En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Así es pasar un día entero al lado de Siri

Así es pasar un día entero al lado de Siri

Apple entra en el salón con el altavoz inteligente HomePod. Y lo hace, a diferencia de sus competidores, sin pantalla, solo con un cilindro blanco que sabe contestar cuando se le dice: “Hola, Siri”

Los primeros minutos son “marca de la casa”: solo hay que acercar el iPhone a la parte superior del altavoz para que lo detecte, y en cuestión de cinco minutos está configurado. Home-Pod sabe que mi idioma habitual es el español con acento castellano. En la parte superior cuenta con una superficie táctil para subir o bajar el volumen o cambiar de canción. No hay pantalla. Ni botones físicos. Tampoco interruptor.

Apple Music hace que funcione a la perfección. Pero, ¿qué pasa si tienes Spotify? Que funciona, pero la experiencia no es óptima, no es tan fluida. Se controla desde el móvil, pero no hablando, que es la propuesta de Apple. Esto significa que a los 349 euros que cuesta hay que sumar 10 más al mes por la suscripción a su almacén de canciones.

Un día después de la presentación del iPhone Xs, Apple nos llevó a su sede en el Apple Park para mostrarnos cómo Siri ya hablaba español. Fue toda una declaración de intenciones. La mayor parte del equipo que gestiona el producto en español tiene su base en Miami.

El HomePod ha sido uno de los aparatos más esperados de Apple. Se anunció el 5 de junio de 2017. Salió a la venta en EE UU en febrero. En España y América Latina se ha estrenado a finales de octubre. Técnicamente, impresiona. Bajo su forma discreta se esconden siete tweeter y cuatro woofers. Una combinación que aporta un sonido limpio. Los seis micrófonos permiten tanto captar la voz como hacer llamadas nítidas.

Da igual el lugar donde se pongan uno o dos altavoces, se equilibra solo. En caso de contar con dos o más, se pueden poner en la misma habitación. De inmediato se configuran en estéreo. Si están en estancias distintas, permiten pasar de una a otra sin perder el sonido o cortar la canción.

A diferencia de los altavoces de Amazon, no hay versión inalámbrica. Es una decisión práctica, para asegurar que siempre están encendidos y también conectados a Internet. El cable, si no se esconde bien, resulta poco estético.

Google y Amazon lanzaron sus altavoces antes que Apple pero no sus asistentes de voz. Siri estaba en nuestros iPhones, pero tardaba más en aprender, en crecer como para ser la interfaz central de un aparato. ¿El motivo? Apple y su obsesión por la privacidad. Mientras que sus competidores recopilan y exploran datos, Siri no tiene acceso a los datos de clientes para aprender de ellos.

Siri es cada vez más útil. Al salir de casa nos puede decir si será necesario llevar el paraguas. También si han pasado los minutos necesarios para que el huevo puesto al fuego esté cocido. Cuando está de buen humor, hasta canta una canción si se insiste un poco. Pero sigue fallando en un punto clave, las elipsis del lenguaje natural. Siempre hay que hacer una frase completa sin tener en cuenta lo que ya se dio por sentado en la oración anterior o pierde el hilo en la segunda. En un solo día no se interioriza esta forma de hablar con un cacharro. Tanto Amazon como Google decidieron romper la dinámica de solo voz. Ambos tienen una versión con pantalla en la que añaden contenido en vídeo, además de menú gráfico. Saben que aprender a cocinar, guiando paso a paso, puede ser una de sus fortalezas. Algo que Apple por ahora no contempla.

Si se cuenta con Apple TV puede convertirse en el altavoz del televisor. También en el centro de control de persianas inteligentes o luces en una casa domótica compatible con la aplicación Home, de Apple, lanzada hace dos años. Si no se es parte de esta jaula de oro, es difícil sentirse cómodo.

  • CONCLUSIÓN

Con dos unidades se obtiene una mejor experiencia de usuario que con una sola. Pero el bolsillo lo notará. El HomePod es un producto para los fieles de la marca de la manzana que ya usen Apple Music y quieran integrar en casa una extensión más del universo Apple. 

 

Retina

22/01/2019
Normas