El fracaso no es una derrota, pero conviene saber manejar el riesgo
Getty Images
FIRMA INVITADA

El fracaso no es una derrota, pero conviene saber manejar el riesgo

Dice que el fracaso es un proceso de aprendizaje. Estoy de acuerdo. Pero también hay mucho que puedes hacer para evitar el fracaso. De eso también se aprende

Últimamente he estado pensando mucho sobre el riesgo y sobre lo fácil que es para las empresas adoptar una cultura que se centre en evitarlo. Evita el riesgo y podrás evitar el fracaso. Pero si solo luchas contra el riesgo en lugar de adoptarlo y gestionarlo, tu compañía nunca será capaz de tener éxito a largo plazo.

Probablemente has oído eso de que el fracaso no es una derrota, sino un proceso de aprendizaje. Estoy de acuerdo. Pero también hay mucho que puedes hacer para manejar el riesgo y evitar el fracaso. Eso ya es un proceso de aprendizaje en sí mismo.

  • Evaluación de riesgos

Antes de que puedas manejar el riesgo como una oportunidad de crecimiento, debes tener éxito a la hora de evaluarlo. La evaluación de riesgos te permite tomar decisiones fundamentadas sobre si debes buscar una oportunidad o tomar otra ruta.

El riesgo es cuánto estás dispuesto a perder si tu oportunidad fracasa. Podrías enfrentarte a potenciales pérdidas financieras, pérdida de reputación o al completo fracaso de tu negocio. Cuando evalúas los diferentes caminos de una oportunidad que se presenta ante ti, la cantidad de riesgo debe estar relacionada con los posibles retornos si tienes éxito. Elegir la opción menos arriesgada cuando las oportunidades de retorno son iguales es una decisión fácil de tomar.

Lo que no es fácil es lidiar con la ambigüedad. No siempre podrás tener una idea clara de los riesgos potenciales asociados con una oportunidad. Si adoptas una perspectiva conservadora y siempre temes lo peor, entonces te será difícil decidirte por los cambios que estimulen el crecimiento del negocio.

Por último, tú puedes decidir si un riesgo potencial vale la pena comparando la oportunidad de crecimiento con sus alternativas. Evaluar de lado a lado facilita el identificar la oportunidad con mayor crecimiento, menos potencial de riesgo y menor incertidumbre. 

Es importante recordar que permanecer estancados y evadir las oportunidades de crecimiento es una decisión que implica un riesgo en sí misma. Incluso si parece una decisión segura a corto plazo, a largo plazo siempre conducirá al fracaso.

  • Mitigar el riesgo

Dado que una cierta cantidad de riesgo es una parte esencial en el crecimiento de un negocio, la manera más inteligente de abordarlo es a través de la mitigación. Mitigar el riesgo implica tomar medidas para reducir las posibles pérdidas antes de que ocurran. Utilizando los conocimientos previos sobre la industria y tu idea de los factores que pueden llevar al fracaso, puedes tomar medidas para minimizar la incertidumbre en los resultados potenciales que presenta una oportunidad de crecimiento.

Por ejemplo, supongamos que has desarrollado un producto pensado para solucionar un problema que tiene un público al que ya te has dirigido con éxito en el pasado. ¿Deberías utilizar las mismas tácticas de marketing para alcanzar y demostrar el valor a tu público? ¿O necesitas repensar completamente el enfoque?

Ese es un ejemplo de incertidumbre que puedes solucionar basándote en las percepciones previas de tu audiencia, en acciones de la competencia en casos similares, etc. Si no puedes sacar conclusiones fácilmente con estos recursos, entonces volver atrás y hacer un poco más de investigación de mercado es siempre una forma valiosa de mitigar el riesgo.

  • Big data y gestión de riesgos

Por supuesto, no podemos hablar sobre la gestión de riesgos sin mencionar el big data y las tecnologías que los utilizan para predecir los resultados. Gracias a los dispositivos móviles y a internet, las empresas tienen la capacidad de recopilar muchos datos sobre los intereses, los comportamientos de compra y otros aspectos de los consumidores a nivel individual.

Los expertos en data science pueden hacer mucho con esta información para evaluar el riesgo de las oportunidades de crecimiento, pero son las tecnologías de análisis predictivo las que hacen posible utilizar estos conocimientos para el crecimiento del negocio de forma escalable.

Mediante el uso de modelos estadísticos, inteligencia artificial, machine learning y millones de puntos de datos, el análisis predictivo está transformando la gestión de riesgos para muchas industrias. Por ejemplo, en el sector de los seguros. Los informes de mercado muestran que el análisis permite evaluar el riesgo en áreas poco aseguradas, como el terrorismo, los delitos cibernéticos y los daños a la marca. De repente, la industria se enfrenta a importantes oportunidades de crecimiento que eran demasiado arriesgadas o ambiguas para optar por ellas antes de contar con la analítica predictiva.

El análisis predictivo también puede abrir oportunidades para los negocios individuales, no sólo para las industrias en su conjunto. Ya existe una variedad de herramientas de IA que son capaces de predecir estrategias óptimas de licitación de CPC (coste por clic), por ejemplo, basadas en el comportamiento de los consumidores en el pasado. Las empresas pueden utilizar estas herramientas para automatizar sus estrategias de pujas CPC, sabiendo que el riesgo se minimiza mediante el uso de datos y las pujas más conservadoras (pero efectivas) para aumentar el rendimiento del gasto publicitario.

  • Resumiendo...

El riesgo es un monstruo aterrador que debe ser abordado, no evitado. En el mundo competitivo de hoy en día, no podemos permitirnos el lujo de pasar por alto las oportunidades de crecimiento, sólo porque hay demasiado riesgo o incertidumbre. En su lugar, necesitamos tomar medidas, minimizando las posibilidades de resultados negativos según avanzamos.

En este sentido, el análisis predictivo es una tecnología prometedora. Creo que, a largo plazo, las empresas de todos los tamaños podrán utilizarlo para gestionar el riesgo con oportunidades de crecimiento.

Scott Arpajian es CEO de Softonic.

Retina

18/11/2018
06

La solución que surgió de la crisis

Una pequeña consultora con un alto componente tecnológico compite con multinacionales desde Canarias. Especializada en el sector bancario, VERTA demuestra que sin prejuicios y con innovación se llega mucho más lejos.

La solución que surgió de la crisis
07
La fábrica en la que los robots bailan

La fábrica en la que los robots bailan

Visitamos la fábrica de Volkswagen en Navarra, donde artilugios enormes de movimientos perfectos se mueven a un ritmo imperturbable y saben, sin posibilidad de error, qué paso deben dar en cada momento.

Normas