Un Mercedes Benz de Daimler en la sede de la compañía en Stuttgart
Un Mercedes Benz de Daimler en la sede de la compañía en Stuttgart
Coches autónomos

Paso del vehículo autónomo en Europa: los coches de Daimler ya pueden aparcar solos

Nuevo hito para que los coches sean verdaderamente autónomos. Alemania ha aprobado el sistema de aparcamiento automatizado, sin supervisión humana, desarrollado de forma conjunta por los grupos alemanes Daimler y Bosch

Las autoridades competentes de Baden-Württemberg (Alemania) han aprobado el sistema de aparcamiento automatizado, sin supervisión humana, desarrollado de forma conjunta por los grupos alemanes Daimler y Bosch. Esta aprobación supone que la tecnología se convierte en la primera función de aparcamiento con nivel 4 sin conductor, totalmente automatizada del mundo y que ha sido autorizada para su uso diario. 

Bosch y Daimler iniciaron en 2015 a desarrollar un sistema de aparcamiento sin conductor, mientras que en el verano de 2017 se instaló una solución piloto en el parking del Museo Mercedes-Benz de la ciudad de Stuttgart.

En 2014, la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE, por sus siglas en inglés), creada en 1905 con el fin de desarrollar estándares para todo tipo de vehículos para beneficio de la sociedad, propuso una norma técnica para clasificar las tecnologías de asistencia a la conducción desde el nivel 0, donde ningún ordenador de a bordo controla nada, hasta el nivel 5, donde no se requiere control humano. Esta clasificación permite visualizar el abanico de innovaciones necesarias para lograr una completa conducción autónoma.

Hacia los coches robot

Actualmente, nos podemos encontrar en el mercado coches en el nivel SAE2 de marcas como Mercedes-Benz, Seat, Volkswagen o Volvo. La escala 2 se relaciona con un automatismo parcial, y suele aplicarse a la circulación por autopista. El coche maneja cambio y pedales, frena y acelera para adaptarse a los cambios de ritmo del tráfico (como en el Nivel 1) e incluso toma curvas suaves, de radio amplio.

El nivel 3  aportará la función de adelantamiento autónomo: se acciona el intermitente, y el coche cambia de carril, adelanta y vuelve a la línea. Y sirve para autopista y autovía. Este nivel podría salir al mercado, pero lo frenan trabas regulatorias en Europa, aunque no en EE UU o en China. 

Como cuenta Marcos Baeza en el suplemento de Motor de eL PAÍSLa figura del piloto automático que suele verse en las películas se corresponde con este Nivel 4, que convierte ya al conductor en pasajero: puede acomodarse en el asiento trasero, dormirse… La tecnología le exime ya de cualquier responsabilidad, y así como en el Nivel 3 el coche puede demandar que el humano reaccione (por eso no puede dormirse), en el 4 el automóvil responderá solo y se detendrá por sí mismo si se producen anomalías de funcionamiento.  El ansiado nivel 5 no llegará antes de 2021. Los habrá con mandos retráctiles o directamente, sin volante o pedales porque siempre circularán solos (estos no llegarán antes de 2022

¿Cuáles son los niveles de conducción autónoma?

Nivel 0: Sin automatización.

Nivel 1: Asistencia al conductor.

El vehículo cuenta con algún sistema de automatización de la conducción, ya sea para el control del movimiento longitudinal, ya sea para el control del movimiento lateral, pero no ambas cosas a la vez. El funcionamiento del sistema está limitado a ciertas condiciones.

Nivel 2: Automatización parcial de la conducción.

El vehículo cuenta con sistemas de automatización de la conducción tanto para el control del movimiento longitudinal, como para el control del movimiento lateral, ambos a la vez. El conductor (humano) ya no tiene que realizar tareas relativas al movimiento.

Nivel 3. Automatización condicionada de la conducción

El sistema cuenta con detección y respuesta ante objetos y eventualidades de manera completa. En este nivel se habla de usuario preparado para intervenir si el sistema lo solicita o se produce un fallo o pérdida de las condiciones de funcionamiento, pasando a ser en ese momento conductor. Hasta el nivel 3 de conducción autónoma incluido sigue existiendo la figura del conductor, aunque a veces lo sea y a veces no.

Nivel 4.  Automatización elevada de la conducción

Ya no es necesario un usuario si el sistema lo solicita o se produce un fallo porque el propio sistema de automatización de la conducción cuenta con un respaldo. Desaparece la figura del conductor. Es decir, el conductor ya no conduce y el sistema, que funciona en áreas acotadas donde el coche tiene suficiente información para no depender del conductor, debe poder colocar el vehículo en una situación segura hasta que el humano tome el control.

Nivel 5. Automatización completa.

Deja de haber condiciones específicas limitantes para el funcionamiento del sistema. Es decir, el coche podría seguir conduciendo en todo momento o circunstancia. 

Retina

21/10/2019
Normas