El centinela agroclimático que lo ve todo (y te lo explica)

El centinela agroclimático que lo ve todo (y te lo explica)

Cesens es un sistema de monitorización de cultivos capaz de detectar plagas y optimizar el uso de fitosanitarios y riegos

Cesens es una maquinita entre el centeno. Desde ahí, vigila todas las variables que quitan el sueño al agricultor. Sin parafernalias ni precios celestiales, pues tal era la misión que se marcó Encore Labs.

“Esto surgió de un proyecto de i+D. Inicialmente era una plataforma que integraba varias tecnologías y nuestra misión se iba a ceñir al desarrollo de software para gestionar estaciones y visualizar datos”, recuerda Carlos Acedo, responsable de tecnología de Encore Labs. En esas estaban, cuando se dispusieron a comprar una estación para probar su plataforma: “Se iban bastante de precio”, asegura.

Así las cosas, el equipo optó por un término medio: “Compramos equipos de un proveedor de cierta fama, pero no muy asentado en el mundo profesional. Luego resultó que no funcionaban como lo establecían en sus especificaciones”.

  • ¿De quién hablamos?

De esta serie de catastróficos desengaños nace Cesens tal y como lo conocemos hoy en día. “Nos pusimos manos a la obra para desarrollar nuestra propia estación agroclimática”, afirma Acedo. Y lo hicieron.

Estas estaciones ya existían, pero con otros precios y con plataformas más limitadas. Encore Labs no ha inventado la pólvora. Se ha limitado a mejorarla. ¿Lado bueno? Llegar a un mercado con rivales a los que estudiar y modelos sobre los que dar una vuelta de tuerca. ¿Lado malo? “Eres el último mono y nadie te conoce. Tienes que abrirte hueco”, reconoce Acedo.

Sin embargo, Cesens avanza sin pausa pero sin prisa, incluso sobre territorio enemigo. “Los clientes están contentos hasta el punto de que muchos de ellos trabajaban con otras empresas y se están pasando a Cesens. Estamos integrando estaciones de otros fabricantes en nuestra plataforma”, asegura.

  • ¿Cómo funciona?

El sistema de Cesens empieza por un conjunto de sensores que una vez instalados en el campo comienzan una incesante recopilación de datos. Estos se envían en tiempo real a una plataforma cloud donde se procesan. Luego tenemos una aplicación web y móvil que se conecta a esa plataforma para recoger información”, concluye Acedo. La sencillez es clave en el sistema, que según él, está diseñado para cumplir a un tiempo las expectativas de los grandes productores y las del agricultor aficionado que quiere vigilar su huerto.

¿Pero qué información sale de Cesens? Pues toda la que va desde el suelo a las hojas pasando por el calibre del tronco. “La humectación foliar –humedad de las hojas-, por ejemplo, es muy importante porque muchas enfermedades necesitan que haya agua en la superficie de la hoja para proliferar”. Pero Cesens no termina en los sensores. “Por otro lado, tenemos métricas derivadas que son variables que calculamos en función de las directas”.

Aquí entran modelos predictivos desarrollados en investigaciones externas. “Podemos predecir cuándo va a atacar una plaga en función de las condiciones agroclimáticas”, precisa Acedo. En estos casos, el sistema en vía una alerta con la notificación de que en tal parcela se ha disparado el riesgo de tal cosa por tales condiciones.

  • ¿Por qué nos interesa?

El precio y la potencia de la plataforma ya lo hemos comentado, pero las ventajas de este asunto quedan entre Cesens y sus usuarios. El hecho es que el abuso de fitosanitarios y el derroche de agua en riegos programados sin atender a las condiciones externas son el pan de cada día en la actividad agrícola.

“Según las estadísticas de la UE, el 58% de los fitosanitarios que se usan en Europa son innecesarios”, afirma Acedo. Las consecuencias de tratar de más van por dos caminos: por un lado, el agricultor gasta más. Por otro, se ponen en riesgo los acuíferos circundantes y la salud de los consumidores.

Retina

19/09/2018
Normas