Érase una vez una marca: no lo cuentes, desarróllalo

Érase una vez una marca: no lo cuentes, desarróllalo

Contar una historia de marca nunca fue tan fácil. Sin embargo, las marcas no pueden tener solo una buena narrativa.

Contar una historia de marca nunca fue tan fácil. Es posible crearla, hacerla crecer y presentarla en una gran cantidad de plataformas. Sin embargo, las marcas no pueden tener solo una buena narrativa. Desde Think with Google nos comparten tres principios básicos para construir una narrativa de marca más efectiva, útil y, sobre todo, desarrollada:

  • - Usa las señales de la audiencia para ser más relevante. Observa cómo reacciona la audiencia ante un anuncio y adáptalo a sus respuestas. Un buen ejemplo de esto son los clics que hacen en ellos.
  • - Utiliza creaciones dinámicas para llegar a más gente. La fantasía de un anuncio personalizado para cada persona ha rondado siempre por la cabeza de los publicistas. Ahora es posible gracias a al uso de machine learning e inteligencia artificial.
  • - Ve más allá del spot aislado. No se trata de personalizar un anuncio dentro de una campaña y, más adelante, otro. Hay que adaptar al usuario la experiencia completa de una campaña, según sus acciones y reacciones. Esto es posible en plataformas de vídeo como YouTube, que te permiten construir narraciones complejas con vídeos que continúen la historia donde lo dejó el anterior. Siendo mostrados solo a aquellos usuarios que lo han visto y haciendo que se interesen por ese desarrollo. 

Para saber más:

Esta es una noticia patrocinada elaborada por Google

Retina

25/05/2019
02

¿Que me quiten el trabajo? No me preocupa...

Apenas uno de cada diez participantes en un estudio de Future for Work Institute y la Universitat Oberta de Catalunya está muy preocupado porque las máquinas o el software puedan hacer innecesario su trabajo o poner en riesgo su futuro en su empresa a corto plazo

¿Que me quiten el trabajo? No me preocupa...
04

El líder y yo (y nadie en medio)

El mismo fenómeno que acaba con las tiendas, los cines y las agencias de viaje afecta a la política, y nos lleva al cesarismo y la frivolidad.

El líder y yo (y nadie en medio)
Normas