T3CH o cómo convertir el viaje en una experiencia (aún) más placentera
Retina para Amadeus

T3CH o cómo convertir el viaje en una experiencia (aún) más placentera

Nos rodean palabras tecnológicas como inteligencia artificial, nube híbrida, API con estado y verificación de factores múltiple. El principal tema del evento T3CH de Amadeus fue, sin embargo, la gente.

Nos rodean palabras tecnológicas como inteligencia artificial, nube híbrida, API con estado y verificación de factores múltiple. El principal tema del reciente evento T3CH de Amadeus, el primero para debatir sobre el futuro de la tecnología del viaje, fue, sin embargo, la gente. Porque en la mayoría de los casos, el usuario final de cualquier tecnología es un ser humano. "El ordenador debe trabajar para mí." El lamento de Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web hace 30 años durante su charla inaugural, refleja a la perfección esta orientación.

Más de 300 expertos se reunieron en Madrid para debatir acerca de cuatro temas (seguridad, la nube, inteligencia y personas) que pueden mejorar la experiencia de viaje. También se habló mucho de personas ya que, muy a menudo, ese ser humano está utilizando la tecnología para servir a otro ser humano, es decir, un viajero. Es por eso por lo que el consejero delegado de Amadeus, Luis Maroto, ha asegurado en más de una ocasión que la tecnología constituye un medio para lograr un fin, para servir y mejorar la experiencia para el viajero.

De gente y de equipos de trabajo habló, por ejemplo, Adrian Cockcroft de Amazon Web Services. Él fue el encargado de cerrar el primer día de T3CH (Transforming Tomorrow's Travel) con un discurso sobre cómo aprovechar al máximo el equipo de Tecnologías de la Información. En pocas palabras, se trata de "acelerar la forma en que opera" siempre que “la cultura lo permita”. El vicepresidente de tecnología de Expedia Group, Subbu Allamaraju, dijo que liderar una transformación empresarial necesitaba que la cultura se transformara. "Necesitas organizarte para la ejecución", dijo. "No hay una guía. Las estructuras y culturas existentes tratan de ejecutar el statu quo de manera eficiente, no para impulsar el cambio".

Paul Strong, de Google Cloud, se mostró de acuerdo en que “pensar y hacer las cosas de manera diferente” constituye un requisito previo para aprovechar al máximo lo que la nube y la tecnología pueden hacer por corporaciones y clientes. "La tecnología suele ser la parte más simple de la transformación", aseguró. O, como aseguró Rafael Achaerandio de Microsoft: "Sin la cultura correcta y claridad del liderazgo estás acabado".

Una mirada a la seguridad

Si hablamos de viaje, es inevitable hablar de seguridad. Precisamente por eso, Amadeus quiso contar con la participación de Keren Elazari, investigadora, autora y oradora sobre la ciberseguridad y la cultura hacker que se define a sí misma como una hacker amigable. El argumento principal de su ponencia fue que las compañías han de colaborar con los piratas éticos para reforzar la seguridad en el sector del viaje e identificar posibles mejoras. Según ella, las empresas han de alentar a estos piratas éticos a encontrar fallos en el sistema (y recompensarlos por ello). Prueba de ello es el programa de recompensa por detección de errores de United Airlines, uno de los más potentes dentro de la industria del viaje.

Para detectar posibles prácticas de hackeo, Amadeus apuesta por los datos, adoptando un enfoque UEBA (análisis de comportamiento de usuarios y entidades), una metodología que aprovecha el aprendizaje automático y los modelos estadísticos para identificar patrones anómalos comparándolos con una base establecida.

De datos también habló Jeff Troy, presidente y CEO de Aviation Information Sharing and Analysis Center (A-ISAC), una organización que abarca a aerolíneas, fabricantes y aeropuertos. En su ponencia, sostuvo que es cierto que los datos constituyen un arma vital en la lucha contra el cibercrimen. Pero los datos son, precisamente, lo que quieren los criminales, por lo que la seguridad ha de ser la misma en cada punto de fricción con el cliente para prevenir que los hackers identifiquen debilidades que les permitan la entrada a todo el ecosistema.

Entre sesión y sesión, también hubo tiempo para descubrir nuevos talentos y la competición de start-ups no defraudó. Avuxi, Fluo, Splitty, Volantio y Sift Science desplegaron todo su talento en el escenario. Marion Mesnage, responsable de investigación e innovación en Amadeus, fue la encargada de entregarle el primer premio a la ganadora. Volantio, una empresa especializada en ayudar a las aerolíneas a maximizar sus beneficios con sede en Atlanta se llevó un cheque por valor de 10.000 euros.

Retina

24/05/2019
07
Cuando C-3PO se reinventó como agricultor

Cuando C-3PO se reinventó como agricultor

Una agricultura envejecida y un medio rural despoblado necesitan ayuda, hace falta mano de obra. Pero tranquilos, la ayuda está en camino, gracias a los increíbles tractores autónomos y los robots inteligentes.

Normas