En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
05. DJI Phantom 4 Pro: Avanzado y modesto

05. DJI Phantom 4 Pro: Avanzado y modesto

La historia de DJI comienza en 2006, cuando el ingeniero Frank Wang decidió fundar una compañía para fabricar drones en una pequeña oficina en Shenzhen, China. Su eslogan era “El futuro de lo posible” y se ha ceñido a él sin apartarse ni un milímetro. Tras unos primeros años de investigación y desarrollo y muchos fracasos, en 2009 la tecnología permitió crear drones con varios motores. DJI empezó a fabricarlos en 2011, pero en aquellos momentos eran un producto muy profesional y con un precio prohibitivo (más de 10.000 euros). Sin embargo, Wang quería superar los estándares existentes y ofrecer productos avanzados que acercaran esta tecnología al mercado de consumo.

Ese momento llegó en enero de 2013 con el lanzamiento del Phantom 1, el primer cuadricóptero de la marca diseñado especialmente para el gran público, pero la verdadera revolución tendría lugar en diciembre de ese mismo año con el Phantom 2, un modelo fácil de manejar, con una autonomía de 20 minutos y capaz de realizar vuelos autónomos.

Todas las versiones nacidas desde entonces culminan con el Phantom 4 Pro 2.0, uno de los buques insignia de la marca y un ejemplo de la filosofía DJI: ofrecer un producto más avanzado y con un precio mucho más asequible. Frank Wang lo define como “el dron más sexy jamás diseñado por DJI”. Tiene una autonomía de 30 minutos y siete kilómetros, un sistema anticolisión capaz de detectar obstáculos y una rótula de estabilización que evita vibraciones y movimientos, lo que permite que la cámara pueda grabar vídeo con calidad 4K a 60 fotogramas por segundo.

Por

Retina

20/07/2019
07
¿De verdad es tan peligrosa FaceApp?

¿De verdad es tan peligrosa FaceApp?

FaceApp, una aplicación de origen ruso, ha vivido una segunda juventud dos años después de hacerse viral. Su éxito repentino ha propagado la preocupación por todo el mundo. ¿Se la merece?

Ya estamos viajando en la nave de Bowman
09

Ya estamos viajando en la nave de Bowman

Hoy ya viajamos en la nave de Bowman, el astronauta de '2001: una odisea del espacio' que concibió Arthur C. Clarke. la nuestra, sin embargo, es una odisea por el espacio digital

Normas