Campaña contra el desperdicio en Alemania
Campaña contra el desperdicio en Alemania
Ideas Retina

Cómo evitar tirar comida gracias a la tecnología

En Europa se desperdician unos 88 millones de toneladas de comida cada año, lo que cuesta 143 000 millones. Muchas organizaciones en la cadena alimentaria recurren a la tecnología para evitar y reducir el desperdicio de comida.

Descubrir comida caducada en la nevera no solo te afecta económicamente, sino que además tiene un amplio impacto ético y ambiental. Al margen de tu pérdida personal, en Europa se desperdician unos 88 millones de toneladas de comida cada año, lo que conlleva unos costes asociados calculados en 143.000 millones de euros, según asegura Microsoft En palabras de Bernhard Url, director ejecutivo de la European Food Safety Authority, “Europa malgasta el 30 % de los alimentos, lo cual es un escándalo a nivel ético”. El problema, además de humanitario, es medioambiental: el 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero vienen del desperdicio alimentario. Frenar el derroche es uno de los objetivos que la ONU ha establecido para antes de 2030, como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En 2013 nació Winnow, una startup dedicada a optimizar los procesos de aprovechamiento de la comida.  La compañía propone una báscula que permite medir a los cocineros no sólo los kilos de comida que van a tirar, sino también su valor y su potencial impacto medioambiental. Así, según Mark Zornes, cofundador de la compañía, los restaurantes pueden ser más eficientes y desperdiciar entre un 40% y 70% menos de comida. Entre sus clientes, cuenta con varios gigantes del sector, algunas cadenas hoteleras de renombre como Accor e, incluso, Ikea.

Telefónica y Sodexo presentaron a finales del pasado año “una solución de restauración digital y sostenible” basada en el internet de las cosas (IoT). Too Good To Go, es una app para adquirir comida sobrante de los restaurantes.  Hay otras iniciativas como Yonodesperdicio.org. Otra startup destacada es Ni las Migas, fundado en Madrid por un grupo de ingenieros agrónomos preocupados por el derroche. Fueron uno de los primeros en España que aprovecharon la geolocalización para concienciar al personal. Cierran acuerdos con locales para que ofrezcan su comida más barata. Hay más iniciativas de este tipo, como los catalanes We Save Eat y el proyecto canario Food to Bento

También a finales del año pasado, la consultora de transformación digital Ladorian lanzó una tecnología que permite a los restaurantes reducir el excedente de alimentos. La startup instala su software en las pantallas de televisión en los restaurantes y produce el contenido que se difunde a través de ellas. Pero no lo hace de forma aleatoria: Ladorian aplica un algoritmo mediante el cual se emite el contenido de forma personalizada según el stock de alimentos del restaurante, aseguró el pasado año a El Referente Miguel Ferrández, responsable del Área de Restauración. 

Otra startup llamada Phenix, esta vez francesa, trata de poner en contacto a las multinacionales que se quieren deshacer de sus productos con asociaciones que los necesitan. La tecnología que ha desarrollado, explica Miguel Die, director de la compañía en España, permite conectar oferta y demanda en tiempo real. La plataforma “distingue también los receptores que están más cerca de las compañías para disminuir el impacto medioambiental del transporte”. Las asociaciones reciben un sms o un email con la información de los productos de las empresas, que pueden ser tanto alimentos como de cualquier otro tipo. 

Retina

27/05/2019
Somos vagos y por eso nos tragamos las noticias falsas
01

Somos vagos y por eso nos tragamos las noticias falsas

¿Nos mueve la pasión o la pereza? Esa es la pregunta que se hacen los psicólogos y otros científicos sociales para tratar de averiguar por qué la gente se cree las noticias falsas. Saber qué nos mueve a aceptarlas es fundamental para luchar contra ellas.

03
El líder y yo (y nadie en medio)

El líder y yo (y nadie en medio)

El mismo fenómeno que acaba con las tiendas, los cines y las agencias de viaje afecta a la política, y nos lleva al cesarismo y la frivolidad.

¿Que me quiten el trabajo? No me preocupa...
10

¿Que me quiten el trabajo? No me preocupa...

Apenas uno de cada diez participantes en un estudio de Future for Work Institute y la Universitat Oberta de Catalunya está muy preocupado porque las máquinas o el software puedan hacer innecesario su trabajo o poner en riesgo su futuro en su empresa a corto plazo

Normas