Cómo ha cambiado Spiderman desde que lo creó Stan Lee

Cómo ha cambiado Spiderman desde que lo creó Stan Lee

La evolución de los efectos especiales en la industria cinematográfica ha llevado a la digitalización casi absoluta de los superhéroes que la editorial Marvel diseñó en los años 60 y que triunfaron en papel

La reciente muerte del dibujante y editor estadounidense Stan Lee se ha convertido en uno de los acontecimientos de la semana. El icónico creador de Spiderman, Hulk, Iron Man y Los 4 Fantásticos, entre otros, tuvo la oportunidad de disfrutar del auge de popularidad de los personajes a los que dio a luz y de su expansión más allá de las páginas de un cómic. No cabe ninguna duda de que el dibujante se ha ido cuando su obra está viviendo su mejor momento, con el cariño de los más fieles y profusos homenajes en forma de cameos en las películas del hoy denominado universo Marvel.

  • ¿Vemos una de superhéroes?

Tras algunos intentos por trasladar sus historias a la gran pantalla, la editorial consolidó su apuesta cinematográfica en los albores del siglo XXI con sus primeros éxitos en taquilla: X-Men y la primera trilogía de Spiderman. En 2009, Walt Disney Company compró la compañía por 2.800 millones de euros. Desde entonces, han producido una veintena de películas que comparten un elemento imprescindible: los efectos especiales, imprescindibles a cualquier entender en una ficción sobre superhéroes.

Uno de los ejemplos más recientes es Vengadores: Infinity War, en la que 2.900 de las 3.000 tomas que constituyen la película contienen efectos visuales, según reconoció su productora ejecutiva, Victoria Alonso. La ciencia ficción engaña hasta en el rodaje: hablamos de que solo el 5% de las escenas han prescindido de recursos digitales.

  • La digitalización de una aventura de cómic

Para poder llevar a cabo la producción en menos de dos años, Marvel Studios tuvo que contratar a varios proveedores para que se enfocaran en diferentes partes de la película. "Creo que hablamos con todas y cada una de las grandes compañías que se dedican a esto. Al final, tuvimos más de 20 empresas especializadas en este campo ayudándonos en la película. No es descabellado afirmar que es la mayor carga de trabajo en la historia de los efectos especiales", presumía Joe Russo, quien dirigió la película junto a su hermano.

Y es que un proyecto de esta envergadura precisa de una transversalidad con la que una sola empresa no es capaz de lidiar. La productora Digital Domain, que participó en más de 400 tomas de la película, tuvo que recurrir a distintos softwares y apoyarse en varias empresas expertas en modelado, montaje, animación, renderización, efectos, iluminación y movimiento solo para crear al personaje de Thanos.

Framestore también tuvo la oportunidad de participar en la película con un equipo de 160 artistas y se encargó de articular la secuencia de una de las peleas iniciales. El rodaje se hizo en Atlanta, pero la productora pasó un mes en Nueva York tomando fotos de referencia y panorámicas gigapixel para recrear los entornos y ambientar la escena en Manhattan. “Regresamos con más de 250.000 fotos y 15 terabytes de datos que utilizó el equipo de entornos para construir Washington Square Park y West Village, entre otros”, recordaba Richard Graham, uno de los responsables de este despliegue.

Sin embargo, de todas las explosiones, saltos entre edificios y peleas que caracterizan a este género, el efecto más difícil de conseguir no siempre es el que parece. Lou Pecora, supervisor de efectos visuales de Digital Domain, explicaba que, del trabajo de su productora en Spiderman: Homecoming, uno de los detalles que más les costó conseguir fue un peinado. “Es un momento donde a dos personajes les da el viento en la cara y teníamos que hacer que ese efecto se viera en su pelo”, recordaba. “Cuando vas andando por la calle, no sueles ver explosiones, pero sabes cómo se mueve el pelo de alguien si le da el viento, así que te darás cuenta si está mal hecho en la película”.

Retina

11/12/2018
Normas