free now taxi
El director general de Free Now (antes MyTaxi), Jaime Rodríguez de Santiago

Free Now (MyTaxi): “Algunas normativas para proteger al taxi lo están limitando”

MyTaxi estrena nombre y director general: Jaime Rodríguez de Santiago, antes en BlaBlaCar. Un perfil conciliador que pasa del mundo de las plataformas al de los incumbentes en un sector en plena transformación digital.

De director de Marketing a director de BlaBlaCar en España y Alemania, y ahora a director general de Free Now (antes MyTaxi). El ingeniero Jaime Rodríguez de Santiago se ha pasado -dirían algunos- al lado oscuro. Llega con afán conciliador y la precaución debida para quien apenas lleva dos meses en el cargo. Su misión: hacer más competitivo al sector del taxi y, de paso, ganar clientes. A cierre de 2018, MyTaxi España contaba con 370.000. En julio Free Now superaba los 500.000, según sus propios datos.

¿Cómo ha sido su entrada en Free Now y cuál es su valoración de la empresa?

He llegado en un momento muy interesante de cambio y de transformación. Es la cristalización de la apuesta conjunta de Daimler y BMW, en la que empiezan a visualizarse los distintos verticales por los que apuestan y cómo entienden el futuro de la movilidad urbana. Es un claro caso de transformación de empresas tradicionales que intentan adaptarse a cómo está cambiando su mundo, uno en el que cada vez se van a vender menos coches pero donde va a haber más servicios de movilidad que necesitarán integrarse. Es algo que intuitivamente vemos todos. Como usuario, empiezo a perder la cuenta de la cantidad de apps que tengo en el móvil para moverme por Madrid. Empieza a ser imposible para cualquier ciudadano saber cómo ir de a a b de la manera más eficiente.

¿Y cómo va a ayudar en ello Free Now?

La apuesta de BMW y Mercedes es un paraguas que podemos llamar You Now, que tiene varias verticales: Free Now, que incluye taxis y en otros países también patinetes e incluso VTC; Share Now, que es de coches compartidos, como Car2go; Reach Now, una plataforma para encontrar la mejor solución de transporte público; Charge Now para encontrar estaciones de carga y Park Now para encontrar aparcamiento. No hay una hoja de ruta definida pero sí una visión clara de la necesidad de hacer una agregación multimodal, que no tiene por qué ser solo con empresas de nuestro grupo.

Nunca hemos sido partidarios de las prohibiciones. Menos aún si limitan la capacidad del consumidor para elegir

¿Cuál es su cometido en España?

El foco no está tanto en la multimodalidad -al menos no aún- como en dar más competitividad al taxi, donde tenemos una gran oportunidad de crecimiento. Nuestra misión es ayudar a enfrentar su proceso de transformación a un sector que se ha encontrado con una competencia que no esperaba y para la que no estaba preparado.

¿Cómo?

Empezamos a ver movimientos regulatorios que nos permiten darle más flexibilidad y eso es importante. La regulación que entrará en vigor en Madrid a finales de 2019 o comienzos de 2020 permite prefijar tarifas máximas en distintos momentos del día, adaptable según la demanda. Esto nos ha permitido lanzar la tarifa prefijada en Madrid -Lite-, que incluye un descuento sobre las tarifas oficiales. Así le damos al taxi una herramienta que no tenía, que es la de competir en precio. Esto es muy importante sobre todo en ciudades como Madrid, donde la proliferación de las VTC es llamativa, ya que los consumidores somos muy volátiles con el precio.

En Barcelona tenemos un sistema diferente. Allí el Instituto Metropolitano del Taxi fija las tarifas para las apps y esto permite al usuario elegir entre pagar con tarifa fija o con taxímetro. Esto es importante porque era una de las diferencias que todo el mundo identificaba con las VTC, que cuando las contratas sabes lo que te va a costar el trayecto.

Flexibilizar precios significa que también podrían subirlos...

Esto es lo que hacen las VTC y quizá podría ser una solución para el sector de taxi para incrementar ingresos. Es algo que a mí me preocupa consumidor y no soy partidario de que estos servicios puedan tener una fluctuación muy grande, salvo que fijes umbrales de máximos y mínimos. Quizá tendría sentido flexibilizarlo, y el taxi lo va a necesitar para competir.

En una encuesta que realizamos encontramos que dos tercios de los taxistas están abiertos a trabajar de forma distinta e incluso a ganar algo menos para tener la capacidad de competir en precio

¿Qué otras novedades planean introducir?

La nueva normativa de Madrid permitirá compartir taxi. Esta posibilidad la ofrecemos ya en otros países y seguramente la traigamos aquí.

¿Qué impresión tiene del sector del taxi?

Es un sector muy atomizado por su propia naturaleza e hiperheterogéneo respecto a su apertura a cosas nuevas, a tecnología, al cambio. En una encuesta que realizamos sobre todo entre taxistas en Madrid encontramos que dos tercios estaban abiertos a trabajar de forma distinta e incluso a ganar algo menos de dinero para tener la capacidad de competir en precio y hacer ellos mismos descuentos. El contrario, aproximadamente un 25% manifestaron que no querían que cambiara nada.

Su misión, dice, es ayudar a los taxistas, pero algunos les han acusado de competencia desleal

Hubo una demanda de la Federación Profesional del Taxi (FPTM) contra MyTaxi porque ellos no podían hacer los descuentos que la app ofrecía. Nuestro argumento es que no es el taxista quien ofrece el descuento sino que es una promoción comercial sobre la aplicación y el descuento lo aplica esta sobre sus ingresos. Esto es lo que ha ratificado la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona.

¿En qué condiciones trabajan los taxistas con Free Now?

No tienen exclusividad, pueden conectarse y desconectarse a la app cuando quieran. En cuanto a comisiones, antes se les restaban 99 céntimos por cada trayecto pagado con la aplicación. Desde el 1 de mayo Free Now se queda con un 12,5% sobre cualquier viaje que entre por la aplicación, aunque no se pague a través de ella. Es una comisión baja si comparas con el 20% a 25% que se quedan las VTC.

Muchas veces se nos olvida cuál es el valor que aporta la aplicación, no solo por atraer a más pasajeros sino por toda la infraestructura y servicio de poder reservar cómodamente, valoraciones, pago móvil y una gran inversión en publicidad.

En cuanto a las VTC, ¿cree que se les debe poner límites?

Nunca hemos sido partidarios de las prohibiciones. Menos aún si limitan la capacidad del consumidor para elegir. No obstante, debemos luchar porque las condiciones sean lo más equilibradas posibles. Creemos en la coexistencia pero con una mayor equiparación de las reglas del juego. Esto seguramente pase, en buena medida, por flexibilizar más el taxi. Algunas de las normativas que tradicionalmente se desarrollaron para proteger al taxi ahora lo están limitando. 

¿Por ejemplo?

La famosa ratio de una licencia de VTC por cada 30 de taxis, que en la práctica no se cumple. Discutir sobre si se cumple o no ha supuesto un freno a la búsqueda de otras soluciones. Otro ejemplo: están mucho más tasados los tiempos de descanso del taxi que de las VTC, y sabemos que hay muchos taxistas que estarían dispuestos a trabajar más si se les permitiera hacerlo en igualdad de condiciones.

¿Incluso a costa de arriesgar la seguridad de los pasajeros?

No soy tan audaz como para pretender conocer la solución correcta pero lo que está claro es que hay un desequilibrio. Cómo lo equilibramos es un debate sano que debemos tener. A lo mejor no se trata de que trabajen más tiempo sino de que tengan más flexibilidad. Los fines de semana en Madrid dependiendo de si tienes matrícula par o impar debes trabajar un sábado o un domingo, y a lo mejor esa semana hay carencia de taxis porque hay un evento en la ciudad.

Necesitamos mayor dinamismo, ser capaces de adaptarnos a lo que pasa en las ciudades. La normativa está pensada en un escenario muy antiguo en el que no teníamos capacidad para adaptarnos. Ahora, gracias a la tecnología, sí la tenemos.

Hablando de tecnología, ¿tendrá Free Now taxis autónomos?

No es que no nos interese pero en torno a los vehículos autónomos ha habido un baño de realidad. Pensábamos que estaba a cinco años vista y ahora se empieza a ver algo más lejano. Sigue siendo una apuesta importante de los fabricantes y seguramente toda esta variedad de plataformas en las que están invirtiendo sea una forma de prepararse para ello.

Más información

Retina

15/09/2019
04

Una nueva red de emergencias que no necesita ni datos ni voz

Una chilena de 33 años, premiada por el MIT lanza el SIE (Sistema de Información de Emergencia), que está basada en ondas de radio que pueden ser recibidas incluso sin red datos o internet. Aspira a convertirse en una referencia mundial.

Una nueva red de emergencias que no necesita ni datos ni voz
Normas