías o mentores. Nuestra misión es ayudar a todos a enamorarse de su creatividad. Queremos celebrar un mundo de diferencias creativas donde las personas sean ellas mismas. Eso es lo que hace del mundo un lugar realmente especial.

El meme de ‘la chica VSCO’ se ha hecho viral y ha protagonizado artículos de todo tipo

Representa el estereotipo de una adolescente de clase media alta que lleva un cierto tipo de vestido holgado, poco maquillaje y habla de cierta forma, y que usa botellas de agua y pajitas de metal. Nació de un subconjunto de usuarios de nuestra plataforma que lo ha puesto de moda. Es una forma de expresión, la cultura adolescente, de lo que los jóvenes captan en la vida. Están experimentando y descubriendo qué es importante para ellos y quiénes son. Si profundizas más, lo que es más interesante es que, incluso a una edad muy temprana, son conscientes de los problemas medioambientales [de ahí las pajitas de metal para salvar a las tortugas]. Además, como resultado de este meme, muchas marcas de cosméticos están reportando pérdidas porque la Generación Z está usando menos maquillaje: se sienten más cómodos con que otros les vean como son.

Teniendo en cuenta la competencia entre redes sociales y plataformas de contenido y su volatilidad, ¿cómo garantizar la supervivencia de VSCO? ¿Qué será lo próximo?

Nuestra comunidad está pidiendo nuevas formas de expresarse. Sabemos que les encantan las fotos pero que también quieren hacer videos, diseños y collages, y estamos creando herramientas que permitan hacerlo y combinar diferentes tipos de medios. También nos estamos asociando con Snapchat para lanzar nuevas lentes y filtros. Por otra parte, sabemos que los usuarios quieren conectarse con grupos más pequeños y colaborar creativamente, por lo que vamos a habilitar formas de encontrar a personas con intereses comunes. Tenemos que continuar evolucionando y buscar nuevas herramientas para satisfacer sus necesidades.

VSCO en cifras

Fundada en 2011, lanzó su negocio de suscripción en 2017 y superó los dos millones de suscriptores en 2018, cifra que esperan duplicar pronto en 2020. Tienen más de 20 millones de usuarios activos por semana y han recaudado 90 millones de dólares en dos rondas de inversión (series A y series B).

Retina

25/10/2020
07
El transporte que mola, en la Revista Retina

El transporte que mola, en la Revista Retina

“¿Es verdad que para desplazarse por la calle una sola persona se montaba en un artefacto contaminante de una tonelada que estaba aparcado el 95% del tiempo?”, nos preguntarán nuestros nietos.

Normas