En nuestraRevista Retina

Búscala en el quiosco
Laura Urquizu, CEO de Red Points. Es licenciada en Economía por la Universidad del País Vasco. Tiene más de 20 años de experiencia en puestos directivos (Arthur Andersen, Caja Navarra) y como consejera en compañías tecnológicas.
Laura Urquizu, CEO de Red Points. Es licenciada en Economía por la Universidad del País Vasco. Tiene más de 20 años de experiencia en puestos directivos (Arthur Andersen, Caja Navarra) y como consejera en compañías tecnológicas.

Así son los cazadores de falsificaciones

Red Points, liderada por la navarra Laura Urquizu, trabaja en la eliminación masiva de enlaces en los que se ofertan productos falsos, desde camisetas de fútbol a perfumes o muebles

La carrera de Laura Urquizu (Pamplona, 1968) ha seguido una trayectoria inversa a la de muchos otros directivos. “Hay emprendedores que, una vez han triunfado, montan fondos de inversión o se dedican a trabajar en los consejos de administración de una tercera compañía. Para mí fue al revés. Pasé muchos años en la ejecutiva de grandes empresas como Arthur Andersen, Corporación CAN o Caja Navarra, siempre dirigiendo áreas ligadas al desarrollo tecnológico, y después de dos décadas de experiencia, en el otoño de 2014 me lancé a liderar una startup”. 

La startup de la que habla se llama Red Points, se dedica a combatir la piratería online a través de procesos automatizados y en enero de 2018 cerró una ronda de inversión de 20 millones de
euros para potenciar su expansión internacional. Ya han dado el salto a Nueva York con una oficina comercial . Y esto es solo el principio.

¿Qué tiene Red Points para que dejase su trabajo como consejera de varias empresas y empezase de cero en Barcelona?

Conocí a los dos fundadores de la compañía, Josep Coll y David Casellas, cuando yo formaba parte del jurado de BStartup, un programa de inversión puesto en marcha por el Banco Sabadell destinado a empresas tecnológicas en su fase inicial. Me encantó la idea desde el primer momento, porque daba una respuesta eficaz a la necesidad de proteger la propiedad intelectual en entornos digitales. No se trata de luchar solo contra la piratería, sino también contra las falsificaciones y la venta de productos a través de canales no autorizados. 

Tuvo buen olfato: en 2014 eran 12 personas en plantilla, ahora son 150 y ya han cruzado el Atlántico. ¿Cuál es el secreto? 

La clave está en la automatización de procesos para detectar, documentar validar (si es necesario) y, finalmente, proceder a la eliminación masiva de enlaces en los que se venden falsificaciones o productos no autorizados. Se entiende muy bien si pensamos, por ejemplo, en un club de fútbol que recurre a nosotros para que localicemos el máximo número de portales en los que se ofertan camisetas falsas de jugadores y procedamos a su clausura legal. Igual le ocurre a un productor de perfumes o a un diseñador de muebles. Además, se trata de un proceso muy rápido que dura menos de dos días.

El arte de anticiparse

La lucha contra las falsificaciones en Internet requiere de prevención.
“Uno de los retos que Red Points tiene por delante, y en el que ya estamos trabajando, es el de ofrecerle al cliente información predictiva (de tendencias en piratería y falsificaciones) para que este tome medidas para protegerse. Para ello, es fundamental manejar tecnologías disruptivas. Hemos creado un equipo de análisis para ver cómo el uso de blockchain nos puede aportar una ventaja competitva”.

El año pasado llegaron a clausurar 200.000 enlaces para un solo cliente. ¿Qué tecnologías usan?

Utilizamos técnicas de machine learning y reconocimiento de imágenes para toda la parte de detección y validación. El sistema aprende de incidencias pasadas y, si es necesario, modifica los parámetros de búsqueda para ser más eficiente. Solo procedemos a la eliminación directa de enlaces en aquellos casos en los que estamos 100 % seguros de que se está ofreciendo producto falso. Si hay una probabilidad alta, pero no tenemos la certeza, es el cliente el que tiene que validarlo antes. 

Es habitual escucharla decir que “la piratería y las falsificaciones se sofistican”. ¿A qué se refiere?

Lo que se sofistica es la forma en la que se ponen a disposición del cliente. Se están utilizando incluso aplicaciones para el móvil de venta de productos de segunda mano que luego te redirigen a páginas web que nacen con el único objetivo de vender bienes falsos.

Los engaños se encuentran en todas partes: desde en portales creados ‘ad hoc’ para ello hasta en ‘marketplaces’ como Amazon, Ebay o Alibaba”

¿No será también que al consumidor le gusta un poco la trampa? 

Es evidente que hay compradores que buscan hacerse deliberadamente con falsificaciones. Sin embargo, según nuestros estudios, más de un 50 % de las personas que se han encontrado en casa con este tipo de productos no tenían ninguna intención de comprarlos.
Los engaños se encuentran en todas partes: desde portales creados ad hoc para ello hasta en los grandes marketplaces como Amazon, Ebay o Alibaba.

¿Tienen los usuarios alguna forma de protegerse?

Fijarse mucho en quién es el distribuidor, en qué país se encuentra y cuántas unidades vende (si es pequeño, sería extraño que comercializase miles y miles de unidades). Solo con eso puede ser evidente que se trata de un operador no autorizado. Y, por supuesto, siempre intentar leer reseñas previas de otros compradores.

Retina

19/10/2018
El chatarrero electrónico que acabará en la cárcel
09

El chatarrero electrónico que acabará en la cárcel

Eric Lundgren irá a prisión por desafiar a Microsoft. Pero antes ha tenido tiempo de fabricar un coche eléctrico con desechos que supera al Tesla y ha librado de plomo y mercurio a los trabajadores de los basureros electrónicos de Ghana.

En la guarida barcelonesa de Amazon
10

En la guarida barcelonesa de Amazon

Las oficinas barcelonesas del gigante de la distribución incluyen un centro de I+D enfocado al análisis semántico y son una Torre de Babel en la que manda el silencio.

Normas