En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Fernando Silva, director general de Smart Infrastructure, Siemens.
Fernando Silva, director general de Smart Infrastructure, Siemens.
Energía

“Si no cambiamos, a medio plazo estaremos en una situación peligrosa”

Fernando Silva, director general de Smart Infrastructure de Siemens, cree que necesitamos cambiar algunos aspectos de nuestro sistema energético.

Cómo se gestionará la energía en el futuro?

Tenemos que darnos cuenta de que necesitamos cambiar algunos aspectos de nuestro sistema energético. De lo contrario, a medio plazo estaremos en una situación peligrosa. El 70% de la población mundial va a vivir en las ciudades, y la presión sobre sus infraestructuras, de agua, de energía, de transporte, va a ser enorme. Como sociedades, sabemos cómo gestionar las infraestructuras, los edificios, las redes, la movilidad… pero no será suficiente gestionar cada una de estas áreas de forma separada. Hay que integrarlo todo, y ahí la digitalización es la respuesta, teniendo en cuenta que las infraestructuras van a tener sus propios sistemas de generación de energía. Se crearán islas energéticas, integradas en una red mayor.

¿Y cuándo veremos esas islas energéticas integradas?

Técnicamente está empezando a ser posible, pero es más una cuestión de gestión de riesgos. Ninguna industria va a arriesgarse hoy a funcionar sin conectarse a la Red, que es lo que te da acceso continuo y fiable a la energía. Así que tardaremos años en ver islas energéticas autogestionadas, tanto a escala residencial como de una industria. Y probablemente vayamos a un modelo de agregación de varios consumidores, en algún punto intermedio entre las redes actuales centralizadas y la gestión 100% independiente. Pero habrá que tener en cuenta también la necesidad de adaptar la regulación.

¿Qué les falta, hablando de infraestructuras de distribución, a las energías renovables?

Se dice siempre que, técnicamente, integrar en el sistema más de un 30% de renovables es un riesgo, pero la verdad es que con mejoras en las infraestructuras de distribución y en el almacenamiento de energía podemos llegar a otro nivel.

¿Cuáles son las claves para lograrlo?

Es fundamental invertir en grandes autopistas europeas de energía, porque nos permitirán gestionar mejor el riesgo de cada país. El objetivo es combinar la gran capacidad que tenemos en las centrales de gas natural y de eólica marina con la solar y de eólica terrestre, que están más cerca de la demanda. Hay que combinar todas esas energías con inteligencia y con equilibrio, algo que nos permite hacer la digitalización, y, muy importante, garantizando la seguridad, tanto la física como la cibernética.

Retina

14/10/2019
Normas