'Render' del proyecto de entrega automatizada de Continental.
'Render' del proyecto de entrega automatizada de Continental.

Un perro robot podría entregarte tu próximo pedido por internet

La compañía Continental ha presentado en una feria tecnológica en Las Vegas una solución que junta vehículos sin conductor y autómatas con forma animal para facilitar el reparto en última milla

El Consumer Electronics Show (CES), que se celebra esta semana en Las Vegas, nos ha traído el atractivo del primer televisión enrollable, desarrollado por LG. El nuevo producto de la tecnológica es capaz de ocultarse cuando no se utiliza para reducir espacio en el salón, pero no es la única innovación que llama la atención del espectador que ha tenido la oportunidad de acudir a la feria.

La compañía alemana Continental, líder mundial en la producción de neumáticos, ha presentado una solución cuando menos interesante para el reparto en última milla. Mediante el vehículo autónomo Continental Urban Mobility Experience (CUbE), que empezó a probar en Fráncfort en verano de 2017 con el propósito de utilizarlo como transporte de pasajeros sin conductor, la multinacional pretende transportar perros robot que recorran los últimos metros para entregar los pedidos.

El CUbE y su ayudante zoomorfo son eléctricos, autónomos y pueden comunicarse entre sí. “Estas sinergias crean un potencial increíble para el sector. Y, más allá de su base tecnológica, es razonable que se desarrolle toda una cadena de valor en esta área”, ha defendido en un comunicado Ralph Lauxman, responsable de sistemas y seguridad de la compañía.

Vehículo autónomo de Continental. Getty Images

Continental afronta el desafío de la entrega automatizada dividiendo el problema en dos partes: la necesidad de recorrer distancias largas entre distintas ubicaciones de reparto y la de disponer de componentes pequeños y maniobrables que entreguen los paquetes en su destino. Con su solución de transportar los robots en el vehículo para que recorran el camino a la puerta, salvan el escollo y reducen la intervención humana a labores de gestión, desarrollo y mantenimiento.

La compañía de transporte Segway también ha levantado la voz durante el CES para mostrar su robot Loomo Delivery, una suerte de armario con ruedas diseñado para realizar entregas de alimentos, paquetes y otros artículos en última milla.

El robot zoomorfo 'Spot'.

Pero la decisión de optar por un robot con forma de perro por parte de Continental frente al modelo más tradicional de Segway no obedece solo a una cuestión estética. El fundador de Boston Dynamics, Marc Raibert, es de la opinión de que un robot con piernas es una solución interesante en la entrega automatizada de paquetes. Cuanto más se parezca la morfología del robot a la de un humano o animal, más fácil le resultará desenvolverse en una ciudad. Al fin y al cabo, las ruedas no parecen la mejor opción a la hora de subir unas escaleras.

Raibert habla con conocimiento de causa. Su compañía es la responsable del perro robótico Spot que, a pesar de no haber sido diseñado inicialmente con esta finalidad, tiene las habilidades necesarias para convertirse en un futuro repartidor. Puede subir y bajar escaleras, desplazarse por terrenos irregulares y agacharse o saltar para superar obstáculos, además de recoger y entregar objetos gracias a un brazo robótico que tiene situado en el lomo.

 

Retina

20/05/2019
Normas