En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Llega RETINA LTD: cuenta atrás para la diversidad en las empresas

Llega RETINA LTD: cuenta atrás para la diversidad en las empresas

En el próximo evento Retina LTD, que se celebrará el 25 de octubre, se analizará el fin de la era de las empresas monocromáticas

En 1997, un estudio realizado por científicos de Harvard y Princeton demostró que, en audiciones hechas a ciegas, las mujeres ganaban hasta un 46% de probabilidades de acceder a orquestas sinfónicas. Veinte años después, la relación entre el talento y la diversidad en la empresa sigue siendo objeto de debate y asignatura pendiente para la mayoría de las organizaciones. “Hoy prácticamente todas las grandes empresas del mundo —y muy especialmente las vinculadas a la innovación— tienen programas para fomentar la diversidad. En nuestro país son muchas las empresas que lo están poniendo en marcha, aunque aún estemos lejos de las mejores prácticas del norte de Europa”, explica Jaime García Cantero, director de contenidos de los eventos EL PAÍS Retina y maestro de ceremonias en el próximo Retina LTD, que tendrá lugar el próximo 25 de octubre en los auditorios Nouvel del Museo Reina Sofía (Madrid) y estará especialmente centrado en esta materia.

No es que nos falten excusas para ponernos las pilas: de acuerdo con un informe publicado por McKinsey en 2016, las compañías con mejores cifras de diversidad racial y étnica tienen un 35% más de posibilidades de lograr resultados financieros por encima de la mediana de sus competidores. Por otro lado, la diversidad de género mejoraba estas expectativas en un 15%. “Silicon Valley tiene en común con la Florencia de Leonardo o el París de los años 20 su capacidad para atraer a gente de lugares, culturas y perfiles diferentes. La diversidad en la creatividad. La generación de ideas diferentes precisa de gente con ideas diferentes”, añade García Cantero.

En Retina LTD participará, entre otros, Sara Bieger, consejera de AXA y socia directora de la consultora especializada en búsqueda y selección de directivos, Altopartners. “Hay muchas empresas medianas y pequeñas donde a esta cultura todavía le queda camino por hacer. Pero creo que estamos avanzando”, explica.

  • Empresas heterogéneas

De todos modos, hay avances pendientes hasta en las altas esferas. La mayoría de las empresas del Fortune 500 no comparten datos sobre el género o etnicidad de sus empleados, pese a que la casi todas proclaman de una u otra manera la importancia de la diversidad. ¿Papel mojado? La tarea de hacer que la diversidad cale pasa, según Asunción Soriano, directora ejecutiva de Atrevia para España, por que el cambio sea real y se pase del discurso a la ejecución. “Son necesarios dos requisitos clave: un propósito claro, decidido y compartido, y generar complicidades internas. Ahí la comunicación y la concienciación y ejemplaridad de los líderes resulta fundamental”, señala.

Todos coinciden en la necesidad de poner sobre la mesa la diversidad en su sentido más amplio, en ir más allá del género. “En España, como tenemos tanto que avanzar aún en diversidad de género casi todos los esfuerzos se centran ahí, pero en países más avanzados tienen una visión más amplia, que incluye la diversidad cultural, racial, generacional o de perfiles profesionales”, razona García. Estas buenas prácticas fuera de nuestras fronteras las sitúa Bieger en empresas con presencia internacional. “Nosotros como Altopartners trabajamos en varios sectores. Las multinacionales son empresas que, como están en muchos países diferentes, han adaptado las mejores políticas de todos ellos. Ahí es donde tenemos que mirar. Y especialmente las tecnológicas y las farmacéuticas”.

Además, las consecuencias de una mala gestión de la diversidad no sólo se reflejan en la cuenta de resultados. Según la encuesta llevada a cabo por la firma británica Badenoch&Clark en 2017, uno de cada cinco trabajadores admite haber tomado alguna medida para ocultar su edad, discapacidad o sexualidad bien en el lugar de trabajo o bien durante la búsqueda de empleo. “Tenemos una cultura de país que viene de una sociedad de patriarcado. Es más fácil gestionar la homogeneidad que la diversidad. Pero un equipo es mucho más rico si es diverso y no hay nada más débil que un equipo clónico”, subraya Bieger.

Los tiempos que corren tampoco dejan demasiadas alternativas. Mantener las viejas prácticas en un mundo con nuevas reglas puede ser tan efectivo como comer sopa con tenedor. “En la transformación digital, la creatividad y la capacidad de cuestionarse las formas y procesos definidos necesitan de miradas diferentes. Para evitar la excusa del ‘porque siempre se ha hecho así’ tal vez sea necesario buscar personas que nunca lo hayan hecho así”, sentencia García Cantero.

REGÍSTRATE

Retina

21/10/2018
Normas