En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Maika Makovski: “Con el minidisc grabé mis primeras maquetas”

Maika Makovski: “Con el minidisc grabé mis primeras maquetas”

La cantante mallorquina empezó a sentirse artista gracias al añorado minidisc. Aunque Sony lo dejara de fabricar en 2013, ella cree que su utilidad sigue vigente

Puede que, en las mil vidas de Maika Makovski (Palma, 1983), haya sido presentadora de televisión, locutora, actriz o pintora pero ella se considera, por encima de todo, música. Es música por vocación, por profesión y por conversación: solo quiere hablar de canciones y de las emociones que le provocan. Normal que, cuando piense en tecnología, se acuerde de aquel objeto que la ayudó en sus primeros momentos, allá por 2000: “Guardo una relación especial con el minidisc Sony que utilizaba para grabar mis primeras maquetas. Era la primera vez que podía hacerlo bien. Fue un cambio sustancial respecto a eso de darle al play y al rec en un casete”.

 

SONY MZ-N710

El minidisc de Maika no venía solo: “Tenía un micro chiquitín con una base regulable con almohadilla y todo para el antipop [el también llamado fi ltro antiviento]. Aunque dejara de fabricarse en 2013, Maika cree que puede seguir siendo útil: “Es todo directo: empiezas y acabas. Y si no acabas, lo borras. Me parece una manera muy buena de trabajar para los jóvenes. Tienes que poder tocar tu canción de principio a fi n. No vale grabarte a trozos”.

Se me tienta fácilmente con todo lo que no he hecho nunca

Tanto le gustó que, durante una época, su minidisc y ella fueron inseparables: “Cuando empecé a girar me lo llevaba a los conciertos y grababa el sonido ambiente, siempre me ha gustado. Porque las grabaciones por mesa son frías, son duras de escuchar”… Pequeño y práctico, el minidisc era capaz de captar sonidos que hoy en día han desaparecido de nuestra vida: “El rock de ahora está demasiado pulido. A mí me gusta imperfecto, sucio… Me encanta escuchar el sonido guarro de toda la banda: la baqueta que chirría, la respiración del cantante o del bajista antes de cantar… eso ya no lo oyes. Y a mí me gusta. Porque le da vida y alma a la grabación”. Luego, cayó en la dictadura del móvil: “Es muy cómodo. Te puedes producir las cosas de una manera rápida y sencilla en tu casa. Puedes trabajar con loops y con instrumentos virtuales. Igual quieres un órgano de iglesia… ¡y lo tienes!”.

  • A la tele

Este octubre, Maika estrenará La hora musa, un programa de música en directo en La 2. En su expansión multimediática, la cantante mallorquina de padre macedonio ya había pasado de las salas de conciertos a los teatros y la radio. Parecía natural que acabara en la televisión: “Se me tienta fácilmente con todo lo que no he hecho nunca. Y esta era una buena causa porque la música en directo hace tiempo que no está bien representada en televisión… No me podía negar”. Y aun así, le ha costado por, ejem, mediaciones tecnológicas: “No es lo mismo hablar con un compañero de profesión que mirar y hablar a un ojo mecánico. He hecho todo lo que he podido para que no se me comiera el dichoso ojo mecánico”. Es un programa en el que el gremio tiene puestas muchas esperanzas. Y Maika corresponde: “He puesto todo mi respeto a las bandas que han venido a tocar, son las protagonistas”. No lo ve como una presión, porque para ella eso ya es pasado, “ya está grabado”. No tiene tiempo de pensarlo.

Maika está centrada en lo que define como “los tres meses más locos de mi vida”. Por resumir: bolos con The Mani- Las, el trío de power pop que forma junto a Olaia Bloom y Mariana Pérez; un fin de gira con Brossa Quartet; la banda sonora de la próxima película de Paco Plaza y, sobre todo, la grabación en diciembre de su nuevo disco: “Va a ser un disco de banda de rock, y tengo ganas de llevar las canciones a las salas”. Casi sin tiempo de pasar por casa y escuchar aquellas maquetas que grabó con su minidisc y que fueron el inicio de una de las carreras más relevantes y activas de la música española actual.

Retina

18/11/2018
06

La solución que surgió de la crisis

Una pequeña consultora con un alto componente tecnológico compite con multinacionales desde Canarias. Especializada en el sector bancario, VERTA demuestra que sin prejuicios y con innovación se llega mucho más lejos.

La solución que surgió de la crisis
07
La fábrica en la que los robots bailan

La fábrica en la que los robots bailan

Visitamos la fábrica de Volkswagen en Navarra, donde artilugios enormes de movimientos perfectos se mueven a un ritmo imperturbable y saben, sin posibilidad de error, qué paso deben dar en cada momento.

Normas