Hacia la igualdad laboral en España, una tarea de todos
FIRMA INVITADA

Hacia la igualdad laboral en España, una tarea de todos

Es tarea de todos lograr que aquello que ahora puede resultar anecdótico o una excepción, se convierta en algo normal, asegura la responsable de Infojobs en España

Soy Dominique Cerri, tengo un hijo de 5 años y, tras una larga trayectoria profesional a nivel internacional, ocupo, desde hace tres el cargo de directora general de la plataforma de empleo InfoJobs.

Esta presentación deja a muchas personas con la boca abierta. Les sorprende que una empresa 100% tecnológica tenga a una mujer en un cargo de alta responsabilidad y les sorprende, también, que este puesto me permita compaginar mi faceta de madre con la vida profesional. Pero, lo que verdaderamente debería impactarnos y, sobre todo, preocuparnos es que estas reacciones se sigan produciendo a día de hoy.

Los resultados de un estudio propio en el que analizamos la presencia de las mujeres en los puestos directivos aportan datos muy claros al respecto: solo el 9% de las mujeres trabajadoras admite ocupar un cargo directivo en su empresa. Esta cifra confirma que en los cargos de director de área, miembro del Comité de Dirección, miembro del Consejo Directivo, director general o CEO de las compañías, todavía predomina el género masculino.

Además, solo el 27% de la dirección de los diferentes departamentos dentro de las empresas está liderado por una mujer. Este porcentaje desciende todavía más en determinados sectores, como el tecnológico. Y es que, en un mundo en el que las nuevas tecnologías copan prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida, en el que la digitalización ha llegado hasta a las empresas más tradicionales y en el que este ámbito genera excelentes oportunidades de empleo, sigue existiendo una importante brecha entre mujeres y hombres: únicamente el 18% de las áreas de tecnología están dirigidas por mujeres.

¿Cuál puede ser el origen de esta desigualdad?

Un estudio realizado en Reino Unido y publicado en la revista Science demostraba que, ya a la edad de seis años, las niñas creen que están menos capacitadas que los niños para desempeñar determinadas tareas y que, incluso, tienen menos talento que ellos. Tengo una historia personal que ejemplifica claramente las conclusiones de este estudio: hace unos meses, mi hijo me comentó que, cuando sea papá, quiere tener solo niños y no niñas. Y yo le pregunté el porqué. Su respuesta me dejó atónita: me dijo que porque solo los niños pueden ser jefes cuando son mayores.

Todo esto se traslada a la adolescencia y a la hora de elegir la educación superior. Solo el 8% de las chicas de 15 años asegura que quiere orientar sus estudios al campo de la Informática, mientras que, en el caso de los chicos, el porcentaje crece hasta el 25%.

Y los datos del Ministerio de Educación revelan que, si bien las mujeres son las que, actualmente, más acceden a estudios universitarios, cada vez son menos las que, en nuestro país, se apuntan a carreras STEM (ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología). Tan solo una de cada cuatro estudiantes de Arquitectura o Ingeniería es mujer.

La maternidad y la conciliación, una barrera más

También cabe añadir que, según datos de InfoJobs, el 47% de las mujeres cree que la maternidad puede ser un impedimento a la hora de ascender. Asimismo, el 26% de la población activa apunta a la falta de medidas de conciliación como el principal motivo que genera la desigualdad entre hombres y mujeres en los puestos directivos de las empresas.

La excepción que debe empezar a modificar la regla

Es tarea de todos lograr que aquello que ahora puede resultar anecdótico o una excepción, se convierta en algo normal.

En casa y en la escuela, los padres y profesores deben fomentar la igualdad y la libertad de elección para que, si una niña quiere ser de mayor desarrolladora de apps, diseñadora de videojuegos, ingeniera de robótica o investigadora en inteligencia artificial, no se sienta coartada para lograr su objetivo.

También es necesario seguir trabajando a favor de la diversidad en las empresas. Un primer paso, muy sencillo pero que puede marcar la diferencia, es publicar vacantes de empleo con un lenguaje inclusivo y no discriminatorio. Pero también hay que seguir avanzando en materia de conciliación, tanto a nivel público como privado. Los empleados, hombres y mujeres, de las empresas con políticas avanzadas en este sentido – horario flexible, jornada intensiva en periodos vacacionales, días extras por paternidad o maternidad o teletrabajo, entre otras – están más satisfechos en su trabajo y tienen un nivel más alto de compromiso con la empresa, lo que acaba siendo positivo para el negocio.

Y, por último, es fundamental que las mujeres que ocupamos puestos directivos, especialmente en sectores tradicionalmente masculinos, nos hagamos visibles, tomemos la palabra e inspiremos a otras mujeres.

Dominique Cerri es directora General de InfoJobs

Retina

23/04/2019
La tabaquera que pretende vender menos humo
05

La tabaquera que pretende vender menos humo

Philip Morris Internacional se vuelca con la investigación científica en su centro de innovación, conocido como El Cubo, en una apuesta por transformar una industria controvertida e involutiva

Normas