Las tres estafas con criptomonedas más sonadas de 2018

Las tres estafas con criptomonedas más sonadas de 2018

Centenares de empresas fraudulentas han conseguido estafar miles de millones de euros con promociones falsas y aplicaciones descentralizadas

Se cumplió el pronóstico: los análisis en ciberseguridad para 2018 adelantaban que las criptomonedas serían una de las principales amenzadas del año. A lo largo de los últimos 365 días, los fraudes se han ido extendiendo y perfeccionando. Ya vimos que hay una nueva oleada de virus que busca colarse en los dispositivos y utilizar sus recursos y energía para minar criptomonedas. Esta evolución en los virus ejemplifica que las amenazas se adaptan constantemente a las tendencias de los usuarios. Pero es solo una de las formas en que pueden jugártela con las criptomonedas. Las estafas también han crecido: la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos estimó que, entre junio y diciembre, se perderían más de 2.616 millones de euros por culpa de las criptoestafas. Repasamos cuáles han sido algunas de las más sonadas del año.

  • Una trama en la que ni siquiera el CEO existía

A finales de 2017, la empresa Centra Tech emitió una Oferta Inicial de Moneda (ICO) fraudulenta que recaudó 28 millones de euros. Para conseguirlo, habían anunciado acuerdos con Visa y Mastercard e incluso el boxeador Floyd Mayweather y el productor DJ Khaled lo habían promocionado. Todo empezó a desmoronarse cuando renunciaron dos de sus fundadores y llegó la primera demanda.

"Tras una investigación de la Comisión de Valores y Bolsa estadounidense, se determinó que nunca hubo ningún acuerdo con las compañías financieras mencionadas, que el proyecto se presentó con mucha publicidad engañosa y que incluso el CEO de la compañía era inexistente", explica Criptonoticias. También cuenta que en abril de 2018, los fundadores fueron arrestados y se calculó que sus crímenes de fraude podrían acarrearles hasta 65 años de cárcel.

  • Funciona aunque parezca obvio

333ETHER es una ÐApp que se basa en la criptomoneda Ethereum. Las ÐApps (acrónimo en inglés de aplicaciones descentralizadas) son plataformas que permiten cualquier interacción entre sus miembros, desde la web o a través de una app móvil, sin la necesidad de un agente central que gestione ese servicio o que lleve un control de cada uno de los registros y acciones realizadas. 333ETHER ofrecía un retorno de 33,3% en la criptomoneda Ethereum de por vida a cambio de una inversión inicial. Aunque esto ya es sospechoso, consiguieron estafar más de 1,4 millones de euros.

Apareció en septiembre de 2018 y tuvo su pico de actividad a principios de octubre, cuando llegó a ser una de las DApps más utilizadas. Según explica Criptonoticias, para diciembre, solo tenía nueve usuarios activos al día. En su página oficial aparece un mensaje en ruso anunciando un próximo casino en línea.

  • También a través de Twitter

Una de las formas de atraer a los usuarios a este tipo de estafas es ponerlas en boca de personas que les generan confianza o incluso a las que admiran. Por eso, a principios de año, se extendieron los bots de Twitter que duplicaban cuentas de personajes públicos (hubo quienes incluso hackearon las cuentas oficiales) para escribir tuits en los que animaban a los usuarios a hacer transferencias con Ethereum asegurándoles que recibirían más dinero a cambio.

Esto de por sí parece sospechoso pero es más creíble si te lo dice un personaje reconocido del sector tecnológico. Los estafadores fingieron ser Bill Gates y Elon Musk, con 20 millones de seguidores en Twitter, y aseguraban que regalaban criptomonedas para celebrar los nuevos lanzamientos de la compañia. Se calcula que crearon una red de unos 15.000 bots de cuentas falsas y que utilizando este método lograron más de 1,4 millones de euros.

Retina

15/11/2019
08

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas

El 80% de los profesores usa tecnología para preparar y desarrollar sus clases. Algunos crean sus propios materiales digitales con herramientas gratuitas de grandes tecnológicas, como Apple, Google o Microsoft. ¿Convierte esto al alumno en moneda de cambio?

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas
Normas