En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Daniel Seseña
Daniel Seseña
Las apps de

Daniel Seseña; el narrador que duda

Fascinado por lo que denomina periodismo involuntario, Daniel Seseña divulga la cultura digital y la innovación social desde Cámara abierta 2.0.

Horas antes de nuestro encuentro, Daniel Seseña (Madrid, 1972) publica este tuit: “¿Qué tiene Twitter —y las redes sociales en general— que hace que las bocas se llenen de cátedra?”. Así que le devolvemos la pelota para que se conteste a sí mismo. Para responder, el director y presentador de Cámara abierta 2.0, programa sobre Internet y transformación digital que se emite en Televisión Española desde hace más de 11 años, aclara que esa pregunta es una reflexión ante un contexto con “voces muy polarizadas” sobre asuntos como Cataluña o el franquismo.

“Las redes son un escenario donde nadie parece dudar pero, ¿de verdad todos tenemos una postura firme que se puede manifestar con tanta certeza? ¿No hay lugar para el diálogo? Porque a mí las redes me han llevado a dudar de prácticamente todo, tengo muy pocas certezas y me encanta que sea así justo en un momento en el que tenemos acceso a más opiniones que nunca”, señala. No es casualidad, por tanto, que los estados de WhatsApp de Seseña reflejen frases como “en modo alguno” o “en constante duda”.

Esta necesidad de replantearse cosas le ha llevado a analizar a fondo durante los dos últimos años lo que denomina periodismo involuntario, algo que siempre ha existido pero que hoy en día ha adquirido una mayor dimensión gracias a la tecnología. “Ahora, todos, seamos o no periodistas, captamos y compartimos información que llega a una, a dos o incluso a millones de personas. Eso nos convierte en periodistas involuntarios, porque emitimos información sin tratarla, ya que el tratamiento es un acto voluntario propio de los profesionales del periodismo”, matiza.

El alcance es tal que Seseña asegura que más del 60% de los temas emitidos en Cámara abierta 2.0 tiene su origen en este concepto, ya que cada vez hay más personas con talento que generan valor e influyen en los demás sin ser conscientes de ello. Esta falta de consciencia es lo que, además, desmarca esta teoría del periodismo ciudadano, donde sí hay un tratamiento intencionado de la información.

Sus investigaciones en este terreno han derivado en El Rasgo, un observatorio cofundado con Arantza Martínez Eguía para debatir sobre periodismo y cultura, ya que a su juicio el diálogo que se establece entre estas dos disciplinas está repleto de expresiones involuntarias en las que merece la pena profundizar: “Los contenidos están vivos y hay creaciones interesantes que aportan valor a una sociedad en plena transformación donde seguimos descubriéndonos”.

Con el apoyo de Acción Cultural Española, El Rasgo celebró sus dos primeras ediciones en Madrid a finales del pasado año y durante 2019 tendrá nuevas convocatorias, así como su presentación oficial en el XX Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Mientras tanto, Seseña también continúa cultivando su faceta de escritor en el blog Periodismo Ficción.

Apps para preparar su programa, periodísticas y para ratos de ocio

1. INSTAGRAM.- Es su preferida y le da un uso tanto profesional, para compartir clips de su programa, como personal: “No me considero fotógrafo, pero me gusta captar pequeños detalles con la cámara, y lo he potenciado con esta app”.

2. DRAE.- A la hora de redactar contenidos, el Diccionario de la Real Academia Española es una de sus herramientas de trabajo “básica” para consultar dudas sobre signifi cados y “jugar correctamente” con las palabras.

3. IMOVIE.- Muy útil para editar desde su iPhone pequeños vídeos que en ocasiones acaban utilizándose como planos recurso de las piezas informativas de Cámara abierta 2.0.

4. ‘THE NEW YORK TIMES’.- Los contenidos en vídeo de este medio son un ejemplo a seguir para Seseña.

5. ‘EL PAÍS’.- “Sonará a peloteo, pero me gusta mucho cómo trata la ciencia y la tecnología. Además, Paco Peregil, Juanjo Millás, Rubén Amón e Isabel Coixet son una referencia”.

6. + 24.- Para conocer cualquier novedad informativa en tiempo real, esta app de RTVE permite navegar entre distintas señales de televisión en directo. 7. RADIO SWISS JAZZ.- Sus gustos musicales siempre se han centrado en el blues y el jazz. Para disfrutar de este último género, crea playlists con esta app que defi ne como “una joya recomendada por un compañero de Sonido”.

8. EL TENEDOR.- Para alguien que pasa mucho tiempo fuera de casa, poder reservar fácil y rápido un restaurante es “fundamental”.

9. TRADUCTOR DE GOOGLE.- Recurre mucho a ella para conocer la pronunciación correcta de una palabra en otro idioma.

10. NIKE+ RUN CLUB.- Ha probado varias aplicaciones para dar rienda suelta a su afi ción por el running, pero esta es la que mejor resultado le ha dado hasta ahora.

11. CAR2GO.- Al no tener coche propio, este servicio de alquiler de automóviles le permite moverse por Madrid cuando no puede desplazarse en metro.

Retina

27/06/2019
03
No hay un ‘plan b’ para Madrid Central

No hay un ‘plan b’ para Madrid Central

Llevamos un siglo incorporando y entronizando el automóvil en la ciudad, ahora que conocemos los efectos de esa decisión, no podremos esperar otro para restringirlo.

07
Cómo adivinar la obesidad mundial con cuatro alimentos

Cómo adivinar la obesidad mundial con cuatro alimentos

Investigadores de la Universidad de Chile y Johns Hopkins (EE UU) demuestran que es posible predecir la prevalencia de la obesidad aplicando técnicas de aprendizaje automático a los datos de compra de alimentos de cada país

08

Reciclar los datos que se esconden en la basura

La ‘startup’ TeknTrash recurre a algoritmos de aprendizaje automático para reconocer productos en las centrales de reciclaje y entregar al fabricante información valiosa sobre su consumo.

Reciclar los datos que se esconden en la basura
Miele: investigación a favor de la durabilidad
09

Miele: investigación a favor de la durabilidad

Sistemas inteligentes de ayuda, conectividad, diseño y facilidad de uso marcan la cima de los electrodomésticos de cocina del siglo XXI. En Miele tienen claro cómo producirlos y cuál es su público.

Normas