Cómo restaurantes y hoteles te pueden ayudar a desintoxicarte del móvil

Cómo restaurantes y hoteles te pueden ayudar a desintoxicarte del móvil

Algunos locales reservan espacios libres de estos dispositivos, otorgan premios a quienes no los utilizan o vetan a los clientes más adictos

A nadie le sonará extraña la imagen: una cena de amigos en la que prácticamente se cuentan más teléfonos encima de la mesa que personas sentadas a comer. La penetración que han tenido estos dispositivos en la sociedad nos llevan a plantearnos una cuestión de dependencia. Hemos llegado a un punto en el que salir de casa sin el aparatito nos puede generar estrés y ansiedad.

En este contexto, son muchos los que plantean medidas para reducir el tiempo que pasamos delante de nuestra pantalla favorita. Incluso los menos interesados en que te deshagas del móvil han tomado medidas para que no se nos vaya de las manos. Empresas como Google, Youtube, Facebook o Instagram están llevando a cabo iniciativas para recomendarnos limitar las horas que pasamos al día en sus plataformas. El estímulo, sin embargo, también puede llegar de fuera del entorno digital. Algunos establecimientos reservan espacios libres de dispositivos, otorgan premios a quienes no los utilizan o vetan a los clientes más adictos. Recogemos algunos de los más interesantes:

  • Prohibido pedir el café con el móvil en la mano

“Por favor, no utilice teléfonos móviles en esta área”. Así reza un cartel frente al mostrador del West Melbourne's Cafe 655, una cafetería australiana que se ha cansado de que sus clientes antepongan su terminal a la persona que les está atendiendo. El propietario del local afirmaba al Daily Mail que la respuesta a la iniciativa fue positiva desde el primer momento y que cuando alguien llegaba al mostrador con el teléfono en la mano, al ver el cartel se alejaba y terminaba la llamada antes de volver a la fila para pedir su desayuno.

  • No más teléfonos en la piscina

Con el pretexto de que es importante vivir el momento, el Ayana Resort & Spa, un hotel de lujo en la isla de Bali, lanzó una campaña que prohibía el acceso a su piscina con dispositivos móviles desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde. “Nuestra intención es preservar lo que somos al valorar la conexión humana y el tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos”, comentó un portavoz del hotel a Lonely Planet.

Además de señalizar de la manera correspondiente esta nueva medida, han instalado casilleros en el acceso a la piscina en los que poder almacenar los teléfonos y ofrecen cartas y juegos de mesa a sus clientes para que puedan disfrutar del momento sin recurrir al entorno digital en lo que han querido denominar “un refugio para huéspedes”.

  • Premios para los más desconectados

Conscientes de que el castigo no es la mejor solución, algunas empresas prefieren premiar a los usuarios que aparcan el móvil antes de sentarse a la mesa. Es el caso de la marca de vinos chilena Castillo de Molina, que premiaba a los comensales de varios restaurantes que se deshacían del terminal durante la cena con una botella de vino. Durante la campaña, entregaron 470 botellas con el mensaje “Volver a disfrutar”, según informaba el periódico colombiano El Tiempo.

La pizzería Mastropiero, en Madrid, sigue una política parecida. Si sus clientes no sacan el móvil durante el tiempo que pasen en el local, les invitan al postre. Y el Eva Restaurant, en Los Ángeles, apostó por ofrecer un descuento del 5% en la cuenta a quienes dejasen su teléfono en la entrada.

  • Una guardería para tu terminal

En algunos restaurantes puedes encontrar un guardarropa en el que dejar tu abrigo. ¿Por qué no hacer lo mismo para el móvil? Con esta idea, el Hotel Restaurant Can Cuch, en Barcelona, quiso incentivar que quienes entraran en su establecimiento lo hicieran para estar más centrados en lo que les rodea. Aunque también les ofrece la opción de introducir los dispositivos en unas cajas personales situadas al lado de la mesa en la que están comiendo. La mayoría de sus clientes prefiere la segunda opción.

Retina

21/02/2019
Los coches eléctricos piden oxígeno
01

Los coches eléctricos piden oxígeno

En 2040 las baterías de iones de litio habrán quedado atrás y los vehículos a pilas se alimentarán con acumuladores de litio-oxígeno o polímeros de grafeno, más sostenibles, baratos y eficientes

02

El hidrógeno quiere correr

Los vehículos de pila de combustible no emiten gases contaminantes, no hacen ruido y su depósito se llena con rapidez. Parecen la alternativa perfecta de futuro. Entonces, ¿por qué van por detrás de otras tecnologías?

El hidrógeno quiere correr
08

¿Progreso? ¿Qué progreso?

No sabemos siquiera si existe el progreso. La tecnología avanza porque una innovación se basa en la anterior. Pero, ¿se aplica esto al progreso?

¿Progreso? ¿Qué progreso?
Uber, Google, Facebook, Airbnb... ¿Quién paga más?
10

Uber, Google, Facebook, Airbnb... ¿Quién paga más?

Salary Project se ha propuesto llevar la transparencia al mundo de las nóminas para favorecer la igualdad y mejorar la toma de decisiones laborales. Por cierto, de mayor quieres ser ingeniero de software en Netflix

Normas