Cómo las búsquedas conversacionales cambian nuestros hábitos

Cómo las búsquedas conversacionales cambian nuestros hábitos

Las preguntas a los asistentes de voz van complicándose cada vez más; y no porque queramos ponerlos en un compromiso, sino porque cada vez confiamos más en su respuesta

El uso de los asistentes de voz no para de crecer. Es cierto que, cuando llegaron, muchos los utilizábamos para que nos contasen chistes, adivinanzas o respondieran a preguntas como: ¿cómo te llamas? o ¿cuál es tu película favorita? Pero una vez que la fiebre de su llegada ha pasado y se ha normalizado su uso como buscador, la forma de realizar estas averiguaciones ha cambiado.

Ahora se tiende más a mantener un diálogo con el asistente virtual, con preguntas más concretas. El uso de expresiones que incluyen necesito o debería, por ejemplo, han aumentado un 65%. Ya no es una ficción preguntarle a nuestro teléfono si debería comprar una casa o si puedo reservar un asiento para el perro en el tren. El uso de preguntas que incluye la palabra “puedo” es el que más ha crecido, con un 85%.

Las preguntas van complicándose cada vez más; y no porque queramos ponerle en un compromiso, sino porque cada vez confiamos más en su respuesta. Está claro que el uso de asistentes personales está suponiendo un cambio a la hora de entender al usuario. Cada vez más, comienzan a hablarnos de forma más clara, directa y humana.

Para saber más:

Esta es una noticia patrocinada elaborada por Google.

Retina

21/10/2018
Normas