Vídeo: entrevista a Joaquín Cuenca, uno de los tres fundadores de Freepik. En la foto: oficinas de Freepik en Málaga.
Emprendedores

Dentro del lugar de donde vienen las imágenes que ves en Internet

Freepik Company, uno de los líderes internacionales de distribución y creación de recursos gráficos, genera 100 millones de descargas mensuales. Es una 'startup' atípica: nunca ha pedido ni necesitado financiación y no está en Madrid o Barcelona, sino en Málaga.

Es posible que alguna vez te hayas preguntado de dónde sale esa cantidad ingente de imágenes que diariamente ilustran nuestras noticias, redes sociales, páginas web… El secreto reside en las empresas de microstock, el sector culpable de reducir los costes de fotografías e ilustraciones para obedecer a una mayor demanda, en algunos casos, menos profesionalizada.

Hasta hace unos años, para realizar una pequeña campaña publicitaria lo habitual era contratar a un fotógrafo profesional que te proveyera de imágenes en exclusiva. Los precios podían oscilar desde los 500 a los 2000 euros. O más, según el fotógrafo y las características solicitadas. Con el boom de la era digital, las páginas web y las redes sociales, surgieron nuevas necesidades para las que las imágenes eran imprescindibles, pero cuya exclusividad dejaba de ser necesaria. Ya no importa tanto que una misma foto sea utilizada en múltiples contextos. A menudo, se usan solo como relleno o para ilustrar algo muy genérico.

La primera empresa que dio el salto fue Shutterstock, creada por el programador y fotógrafo estadounidense Jon Oringer en 2003. Entonces subía sus propios archivos fotográficos mediante una suscripción mensual, Actualmente es una de las empresas de microstock más grandes del mundo.

De izquierda a derecha: Pablo Blanes (Founder & CEO), Luisa Mateos (Production Manager), Alejandro Blanes (Founder & COO), Alejandro Gómez (IT Manager) y Joaquín Cuenca (Founder & CTO)

La innovación de la malagueña Freepik fue la de extender al ámbito de la ilustración aquel modelo recién nacido. Empezaron ofreciendo un pequeño motor de búsqueda de ilustraciones y con el tiempo acabaron creando su propio contenido. Actualmente, Freepik Company es la matriz que engloba a Freepik (ilustraciones y fotos), Flaticon (iconos) y Slidesgo (plantillas de presentaciones). Entre las tres ofrecen recursos gráficos a 18 millones de usuarios únicos.

Dentro del universo de las startups que comenzaron a surgir en las últimas décadas, Freepik posee varias características que la convierten en una rara especie. Para empezar, se dedican fundamentalmente a la ilustración (y hasta pueden vivir de ello); además, están fuera del circuito clásico corporativo Madrid - Barcelona. Por último, nunca han necesitado financiación externa para emprender su proyecto.

“De alguna manera, el que estemos en Málaga, fuera de los circuitos tradicionales, junto con el hecho de no haber tenido financiación ni haberla buscado, nos ha permitido crecer de forma un poco underground.” Explica Joaquín Cuenca, uno de sus fundadores, junto a los hermanos Pablo y Alejandro Blanes.

Nada de empezar la casa por el tejado

Tal como relata Cuenca, los tres fundadores contaban con el conocimiento necesario para arrancar el proyecto sin que fuera necesario contratar un equipo de mayor envergadura al comienzo: ellos mismos eran capaces de programar, diseñar y maquetar, es decir, todo lo que precisaban para su plataforma. Conforme la empresa iba generando ingresos, ampliaban también personal. Poco a poco, pero a buen ritmo, ya que Freepik con solo diez años, cuenta con 150 empleados y una facturación que el año pasado superó los 17 millones de euros.

  • Pero esto… ¿Cómo se monetiza?

Teniendo en cuenta que todo el contenido que ofrecía Freepik en sus inicios era gratuito, no resulta raro preguntarse cómo se gana el dinero en este negocio.

“Prácticamente desde las primeras semanas, empezamos a tener mucho tráfico interesado por supuesto, en ilustraciones gratuitas. La primera idea de monetización nos vino dada: la propia Shutterstock suele buscar páginas del sector con mucho tráfico y les piden incluir publicidad que lleva a su página. Y nos pidieron incluir la suya en la nuestra".

Trabajadoras en las oficinas de Freepik Company

Aunque al principio todos sus ingresos venían por publicidad, unos años después decidieron que no era muy sano que todos proviniesen de una misma fuente. Entonces crearon también su propia suscripción, con la que permitían a los usuarios utilizar las ilustraciones sin tener que citarlos (la cita es obligatoria en las descargas gratuitas y, claro, eso para uso comercial no suele quedar bien). A esa suscripción se le fueron añadiendo beneficios y, actualmente, este canal supone más del 50% de la facturación.

Esta diversificación les ha permitido continuar de forma independiente, incluso después del interés suscitado cuando aparecieron en el Financial Times como la 1ª empresa del sector media con mayor crecimiento en Europa. Lideran, además, el Startup Ranking en España. Entonces empezaron a contactarles inversores que se ofrecían a ayudarlos o convertirse en partners estratégicos para adquirir parte de la empresa.

  • ¿Y qué hay de los creadores de contenidos?

Si antes fotógrafos e ilustradores trabajaban en exclusividad y cobraban en proporción a ello, ¿se ha precarizado entonces el sector al bajar tanto el precio de los contenidos? Hemos buscado por LinkedIn a algunos colaboradores de la firma. 

El sector de la ilustración y el diseño todavía está bastante desvalorizado en algunos proyectos, pero con constancia y dedicación puedes lograr el reconocimiento que merece este trabajo”. Habla Mari Carmen (Málaga, 1985). Ella trabaja hace aproximadamente un año de forma exclusiva como ilustradora freelance, pero comenzó alternando este trabajo de colaboradora con el de directora de arte de la compañía.

“Actualmente tengo un contrato de exclusividad con Freepik, por eso los diseños publicados en mi portfolio son exclusivos para esta plataforma. El precio por descarga no es muy alto, pero hay que tener en cuenta que el tráfico de usuarios y descargas es muy grande, por lo que los archivos pueden generar una cantidad considerable de descargas y, por consiguiente, de ingresos”.

Alejandra (Valencia, 1987) considera que el sector sí se encuentra precarizado y que deberían mejorar muchas cosas: "Hay algunas veces que cuesta un poco mantenerse, sobre todo al principio, pero llevo muchos años en esto y con trabajo y ganas de seguir progresando se puede conseguir. Es un trabajo sacrificado pero bastante satisfactorio." Sin embargo, el sector de microstock no es el que le perjudica más, más bien al contrario: "En mi caso compagino otros trabajos con Freepik (trabajo para editoriales y revistas, encargos, etc.). Los freelances no cobramos todos los meses un sueldo fijo porque depende del volumen de encargos y proyectos que tengas. Con Freepik consigo mantener unos ingresos fijos y eso te aporta una seguridad".

También hablamos con un colaborador de Alicante que prefiere quedar en el anonimato. Manuel -nombre falso- (1987), es fotógrafo y en sus comienzos también hacía ilustraciones. “Hay otras plataformas que pagan un poco más por imagen, pero en Freepik se cobra bien por cantidad, por volumen de imagen vendida, que es fácil llegar.”

Mari Carmen y Manuel coinciden en que actualmente es posible vivir de la ilustración o de la fotografía por plataformas de microstock: “Con un ritmo constante de trabajo y de publicación, se puede vivir trabajando exclusivamente de esta manera, aunque como mínimo habría que mantener un ritmo de unas 100 ilustraciones mensuales para estabilizar los ingresos”, explica Mari Carmen. “Eso sí, la competencia es alta y hay que mantener un nivel alto en la calidad”.

Una 'startup' dentro de una 'startup'

De un modo similar en el que una gran empresa, de movimientos lentos, prueba nuevos productos a través de startups, -más agiles y rápidas-, Freepik realiza sus propios experimentos a través de su Freepik Labs: “es una subsección donde se toman ciertos atajos para lanzar al mercado pequeños proyectos que pueden llegar al mercado en un mes y no en un año y medio.” De este modo más experimental, si perciben que obtienen popularidad y empiezan a crecer, le van metiendo más recursos, como sucedió con Slidesgo, que ofrece gratuitamente plantillas para Google Slides y PowerPoint. Por el contrario, Tutpad -plataforma que ofrecía tutoriales sobre diseño y creatividad a los usuarios- no obtuvo los resultados esperados y se decidió integrar su contenido en el blog y el canal de Youtube.

  • Hijos de la crisis

En cuanto a la contratación de perfiles, Cuenca recuerda los inicios: “Tuvimos la suerte y la desgracia de nacer en época de crisis. De alguna manera también nos permitió conseguir talento de una forma más económica que probablemente no hubiéramos podido permitirnos en otra situación.”

Sin embargo, también se alegra de que este periodo haya terminado y que los profesionales vuelvan a contar con la valoración que merecen. Explica que no comparte la visión tradicional que siempre ha existido en Málaga que predicaba que "resultaba atractiva porque tiene salarios bajos”. Cuando su experiencia y referente -Google- le mostraba lo contrario: "A mí no me interesa contratar a alguien de 30.000 euros, sino a alguien de 80.000 euros, porque, supuestamente, si todos lo hacemos bien, ese que me pide 80.000 me generará 300.000 o 400.000. Tenemos que abandonar esa visión un poco provinciana de cuanto más barato mejor, porque eso probablemente implica que nadie le extraiga más valor a esa persona. Y ahí hay un problema de fondo."

En cuanto a la proyección en los próximos años, hay países y mercados como el asiático que aún les gustaría explotar, pero como objetivo claro a medio plazo se proponen llegar al millón de usuarios y luego abrir nuevos verticales (modelos 3D, audios, vídeos cortos). "Hay toda una cantidad de recursos digitales que podemos ir creando en paralelo e ir aumentando la variedad y atractivo de nuestra oferta."

Retina

10/12/2019
El 5G, un posible riesgo para los ‘hombres del tiempo’
01

El 5G, un posible riesgo para los ‘hombres del tiempo’

La Organización Meteorológica Mundial estima que la señal del 5G podría causar interferencias en la información que registran los satélites meteorológicos. Esto afectaría a la fiabilidad de las predicciones meteorológicas.

Normas