Amy Winehouse vuelve a salir de gira en forma de holograma

Amy Winehouse vuelve a salir de gira en forma de holograma

La empresa BASE Hologram ya ha diseñado espectáculos con esta tecnología y ha devuelto a la vida a artistas como Maria Callas, Roy Orbison y Whitney Houston

Amy Winehouse murió en 2011 pero eso no es motivo suficiente para que su música no pueda seguir llenando estadios. La artista, que se convirtió en todo un icono de la música soul, dejó un legado de dos álbumes que ahora recorrerá el mundo en una gira gracias a la tecnología de hologramas. La empresa BASE Hologram ha sido la encargada de traer a Winehouse de vuelta, después de diseñar espectáculos con esta misma tecnología para otros artistas también fallecidos como Maria Callas, Roy Orbison y Whitney Houston.

Amy Winehouse durante su actuación en el festival Rock in Rio en Madrid en 2008.

Según está previsto, una banda tocará en directo las canciones junto a la figura proyectada de la cantante, cuyo holograma entrará y saldrá del escenario e incluso podrá dirigirse al público a lo largo de las 15 canciones que compondrán el repertorio de cada concierto. Para diseñar el holograma, BASE Hologram ha creado un modelo combinando la imitación de los movimientos de la artista por parte de una actriz y añadiendo las grabaciones de voz originales de Winehouse. Todavía no hay fechas cerradas, pero la empresa anuncia en su página web que los espectáculos comenzarán a finales de 2019.

Hasta ahora, esta empresa había diseñado actuaciones puntuales con otros artistas también fallecidos: en 2012 el rapero Tupac, muerto en 1996, apareció en mitad del festival Coachella; Billie Holliday y Whitney Houston compartieron una actuación de no más de una hora e incluso se llegó a proponer la reunificación de The Beatles para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Aunque hasta ahora los espectáculos con hologramas van creciendo poco a poco, aún están lejos de marcar un punto de inflexión en la forma de vivir los espectáculos en vivo. 

El drama continúa

El anuncio de la gira, que durará tres años, llegó cargado de polémica. El precursor de la idea ha sido el padre de la artista, Mitch Winehouse, que siempre ha estado en el punto de mira por querer sacar tajada de los éxitos de su hija. En un vídeo que grabó para la agencia de noticias Reuters en octubre asegura que los beneficios irán a parar a la Fundación Amy Winehouse, que ayuda a jóvenes a superar sus adicciones. Amy Winehouse murió por una intoxicación etílica en 2011. Tenía  27 años.

Retina

24/01/2019
Normas