Un pirata informático algo cabreado se prepara para 'hackear' a un grupo de espectadores de la serie.
Un pirata informático algo cabreado se prepara para 'hackear' a un grupo de espectadores de la serie.

Los ‘hackers’ atacan a los fans de ‘Juego de tronos’

La compañía de ciberseguridad Kaspersky Lab ha descubierto que los ataques informáticos relacionados con la popular serie casi se han cuadruplicado desde su estreno

Tanto quienes hayan dedicado un buen número de horas a verla como quienes no hayan sucumbido a sus encantos coincidirán en que este ha sido el año de Juego de tronos. La ficción que mató a quien parecía su protagonista antes de que terminara su primera temporada ha levantado pasiones con el transcurso de los años para terminar convirtiéndose en una de las series más exitosas en la historia de la televisión.

Más de 17 millones de espectadores disfrutaron de la producción de HBO a través de su plataforma en EE UU. La compañía de televisión por suscripción puede estar orgullosa con estas cifras, pero no todo son motivos para estar contentos. Durante las primeras 24 horas desde su emisión, el primer episodio de la última temporada de la que puede considerarse como la joya de la corona de la compañía estadounidense fue vista de forma ilegal más de 55 millones de veces en todo el mundo, según informa MUSO, una empresa de soluciones contra la piratería.

Como no podía ser de otra manera, el incremento de las descargas y visualizaciones ilegales ha captado el interés de los ciberdelicuentes, que, en muchos casos, han centrado su actividad en atacar a los usuarios menos precavidos. No en vano, el número de ataques relacionados con Juego de tronos que han detectado los diferentes productos de la compañía de ciberseguridad Kaspersky Lab ha estado cerca de cuadruplicarse desde que comenzara la octava temporada de la ficción.

Los intentos por parte de los hackers de esconder malware en lo que parecían enlaces de visionado o descarga de episodios de la serie han sido continuos: algo más de 300 cada día. Una cifra que se multiplicaba hasta los 1.200 ataques durante los días siguientes a la emisión de cada nuevo capítulo. El momento en el que los usuarios sufrieron más hackeos fue tras la emisión del tercer episodio: la multinacional registró casi 3.000 a más de 1.300 personas el día posterior a su estreno.

Los ataques de malware no son el único riesgo que pueden encontrar los fans de Juego de tronos que ven la serie de forma ilegal. Desde la empresa de ciberseguridad alertan de otra práctica habitual de los delincuentes informáticos: páginas web de streaming que invitan a los usuarios a ver gratuitamente nuevos episodios, pero en realidad están pensados para robarles datos confidenciales. Tras pinchar en lo que parece un reproductor de vídeo online, el usuario es redirigido a una página de registro en la que se piden datos bancarios. Supuestamente, solo es con fines de validación y no se realizará ningún cobro. Supuestamente.

Los ciberdelincuentes se aprovechan de la popularidad de películas o series taquilleras para poner en marcha sus estrategias fraudulentas

Por supuesto, estas prácticas no son exclusivas de la ficción de HBO, pero el incremento de su popularidad da la voz de alarma a los usuarios en los que más puesta tienen la atención. Bosco Espinosa de los Monteros, gerente de preventa en Europa en Kaspersky Lab, apunta que cada vez es más común encontrar grupos de delincuentes informáticos que cazan metódicamente a los fans de películas y producciones televisivas populares y van ajustando sus esquemas de forma dinámica de acuerdo a los acontecimientos culturales y pop.

“Los ciberdelincuentes se aprovechan de la popularidad de películas o series taquilleras como Vengadores: Endgame o Juego de tronos para poner en marcha sus estrategias fraudulentas”, señala. “Los usuarios están deseosos de acceder cuanto antes a la versión en streaming, incluso cuando las películas aún están en las salas de cine o no han sido estrenadas. Los estafadores lo saben y se aprovechan de los usuarios que buscan de forma desesperada contenido ilegal con sitios web falsos que prometen descargar o visualizar la película o serie, y que en realidad sirven para propagar malware o extraer su información personal”.

Retina

19/10/2019
Normas