No, no es La Habana, sino Helsinki.
No, no es La Habana, sino Helsinki.
Energía

Helsinki: la ciudad del frío busca no calentar el planeta

Algo está cambiando entre la nieve: energías renovables, transportes sostenible, ciudades inteligentes. El objetivo de los responsables de la capital de Finlandia (al menos eso dicen) es claro: lograr cero emisiones en 2035.

Helsinki está creciendo. Su población lleva 14 años aumentando de forma ininterrumpida hasta los casi 645.000 habitantes actuales. El centro de la ciudad así lo atestigua, con grúas y proyectos inmobiliarios que traen a la memoria épocas pretéritas en España.

Pero Finlandia no es España. Su capital es la más septentrional de todas las de la UE; la temperatura media no supera los 9 grados en siete meses del año. Este año, han recibido la primavera con copiosas nevadas... Así, el estándar de vida de los fineses y su frío crónico hace que sus habitantes tengan el segundo consumo per cápita más alto de la Unión Europea. Y, sin embargo, los habitantes de Helsinki se han propuesto que sus condiciones de vida y sus exigencias energéticas (es el décimo país de la UE que más energía consume, y eso que su población es 8,5 veces menor que la de España) no impacten al mundo y, para ello, se ha marcado un objetivo: cero emisiones de CO2 en 2035. Para ello, Administración y empresas planean intervenir en los tres sectores más responsables de las emisiones: transporte, generación de electricidad y, especialmente, calefacción. Para cumplir sus objetivos, la liberación de gases tendrá que reducirse en un 40% en 2030.

“Oímos continuamente que para ser neutrales desde el punto de vista climático hay que acometer reducciones, prohibiciones o incrementar la fiscalidad”, asegura Jukka Leskelä, consejero delegado de la patronal energética Finnish Energy. “Este no es el futuro: el futuro pasa porque disfrutemos de mejor calidad de vida y mejores servicios”. El camino es buscar soluciones alternativas que no supongan un beneficio. Y argumenta su postura con un dato: las emisiones se han reducido desde 75,4 millones de toneladas de dióxido de carbono a 56,1 millones desde 2010. El camino finés, basado en el acuerdo (o eso dicen ellos).  

Actualmente, según los datos del Gobierno finés, Finlandia es el tercer país con mayor penetración de las renovables, con un 36% del consumo. “Y este es el camino que debemos seguir, asegura Matti Rautkiv, responsable de desarrollo de negocio de la energética local Wärtsilä. “No estamos luchando contra las plantas nucleares o las centrales de carbón, luchamos por el futuro. Si comenzamos a construir plantas de carbón y nucleares inflexibles estaremos impidiendo que construyamos más fuentes renovables”. Rautkiv, ingeniero especializado en energía nuclear, no tiene dudas. “Entendemos que la energía renovable será el en un 100%. Lo único es que tenemos que descubrir cuál es el mejor camino para el consumidor".

Calefacción

"La mayoría de nuestras emisiones provienen de la calefacción de casas y edificios. No de la industria ni de la propia ciudad”, explica por su parte Mira Jarkko, experta climática y responsable del departamento de planificación urbana y medio ambiente de la ciudad. En la actualidad, Helsinki cuenta con el sistema de calefacción de distrito más grande y eficiente del mundo, administrado por la empresa de servicios públicos Helen, que sirve al 90% de la ciudad con calefacción y refrigeración.

Central de Katri Vala

La ciudad esconde en su interior un sistema de túneles subterráneos provisto de grandes tuberías que reparten calefacción y refrigeración. Túneles de un diámetro suficiente como para que los coches puedan circular circulen por ellos. “Necesitamos soluciones prácticas", explica Tuomas Ojanpera, director de ventas de la compañía, que es quien sirve de guía para un grupo de periodistas internacionales a través de las salas excavadas en granito de la central district heating and cooling de Katri Vala (los district heating and cooling son soluciones de distribución de calor y frío: la energía se produce en una central y se distribuye mediante una red de tuberías a un grupo de casas, un barrio o, incluso, una ciudad, de la misma manera que se hace con el gas, el agua o la electricidad).

Una de estas soluciones prácticas pasa por aprovechar el calor que se genera para calentar los edificios. "Consideramos los edificios como grandes centros de producción virtual". El exceso de calor se recupera, se almacena a decenas de metros bajo el nivel del mar para usarse posteriormente. Pero el sistema aún depende mucho del carbón, admite Ojanpera. Por ello, para lograr la tan ansiada neutralidad la ciudad tendrá que renunciar a la energía fósil y centrarse en otras como biomasa y otros recursos renovables. Este objetivo cuenta con una fecha en el calendario: 2029, el año en que toda Finlandia renunciara al carbón (uno antes de lo previsto inicialmente). El carbón supone en la actualidad el 9% del total de energía usad en el país (la energía derivada de la madera es la más usada, con un 27%; seguida del petróleo, con otro 23%).

Distrito de Kalatasama (Helsinki)

También está la cuestión de la eficiencia de los edificios. Los expertos fineses aseguran que las emisiones de los edificios podrían reducirse en un 80% si se llevan a cabo las mejoras necesarias. El ejemplo que proponen las autoridades de Helsinki es el del nuevo distrito residencial y de oficinas de Kalasatama, en el que se construye una gran área residencial con domótica, medidores inteligentes en todos los apartamentos, fuentes de energía renovables espacios de carga para movilidad eléctrica.

Tráfico

El tráfico rodado supone en la actualidad una quinta parte de las emisiones de la ciudad. El objetivo de las autoridades locales pasa por reducirlas en un 69% respecto a 2005. ¿Cómo? La propia Mira Jarkko explica las soluciones propuestas: "Estamos evaluando la electrificación de toda movilidad. Eso sí, al menos la mitad de la electricidad que se use ha de provenir de fuentes renovables como la solar". Para ello, la compañía local de transporte público HSL ya ha comprado 30 nuevos autobuses eléctricos. Su objetivo confeso pasa porque el 30% de la flota sea eléctrica en 2025.

La propia ciudad está probando nuevas formas de movilidad, como los autobuses autónomos movidos por electricidad. El estreno a principios de marzo pasado, se saldó sin embargo con un sonoro ridículo: el vehículo, bautizado como Gacha falló a las dos horas de funcionamiento durante su presentación mundial. El vehículo, anunciado como el primero del mundo preparado para todo tipo de condiciones atmosféricas, tuvo que ser reseteado (apagado y encendido) desde el panel frontal.

Retina

15/11/2019
08

El puerto que sustituyó a los estibadores por robots y algoritmos

El éxito de la terminal automatizada del Puerto de Qingdao, el más avanzado y productivo del mundo, multiplica los planes para que robots y algoritmos gestionen las infraestructuras. El país controla los puertos de Bilbao y Valencia y tiene intereses en Algeciras y Barcelona

El puerto que sustituyó a los estibadores por robots y algoritmos
Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas
10

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas

El 80% de los profesores usa tecnología para preparar y desarrollar sus clases. Algunos crean sus propios materiales digitales con herramientas gratuitas de grandes tecnológicas, como Apple, Google o Microsoft. ¿Convierte esto al alumno en moneda de cambio?

Normas