Wlalter Matthau y Jack Lemmon en 'The front page' (Billy Wilder, 1974)
Wlalter Matthau y Jack Lemmon en 'The front page' (Billy Wilder, 1974)

‘Blockchain’ y periodismo, o cómo reinventar los medios (y ganar dinero)

Un ecosistema de redacciones de propiedad cooperativa que busca ser la primera aplicación blockchain de consumo con impacto. Es Civil, una iniciativa de ConsenSys

“En un momento en que la industria del periodismo está luchando por mantenerse a flote, Civil propone una solución radicalmente nueva para la sostenibilidad: una red global formada por redacciones independientes y por aquellos que las apoyan, de propiedad cooperativa”. Así se presenta esta plataforma, creada bajo el paraguas de la compañía blockchain ConsenSys, liderada por el cofundador de la criptomoneda Ethereum, Joseph Lubin. 

No es verdad que no hay dinero en la industria periodística, el problema es que está concentrado en unas pocas empresas de tecnología".

“Civil nace para hacer frente a los problemas de titularidades y de modelo de distribución actuales de los medios de comunicación”, aseguraba Matt Coolidge, cofundador de Civil, durante la presentación de la plataforma en el Centro de Innovación de BBVA en Madrid. “No es verdad que no hay dinero en la industria periodística, el problema es que está concentrado en unas pocas empresas de tecnología, especialmente Google y Facebook”, añadía. En su plataforma -dice Coolidge- esto se evita con un modelo de economía circular donde son los beneficios se dirigen a mejorar la experiencia de usuario. 

Civil es una red de organizaciones de noticias, grandes y pequeñas, alineadas a un nuevo modelo de negocios basado en la criptomoneda. Su meta es sumar un total de 1.000 redacciones en el primer año. Hasta el momento cuentan con algo más de una veintena -con sede en Estados Unidos y Latinoamérica- de periodistas procedentes de publicaciones como The New York Times, The New Yorker, LA.Times, Denver Post, NYT o Politico.  

Una de esas redacciones es Colorado Sun, creada -con el soporte de Civil- por un equipo periodistas provenientes del diario Denver Post entre los que se encuentran la premio Pulitzer Dana Coffield. “Colorado nos necesita. Han desaparecido cientos de empleos en el mundo periodismo en los últimos 10 años, lo que se traduce en muchas historias no contadas, delitos y crímenes no expuestos, poderosos no controlados y buenas personas no reconocidas”, asegura a El PAÍS RETINA Larry Ryckman, director de este nuevo medio.

¿Por qué decidieron aliarse con Civil? “Era un socio ideal, ya que quiere servir como plataforma, no como editor. Es decir, no tiene voz sobre el contenido”, afirma. Además, les ha proporcionado fondos y también apoyo técnico y comercial para ayudarles a despegar, algo que Civil ofrece como incentivo a los emprendedores que se alían con la plataforma para crear sus medios. Tanto ellos como el resto de redacciones que se unen a Civil deben invertir al menos 1000 dólares en tokens CVL para la gobernanza de la plataforma.

Ryckman destaca algunas de las ventajas de blockchain para los medios: “Proporciona una gran seguridad para nuestro contenido, garantiza una mayor transparencia para nosotros y para nuestros lectores y facilita que los estos puedan apoyar directamente a Colorado Sun y a sus periodistas”, comenta. Además, cree que la cadena de bloques será particularmente importante para los reporteros en otras partes del mundo donde los gobiernos podrían verse tentados a cerrar servidores y a castigarlos.

También se ha unido a la red la agencia de noticias Associated Press (AP), que entregará su contenido a Civil para que las redacciones del ecosistema accedan directamente al él. Blockchain permite a AP solucionar un problema hasta ahora no resuelto: la trazabilidad de sus informaciones para conocer cómo se difunden y garantizar que se cumplen los derechos de autor. Con este sistema de identidad y autoría probadas se puede saber a quién pertenece cada contenido publicado.

Modelo de negocio

Tal y como comenta Úrsula O'Kuinghttons, responsable de Civil en España, Civil trata de desintermediar, adaptar periodismo a los nuevos tiempos y reinventar su modelo de negocio. Blockchain permite, por ejemplo, contar con unos términos de licencia de contrato inteligente: derechos y duración de términos automáticamente ejecutables, junto con un mejor seguimiento de uso en la web.

El cofundador de la criptomoneda Ethereum, Joseph Lubin.

“Intentamos ser la primera aplicación blockchain de consumo con impacto. No aspiramos a hacernos ricos sino a ser útiles”, asegura Coolidge. Por eso hace hincapié en el hecho de que Civil es un ecosistema y que su principal valor es el acceso a él, facilitando las colaboraciones entre redacciones para, por ejemplo, realizar investigaciones periodísticas. La plataforma integra también procesos de gamificación, mediante retos que ofrecen recompensas por subir contenido de calidad.

Pero lo que Coolidge destaca como “realmente diferente y único” de Civil es el hecho de que su control esté representado por la propiedad de los tokens CVL. “Hay que aclarar que, dejando de un lado la inversión inicial de 1000 dólares, ni las redacciones que están en Civil ni sus clientes tienen que operar en criptodivisas. Espera, no obstante, que en un futuro se realicen cada vez más transacciones mediante monedas CVL. El cofundador de Civil señala que no están tratando de inventar la rueda sino de introducir un nuevo modelo económico que añada incentivos. 

Garantías éticas

Otro punto fuerte de Civil son los incentivos para el comportamiento ético. Para ser parte de la red, cada redacción debe firmar la ‘Constitución’ o código de conducta de la plataforma, diseñada para garantizar la fiabilidad de sus contenidos y para recompensar discurso de calidad en la comunidad. “Significa enviar un mensaje muy poderoso a tus lectores de que te estás tomando tu trabajo muy en serio”, sostiene Coolidge.

Este código describe los estándares y las reglas de autogobierno. Está conformado por un consejo de expertos internacionales como Matt Thompson, editor de Atlantic Magazine; Emily Bell, profesora de la Universidad de Columbia; Sue Gadner, ex directora de la Fundación Wikimedia; Elen Goodman, profesora en Rutgers University; Maria Ressa, directora de Rappler o Javier Moreno, editor de El País América.

Civil también cuenta con otras patas asociadas, como un laboratorio de innovación o una Fundación, dirigida por la reconocida Vivian Schiller, expresidenta y directora ejecutiva de la Radio Pública Nacional de EE.UU, exdirectora del área digital en NBC News, exdirectora regional de NYTimes.com y exdirectora global de asociaciones periodísticas en Twitter, entre otros cargos. Su foco estará puesto en redacciones que dan voz a colectivos invisibilizados, en velar por el cumplimiento de la Constitución de por parte de las redacciones y en asegurar un sistema democrático en el ecosistema Civil.

Retina

21/07/2019
07
El ciberespacio occidental copia la internet paralela china

El ciberespacio occidental copia la internet paralela china

China ha construido una Internet paralela, y la integración con la que rige el resto del mundo es mínima. La Gran Muralla Cibernética ha protegido a sus empresas y el gigantesco mercado local ha espoleado su innovación. Ahora es Occidente quien copia sus servicios.

Ya estamos viajando en la nave de Bowman
09

Ya estamos viajando en la nave de Bowman

Hoy ya viajamos en la nave de Bowman, el astronauta de '2001: una odisea del espacio' que concibió Arthur C. Clarke. la nuestra, sin embargo, es una odisea por el espacio digital

¿De verdad es tan peligrosa FaceApp?
10

¿De verdad es tan peligrosa FaceApp?

FaceApp, una aplicación de origen ruso, ha vivido una segunda juventud dos años después de hacerse viral. Su éxito repentino ha propagado la preocupación por todo el mundo. ¿Se la merece?

Normas