Envase de uno de los productos que elabora la empresa de cosméticos.
Envase de uno de los productos que elabora la empresa de cosméticos.

Lush UK deja las redes sociales: “Estamos cansados de luchar con algoritmos”

La división británica de la popular marca de cosméticos ha anunciado en sus perfiles corporativos que abandona las redes en busca de una nueva forma de comunicarse con sus clientes

Si nos dieran un euro por cada vez que alguien afirma que las redes sociales brindan a las marcas una oportunidad irrepetible para comunicarse con sus clientes (o similares), seríamos escandalosamente ricos. No solo se dice. También se hace: rara es la marca que no cultiva con esmero su presencia en estos canales de comunicación. Lush UK era una de ellas, hasta hace unas semanas.

La división británica de esta popular empresa de cosméticos, nacida en 1995 precisamente en Reino Unido, se baja de la tendencia que siguen todas las demás. Así lo anunció en sus perfiles de redes sociales, al tiempo que aseguraba que buscaría una nueva manera de comunicarse con sus clientes.

¿Qué ha empujado a esta empresa, que trabaja en un sector tan apetitoso para el marketing en redes, a saltar por la borda? Los algoritmos y las reglas del juego de las principales plataformas. "Las redes sociales nos están haciendo cada vez más difícil comunicarnos directamente. Estamos cansados de luchar con algoritmos y no queremos pagar por aparecer en tu newsfeed. Por eso hemos decidido que es hora de despedirnos de algunos de nuestros canales sociales y, en su lugar, abrir la conversación entre vosotros y nosotros", explicó la empresa en su anuncio, difundido en Instagram, Facebook y Twitter con idénticos contenidos.

  • Más pasión, menos likes

En otro post publicado algunos días después, Lush UK suavizó un poco el mensaje: "Creemos que es hora de dejar de hablar y empezar a escuchar". En este sentido, la marca afirmó que sus seguidores aún podrían unirse a las conversaciones de su personal y sus amigos en los perfiles de las tiendas y con sus hashtags habituales.

La división original de Lush, desarrolló sus motivos en un comunicado donde señalaba que, de media, solo un 6% de sus seguidores recibían los contenidos de la marca en sus feeds de redes. Puesto que la única solución para esto era pagar y está entre las políticas de Lush no invertir en publicidad, la empresa ha decidido dedicar esos recursos s sus plataformas propias. "Se ha hecho cada vez más evidente que las conversaciones con la comunidad de Lush no pueden crecer si no pagamos por alcance y engagement. Estamos orgullosos de lo que hemos construido orgánicamente utilizando plataformas prestadas, pero es hora de cambiar". Los perfiles que abandona ahora la empresa sumaban más de un millón de seguidores.

El propósito de la compañía es buscar otras vías de comunicación que no limiten la conversación a un solo espacio. "Queremos devolver lo social a las manos de nuestras comunidades [...]. Creemos que podemos hacer más ruido usando todas nuestras voces en todo el planeta porque cuando lo hacemos, empujamos el cambio, desafiamos las normas y creamos una revolución cosmética. Queremos que lo social sea más sobre pasión y menos sobre likes", anunciaron.

Retina

15/11/2019
08

El puerto que sustituyó a los estibadores por robots y algoritmos

El éxito de la terminal automatizada del Puerto de Qingdao, el más avanzado y productivo del mundo, multiplica los planes para que robots y algoritmos gestionen las infraestructuras. El país controla los puertos de Bilbao y Valencia y tiene intereses en Algeciras y Barcelona

El puerto que sustituyó a los estibadores por robots y algoritmos
Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas
10

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas

El 80% de los profesores usa tecnología para preparar y desarrollar sus clases. Algunos crean sus propios materiales digitales con herramientas gratuitas de grandes tecnológicas, como Apple, Google o Microsoft. ¿Convierte esto al alumno en moneda de cambio?

Normas