El trabajo del futuro y el futuro del trabajo

El trabajo del futuro y el futuro del trabajo

El efecto de la IA no impactará tanto sobre el número de empleos sino sobre cómo ejerceremos cada actividad laboral

Muchos de quienes se jubilaron en el siglo XX desarrollaron su carrera profesional en una sola empresa. Disfrutaban de horarios lineales con descansos pautados y, en algunos casos, con periodos de baja actividad que permitían procrastinar de forma legítima.

Roberto Sánchez, Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital.

La naturaleza del trabajo ha mutado en la última década. Y más que lo hará. Los autónomos ganan peso en el cómputo global (son más de un tercio de la fuerza laboral estadounidense). La gig economy gana fuelle y redefine conceptos.

“La nueva economía genera tipos de empleo diferentes, con características que no se acomodan a los tradicionales modelos de trabajador autónomo y por cuenta ajena”, reflexiona Roberto Sánchez (Madrid, 1954), director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información del Ministerio de Economía.

A este escenario hay que añadir el miedo a que la automatización nos quite el empleo. “La IA es una tecnología de propósito general y condicionará el desarrollo de, al menos, la primera mitad del siglo”, opina Sánchez. “Pero no impacta tanto sobre el número de empleos, sino sobre cómo ejerceremos cada actividad. El debate de la redistribución del empleo se enmarca en uno mayor: cómo redistribuir de modo justo las ganancias de productividad obtenidas con la IA”, destaca.

¿Están los trabajadores españoles preparados para afrontar este reto? “Está en nuestras manos conseguirlo”, asegura Sánchez. En la secretaría de Estado para el Avance Digital trabajan para favorecer un cambio de modelo económico del país centrado en la creación y consolidación de empresas tecnológicas. “Hemos de promover el desarrollo de las competencias digitales, hacer accesible la financiación a cada persona y empresa que tenga una idea que nos permita avanzar como país y extender la conectividad a todos los rincones”.

Retina

20/02/2019
Los coches eléctricos piden oxígeno
01

Los coches eléctricos piden oxígeno

En 2040 las baterías de iones de litio habrán quedado atrás y los vehículos a pilas se alimentarán con acumuladores de litio-oxígeno o polímeros de grafeno, más sostenibles, baratos y eficientes

02

El hidrógeno quiere correr

Los vehículos de pila de combustible no emiten gases contaminantes, no hacen ruido y su depósito se llena con rapidez. Parecen la alternativa perfecta de futuro. Entonces, ¿por qué van por detrás de otras tecnologías?

El hidrógeno quiere correr
04

Uber, Google, Facebook, Airbnb... ¿Quién paga más?

Salary Project se ha propuesto llevar la transparencia al mundo de las nóminas para favorecer la igualdad y mejorar la toma de decisiones laborales. Por cierto, de mayor quieres ser ingeniero de software en Netflix

Uber, Google, Facebook, Airbnb... ¿Quién paga más?
06

¿Progreso? ¿Qué progreso?

No sabemos siquiera si existe el progreso. La tecnología avanza porque una innovación se basa en la anterior. Pero, ¿se aplica esto al progreso?

¿Progreso? ¿Qué progreso?
Normas