Los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss en un evento en 2016.
Los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss en un evento en 2016. REUTERS

Los archienemigos de Zuckerberg crean su propia criptomoneda

Los hermanos Winklevoss se convirtieron en milmillonarios invirtiendo en bitcoin y acaban de recibir la aprobación del Estado de Nueva York para lanzar la divisa digital Géminis

Quién más, quién menos ha oído hablar en alguna ocasión de Tyler y Cameron Winklevoss. Los gemelos que consiguieron 56 millones de euros con la demanda que interpusieron a Mark Zuckerberg por robarles la idea de Facebook fueron la fuente de inspiración de Aaron Sorkin para el guión de La red social. Pero los Winklevoss no querían pasar a la historia como víctimas. Al margen de su faceta deportiva —ambos compitieron en la modalidad de remo durante los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008—, los hermanos se convirtieron en milmillonarios el pasado diciembre gracias a que decidieron invertir buena parte de su fortuna en bitcoins. Después de crear su propia plataforma para el intercambio de divisas digitales, su intención de emitir criptomonedas vinculadas al dólar acaba de recibir el respaldo de las autoridades. El Estado de Nueva York ha aprobado la creación del estándar Paxos, bajo el que los Winklevoss distribuirán su divisa, Géminis.

La decisión de consolidar su apuesta por las criptomonedas llega en un momento crítico. La confianza que generan estos activos entre sus usuarios es la principal clave de su éxito, pero su mayor representante, bitcoin, se encuentra en una de sus horas más bajas de aceptación después de haber sufrido a comienzos de año un desplome de su valor cercano al 30% en apenas una semana, aunque en los últimos meses parezca empezar a estabilizarse.

Pero no todas las criptomonedas son iguales y la idea de estos hermanos no se parece a bitcoin tanto como cabría esperar. Géminis pretende enmarcarse dentro de la categoría de las llamadas monedas estables, entre las que se encuentra Tether, un modelo en el que cada token está respaldado por un dólar en la cuenta bancaria de sus creadores. La controversia de Theter reside en su falta de transparencia, pero la solución que introducen los Winklevoss promete cubrir esta carencia: la compañía de servicios financieros State Street Corporation mantendrá los dólares que respalden su divisa y la firma BPM llevará a cabo una auditoría mensual para certificar que todo es correcto.

"No creemos que nadie vaya a resolver el problema de la confianza porque las auditorías han estado ausentes en este mercado desde el primer momento", confesaba Tyler a Bloomberg esta semana. La tecnología blockchain permite descentralizar y, de esta manera, los Winklevoss pretenden un modelo en el que se convertirían en una especie de autoridad recentralizadora. ¿Qué sentido tiene entonces blockchain? Es una buena pregunta que formular a los dos pioneros que pensaron la primera red social. 

Más información

Retina

19/09/2018
Normas