Participantes en el COP25  de Madrid.
Participantes en el COP25 de Madrid.
Retina para Indra

Las armas de Indra para la lucha contra el cambio climático

Indra trata de que su papel en la lucha contra el cambio climático vaya mucho más allá de sus políticas corporativas, a través de productos y soluciones que aporten en la acción global por el clima.

Indra trata de que su papel en la lucha contra el cambio climático vaya mucho más allá de sus políticas corporativas, a través de productos y soluciones que aporten en la acción global por el clima. Por ejemplo, la compañía lidera proyectos europeos de observación de la Tierra, gestión de la información geoespacial y monitorización climática y medioambiental, con los que trata de facilitar la detección de cambios y riesgos en el entorno, mejorar la prevención y la toma de decisiones y dar una respuesta ágil y coordinada ante fenómenos naturales extremos y desastres climáticos o se ayuda en la gestión de emergencias. Esta tecnología, asegura la compañía, ya ha demostrado su efectividad en proyectos desarrollados en Europa, América, Asia y África.

En lo que respecta a tráfico aéreo, el 85% de los pasajeros de los cinco continentes vuelan gracias al uso de tecnología de Indra, y es un socio clave en el programa SESAR de creación del Cielo Único Europeo, que trabaja para reducir las emisiones por vuelo un 10% optimizando las rutas de tráfico aéreo. 

Las soluciones de Indra ya han permitido reducir entre un 15% y un 25% las emisiones contaminantes mensuales en el ferrocarril aplicando big data e inteligencia artificial; han alcanzado una tasa de puntualidad del 98% en líneas regulares de tren y autobús, fomentando el uso del transporte público, y han conseguido reducir el 100% del papel utilizado en las gestiones portuarias gracias a la tecnología de ventanilla única.

Indra, gracias a su tecnología y profundo conocimiento de todos los modos de transporte, encabeza una intermodalidad inteligente y sostenible, capaz de promover el uso del medio de transporte más adecuado para cada necesidad y distancia, teniendo en cuenta el impacto medioambiental. Los sistemas de ticketing que ha implantado en más de 50 ciudades y que gestionan más de 15 millones de transacciones diarias avanzan hacia el pago con el teléfono móvil, que supondrá una reducción del uso de plástico y papel de hasta un 70%.

También se evita un notable volumen de emisiones en el transporte gracias a sus simuladores, ya que hacen posible que pilotos y conductores se entrenen sin apenas impacto ambiental negativo, pero con total realismo, hasta el punto de que las horas de vuelo en los simuladores más avanzados de Indra (full flight simulators-FFS) se valoran como horas de vuelo en un avión real. El uso de estos simuladores FFS contribuye a una mejora ambiental superior a las 500.000 toneladas de CO2 al año. En cuanto a los simuladores de conducción, por ejemplo, los cuatro simuladores de Indra en la EMT de Madrid suponen un ahorro de más de 100 toneladas de CO2 al año en el cielo de la capital.  

Gestión inteligente y sostenible de los recursos

En cuanto a la gestión inteligente y sostenible de las ciudades, Minsait, la compañía de Indra que engloba todos sus negocios de Tecnologías de la Informacion y Transformación Digital, cuenta actualmente con una herramienta con la que ha conseguido disminuir más del 35% el consumo de agua para riego y el 45% del consumo energético de alumbrado y edificios públicos a través del uso de sensores y del análisis de información en tiempo real.

Las soluciones de Minsait, además, permiten ofrecer servicios alineados con la descarbonización paulatina de la economía, la transición a la economía verde y la eficiencia energética. Por ejemplo, han logrado reducir un 20% las pérdidas de energía en la red de distribución, así como reducir los costes y mejorar la fiabilidad del sistema eléctrico.

Minsait también contribuye a crear un mundo más respetuoso con el medioambiente con proyectos altamente innovadores orientados a impulsar las energías renovables, la economía circular, la detección temprana de vertidos o la eficiencia del ciclo integral del agua.

Esta apuesta por la innovación para una gestión más inteligente y sostenible de la energía ha sido reconocida con el premio que la ONU ha otorgado a la Universidad de Monash, la mayor de Australia, por un proyecto contra el cambio climático en el que Minsait ha sido el socio tecnológico de referencia. Los analistas de Gartner e IDC también han reconocido este año a la filial de Indra por su aportación a la gestión de redes digitales y a la transición energética, así como por su contribución a la modernización del sector en África.

La protección de los recursos naturales también es un factor capital en la lucha contra el cambio climático. Además de la tecnología de Minsait, Indra cuenta con avanzadas soluciones en este ámbito, por ejemplo, para una detección temprana de los incendios forestales, lo que reduce en un 40% el número de incendios y un 30% el área media quemada. También cuenta con sistemas para prevenir y minimizar los daños provocados por avenidas y sequías, la gestión de recursos hídricos e hidráulicos y el estudio medioambiental de ecosistemas complejos, como el Delta del Ebro. Ya trabaja para incorporar los drones a funciones de vigilancia y protección medioambiental en tareas como la detección de vertidos o la extinción de incendios.

Retina

20/10/2020
Normas