Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra
Retina para Indra

Indra renueva su oferta comercial para profundizar la transformación de sus negocios

La compañía apuesta por la innovación, soluciones 'end-to-end' y desarrollo de propuestas de valor para simplificar y segmentar su oferta comercial y como mecanismo para impulsar el uso de productos disruptivos en sectores estratégicos

La transformación digital no comprende de tiempos. En una especie de renovarse o morir, la mayoría de organizaciones ha tenido que adaptar sus estrategias a un entorno en el que la tecnología se escribe con mayúsculas. La multinacional española Indra,presidida por Fernando Abril-Martorell, ha centrado sus esfuerzos en dos áreas – Transporte y Defensa; y Tecnologías de la Información– para acometer este camino hacia la innovación técnica. Como exponen desde la empresa, el fortalecimiento de la estructura de la oferta busca completar la cartera de productos centrada en propuestas de valor end-to-end, reforzado con soluciones innovadoras, permanentemente adaptadas a las tecnologías digitales y que tienen un alto impacto y retorno para los clientes.

Una de esas áreas, la que engloba el transporte, el tráfico aéreo, la defensa y la seguridad, resulta tan estratégica que hay dos ideas que prevalecen por encima del resto: innovación y especialización, que se complementan con la experiencia y el liderazgo acumulado por la empresa española. En el caso del transporte, la idea es ofrecer servicios diferenciales a partir de la movilidad inteligente, empleando la tecnología y la innovación para personalizar las experiencias a los usuarios. Este es el caso de los billetes electrónicos, capaces de adaptarse a los dispositivos y las necesidades de cada persona. Para el tráfico aéreo, tal y como explica Indra, el reto digital discurre por anticiparse a las futuras necesidades de un sector altamente técnico y cambiante. Por último, en la defensa y seguridad, las demandas exigen integrar las nuevas herramientas en el entorno más tradicional de forma cada vez más ágil.

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra

Indra agrupa todos sus servicios de Tecnología de la Información (TI) en Minsait

Las tecnologías de la información han llevado aparejado un cambio mayor si cabe. Bajo el nombre Minsait, Indra aglutina todos los servicios que afecten a este ámbito, pero siempre con el poso de la transformación digital de fondo. Esto se debe a que los servicios disruptivos que ofrecen bajo este paraguas abarcan desde la energía hasta los servicios financieros. El objetivo de Indra es segmentar la alta especialización que requieren estos entornos. Orientar el negocio hacia un mayor valor añadido y apostar por un crecimiento que siempre tenga como denominador común todo lo tecnológico. “Se trata de poner el conocimiento y la innovación para generar un verdadero impacto”, destacan. Por ello, todos estos servicios pasan a formar parte de Minsait, una marca filial ya consolidada que apuesta por ofrecer soluciones end-to-end segmentadas para 20 industrias integradas en los mercados de Energía, Industria y Consumo, Servicios Financieros, Administraciones Públicas y Telecomunicaciones y Media. Además, este porfolio se completa con una oferta transversal de transformación digital, reforzada con la integración de Paradigma, que incluye consultoría, tecnología digital y ciberseguridad. “Esta oferta potenciada demuestra una capacidad diferencial a la hora de integrar el mundo core con el mundo digital, nuestro liderazgo en innovación y en transformación digital y nuestra alta capacidad para alcanzar impactos tangibles para cada industria bajo un enfoque transformacional”, añaden desde fuentes de la compañía.

Valores centrales

Todos los cambios acometidos, sumados a los que están inmersos, han llevado a la multinacional a una revisión de los valores centrales de esta innovación. Liderazgo, flexibilidad, enfoque y fiabilidad representan las cuatro palabras clave que pretenden unir a la disrupción tecnológica. Se trata de una evolución casi natural ante uno de los mayores cambios acometidos internamente. La traducción de esta visión queda representada en programas como Innovators, que fomenta el emprendimiento y moviliza el talento de sus profesionales; Hack Days, en el que se potencia la creatividad y la innovación a través de sesiones de formación y mentoring; y El núcleo eres tú, que busca incorporar a cerca de 3.000 jóvenes como motor del cambio dentro de la compañía.

La llamada a la innovación de Indra parece clara. Solo falta conocer si todas las herramientas y estrategias puestas sobre la mesa terminarán de cristalizar. La multinacional ha situado a la tecnología en un lugar privilegiado para transformar sectores heterogéneos, pero con una demanda digital altísima. Con la evolución de los productos y una mejora en la generación de valor, la ruta ya está establecida. Ante un entorno de incertidumbre y volatilidad como el actual, da la impresión de que resulta casi imposible echar a un lado la innovación. “Los cambios no se producen solo de cara al exterior, sino también de puertas para adentro”, cometan. Y es que para llegar a transformar el negocio también toca poner la lupa en el interior con ese horizonte subrayado del 2020. 

Retina

21/10/2018
Normas