Ilustración de las predicciones de otoño de Vogue, publicadas en agosto de 1931.
Ilustración de las predicciones de otoño de Vogue, publicadas en agosto de 1931.

Amazon quiere que compres lo que dicta tu horóscopo

Parece broma, pero no. La nueva maniobra de venta del titán del comercio online cambiar los algoritmos por astros

Querido piscis, este mes de abril tienes que ser más claro en lo que quieres y pedirlo de forma directa y amable, sin preocuparte por incomodar a nadie. Puedes practicar la comunicación clara y el cumplimiento de deseos en Amazon Restaurants. No te lo decimos nosotros. Te lo dice Anna Katz, la astróloga que mensualmente escribe el horóscopo de los suscriptores de Amazon Prime.

En marzo tenías que haber comprado algo con Alexa. Parece ser que en febrero cazaste un mastodonte y te merecías comprar alguno de los productos exclusivos de Prime mientras escuchabas una lista de reproducción de artistas que seguir en 2019. En Amazon Music, claro. En enero, el plan de los astros para ti era que comprases un libro de cocina. ¿Quién le iba a decir a los algoritmos que Júpiter y sus primos iban a venir a quitarles el trabajo?

Amazon lleva distribuyendo esta particular newsletter entre sus clientes norteamericanos al menos desde noviembre del año pasado. En ella, Katz repasa cada signo del zodiaco y sus necesidades para el mes en curso. La casualidad cósmica es que estas siempre pueden cubrirse con alguno de los servicios que presta el titán: cómprate una planta, una manta, un complemento vitamínico, un cómic, ¡una Alexa y un firestick! Todo está en la macrotienda.

"Casi ninguna de las lecturas tiene sentido y, de hecho, esta idea sería hilarante si fuera un chiste", escribía Rina Raphael en Fast Company. Pero después de seis meses, no lo parece.

  • Cibermisticismo

En 2018 los americanos gastaron 2.200 millones de dólares en servicios místicos

Ya hace algún tiempo que te contamos que la popularidad del término "horóscopo" en las búsquedas de Google nunca había sido tan alta. Proliferan las apps esotéricas y las mezclas de tecnología y seudociencias, en un mercado que, de acuerdo con Raphael, está encantado con la nueva moda cibermística: "Los americanos gastaron 2.200 millones de dólares en servicios místicos en 2018. La industria ha crecido establemente durante los últimos cinco años, conforme se recuperaba la economía y los consumidores aceptan de buen grado prácticas alternativas y seudoreligiosas".

El mismo artículo de Fast Company recuerda el reciente lanzamiento de Sanctuary. Esta startup se presenta como la primera marca global que asiste a la audiencia millennial en busca de horóscopos, tarots y asuntos sobrenaturales. Según lo registrado por Crunchbase, ya ha recaudado 1,5 millones de dólares."El renacer de esta moda ha inspirado una multitud de startups y servicios dirigidos a millennials ávidos de algo de indicación y consejo", asegura Raphael.

Retina

25/08/2019
Normas