Nube

La empresa que quiere reducir tu huella digital al enviar archivos

La holandesa Wetransfer, mundialmente conocida por su servicio de transferencia de archivos, ha lanzado varios productos dirigidos a profesionales creativos

Word es el editor de textos de referencia. El término Excel sirve ya como sinónimo de hoja de cálculo. Los archivos demasiado grandes como para adjuntarse en un email acaban enviándose a través de WeTransfer. La firma creada por Bas Beerens ha logrado entrar en el selecto grupo de herramientas de referencia de todo usuario de ordenadores: todos hemos enviado o recibido documentos a través de la plataforma holandesa (bueno, o casi todos).

La compañía ha crecido estos últimos años. Los 40 empleados que tenía hace dos años se han convertido en unos 130 repartidos en sus oficinas de Ámsterdam, Los Ángeles y Nueva York. Su despegue se debe a su producto estrella, por supuesto. Pero los responsables de la compañía quieren más. Han incorporado varios servicios con los que quieren colocarse como la plataforma de referencia para la comunidad creativa.

“Hemos pasado de estar totalmente centrados en un muy exitoso servicio de transferencia de archivos a ofrecer una variedad de herramientas de trabajo dirigidas a capacitar a las mentes creativas”, apunta Gordon Willoughby, CEO, momentos antes de participar en una mesa redonda del South Summit 2018. “WePresent está muy centrada en el ámbito editorial; Paper es una herramienta para iPad para hacer bocetos adquirida este verano a FiftyThree que en 2014 se descargó más de 25 millones de veces y cuyo objetivo es que puedas capturar tus ideas de forma rápida; y Paste es una app que sirve para hacer presentaciones colaborativas”, resume Willoughby.

Con estas herramientas, WeTransfer pretende hacerse fuerte entre la comunidad creativa. “Ofrecemos herramientas usables y eficaces para mentes creativas, capaces de hacer que las buenas ideas se conviertan en hechos reales. Nuestro target son los individuos y las pequeñas agencias que se dedican a actividades creativas. No queremos llegar a las grandes empresas, sino a profesionales relevantes”, explica. 

El secreto del éxito

WeTransfer lanzó su servicio de envío de archivos en 2009. ¿Cómo ha logrado erigirse como referencia? “Creo que una de nuestras grandes ventajas es que hemos invertido muchísimo tiempo y dinero en lograr hacer que algo que es complejo sea muy simple de usar.

También hemos cuidado mucho la privacidad de la gente: ni siquiera hace falta que te abras una cuenta para usarlo y los archivos que se suben a la plataforma son borrados siete días después. Nos esforzamos mucho en lograr que la huella digital de los usuarios sea mínima”, explica el CEO de la compañía. “Tras lo que hemos visto con Facebook y Cambridge Analytica, este asunto es si cabe más importante”, espeta.

El modelo es freemium: el servicio es gratuito y, quien quiera más capacidad de envío, puede pagarlo. El primero de ellos, auténtico motor de la compañía, se sostiene gracias a la publicidad. “Nos ha ido muy bien con este modelo, así que no pensamos cambiarlo. Creo que es muy apropiado para el uso que se hace del servicio. La gente sabe que no hay nada gratuito: si no te cobran ni hay anuncios, o es un SAAS (software as a service) y por tanto tratan de que al final pagues o lo que hacen es cosechar tus datos para venderlos a terceras partes. Los usuarios aprecian que seamos transparentes: la publicidad nos permite ser gratuitos”, explica. 

En busca de privacidad

Una de las obsesiones de la compañía es salvaguardar la privacidad de sus usuarios. “Implementar el GDPR ha sido relativamente sencillo para nosotros: solo tenemos los datos de quienes están suscritos al servicio premium. EL GDPR e ha convertido en un estándar global y nosotros hemos decidido aplicarlo a todos nuestros usuarios. Y hemos tenido una muy buena respuesta en EE UU”.

La publicidad ayuda a WeTransfer a monetizar el servicio gratuito de carga y descarga de documentos. Y han tenido que resistir los cantos de sirena que les llamaban a usar la información que tienen de sus usuarios para mejorar el rendimiento de esa publicidad. Pero esos cantos chocaron contra el muro de la privacidad. “La mayoría de compañías apuestan por modelos de publicidad cada vez más programática, por ir hacia objetivos de nicho. Nosotros no lo hemos hecho, y eso que nuestra comunidad de usuarios es muy valiosa: son influencers y early adopters”.

El avance de la nube

En WeTransfer son conscientes de los cambios que ha experimantado internet desde que arrancó la firma allá por 2009. Cada vez más servicios y documentos se alojan en la nube. Y, si esta sigue creciendo, quizás llegue un momento en el que no haya archivos que enviarse… porque estarán ya todos en la nube. “Hay muchos archivos todavía que necesitan ser intercambiados: música, ilustraciones, vídeos… Muchos de los envíos que gestionamos son proyectos para clientes. La confirmación de descarga, por tonta que parezca, es una de las características más apreciadas por nuestros usuarios: los usuarios quieren asegurarse de que sus clientes reciben sus productos”.

Retina

18/11/2018
06

La solución que surgió de la crisis

Una pequeña consultora con un alto componente tecnológico compite con multinacionales desde Canarias. Especializada en el sector bancario, VERTA demuestra que sin prejuicios y con innovación se llega mucho más lejos.

La solución que surgió de la crisis
08

La fábrica en la que los robots bailan

Visitamos la fábrica de Volkswagen en Navarra, donde artilugios enormes de movimientos perfectos se mueven a un ritmo imperturbable y saben, sin posibilidad de error, qué paso deben dar en cada momento.

La fábrica en la que los robots bailan
Normas