En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Paco Roca, Premio Nacional del Cómic.
Paco Roca, Premio Nacional del Cómic.
Fetiches

“El cómic digital no es un gran negocio, pero llegas al instante a todo el mundo”

Paco Roca, Premio Nacional del Cómic, se imagina viñetas sobre un futuro distópico

Parte del encanto de su trabajo, asegura el dibujante Paco Roca (Valencia, 1969), sigue siendo el formato original. Aunque no rechaza los nuevos canales. “El cómic digital no es un gran negocio, pero llegas al instante a todo el mundo, especialmente al mercado latinoamericano”. La tecnología ha favorecido el auge actual del cómic. “Hacer tiradas más pequeñas era algo impensable hace una década”. También la comunicación, como con Guillermo Corral, cocreador de su última obra, El tesoro del Cisne Negro. “Nos enviábamos mensajes de voz por WhatsApp porque en La Habana él no tenía cobertura”.

Con una buena conexión “ya no es necesario mudarse a Madrid o Barcelona para vivir de esto. Ahora huimos de las grandes ciudades”. El autor de Arrugas no se lleva especialmente bien con ciertos cambios, como mostró en su tira para El País Semanal, que se convirtió en Memorias de un hombre en pijama, cómic adaptado al cine. “Soy de mear largo y odio que los sensores me ignoren y quedarme a oscuras en el baño”. Cuando se le pregunta por una posible novela gráfica futurista, su imaginación fluye: “Dibujaría sobre cómo sería el avance de una sociedad que, por culpa de los robots, está desocupada. ¿Viviremos con pobreza o en un mundo de bienestar para dedicarnos al ocio y al arte?

Tocar el piano para desconectar

De su interés por la música surgió el libro-disco La encrucijada, con José Manuel Casañ, de Seguridad Social, y también comprarse un piano digital Roland. “Siempre había querido tocar un instrumento. Viene un profesor una hora al día a darnos clase. Me sirve para desestresarme”.

Retina

17/07/2019
02

¿Qué tecnología nos llevará a Marte?

Se cumplen 50 años del lanzamiento del Apolo 11. La evolución tecnológica en estas cinco décadas lleva a preguntarse cómo podremos dar el salto al planeta rojo.

¿Qué tecnología nos llevará a Marte?
Normas