Antiguo cartel promocional de la aplicación
Antiguo cartel promocional de la aplicación

Los turistas chinos ya pagan como en casa

Los turistas chinos podrán pagar como en casa a través de WeChat, su app predilecta, que ha empezado a desplegarse en el aeropuerto madrileño y seguirá su expansión en las próximas semanas

Los turistas chinos que visiten España van a poder ahorrarse el donde fueres haz lo que vieres, al menos en lo que respecta a los medios de pago. Desde esta semana, las tiendas Dufry del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez admitirán en sus compras el pago a través de WeChat. Este retailer es el primero en sumarse a una lista que seguirá creciendo en los próximos días, como resultado del acuerdo entre la aplicación -o ecosistema de aplicaciones- de origen chino y BBVA. Aunque las funcionalidades de chat están disponibles para usuarios de otros países, el modo de pago, WeChat Pay es por ahora de uso exclusivo para residentes chinos.

"WeChat pretende extender la experiencia de compra que tienen sus usuarios en China a distintos lugares, cuando están de vacaciones", señala Carlos Laita, responsable de Desarrollo de Negocio en el área de Nuevos Negocios Digitales de BBVA. Para hacer posible que los turistas chinos paguen como lo hacen en casa, el banco se hace responsable de implementar los sistemas necesarios en los comercios. "Lo que damos a los puntos de venta son soluciones tecnológicas y un contrato local con los términos y condiciones del pago con WeChat Pay, para que puedan aceptar el pago de residentes chinos", explica Laita.

Todo esto se concreta en dos alternativas. Por un lado el comercio puede instalarse la aplicación que proporciona BBVA en cualquier smartphone o tableta con sistemas operativos de Android o IOS. O bien se puede conectar directamente con BBVA a través de APIs que permiten integran WeChat en los sistemas de caja. De este modo, los usuarios chinos solo tienen que mostrar su código QR en el punto de venta para completar la compra.

Anuncio de la disponibilidad de WeChat Pay en las tiendas Dufry de Barajas

  • Y todo esto, ¿por qué?

Con más de mil millones de usuarios de usuarios, WeChat ostenta imperturbable el título de aplicación más descargada del planeta. Para arrebatarle este logro, necesitaríamos unir a todos los habitantes de Estados Unidos y Europa como usuarios de la misma aplicación. Es una ventana a servicios de mensajería y a una larga lista de gestiones cotidianas: hacer la compra en línea, pedir comida a domicilio, alquilar una bicicleta... "Pocas cosas hay que no se puedan hacer sin salir de WeChat", escribía Zigor Aldama hace casi un año.

En el caso de España, hacer que esta navaja suiza del pago móvil siga funcionando fuera de las fronteras chinas, abre la puerta a las transacciones de una creciente masa de viajeros. Solo en el año pasado visitaron nuestro país casi 650.000 turistas chinos. De acuerdo con los datos de movimientos turísticos en fronteras (INE) la afluencia de este colectivo se ha incrementado un 73.1% en los últimos tres años.

La expansión del turismo chino va de la mano de su aplicación predilecta. "WeChat Pay se acepta en 49 países y regiones y soporta pagos en 16 divisas diferentes", detalla Jeff Hu, director regional de WeChat Pay para la región.

  • La hermandad del puño abierto

Aunque en términos relativos, los ciudadanos chinos que llegan a España siguen siendo pocos con respecto al total de turistas internacionales, destaca especialmente su buena predisposición a abrir la cartera. Con un gasto medio por persona de 273 euros al día, China se convirtió en 2018 en el tercer país cuyos turistas dejan más dinero en España, entre los que registra la Encuesta de Gasto Turístico (INE). El gasto del turista medio está en unos lejanos 146 euros diarios por persona.

Un viajero realiza un pago en Barajas

En este sentido, explica Laita, los comercios con más interés en sumar WeChat a sus medios de pago están resultando ser aquellos que se encuentran en la senda habitual de los turistas chinos por España. "Habitualmente van dentro de una ruta y dedican algunos días a compras en comercios que tienen acuerdos con las agencias de viaje. Además, es un turista muy orientado a artículos de lujo, que tienen unos precios más interesantes que pueden encontrar en China", precisa.

Este acuerdo no es el primer puente que BBVA tiende hacia China: el año pasado se puso en marcha una alianza parecida con Alipay. "Todo esto encaja dentro de esa estrategia de incorporar soluciones que incrementen las oportunidades de nuestros clientes". ¿Veremos WeChat Pay al alcance de usuarios no residentes en China? Sabe dios. "Ahora mismo en Europa nos estamos centrando exclusivamente en los turistas chinos", afirma Hu.

Retina

25/08/2019
Normas