El calvario del primer día de trabajo: lidiar con nuevas herramientas digitales
FIRMA INVITADA

El calvario del primer día de trabajo: lidiar con nuevas herramientas digitales

Cada entidad utiliza las herramientas y mecanismos que considera más adecuados para desarrollar, de forma satisfactoria, su actividad profesional. Es necesario que el nuevo empleado las conozca para hacer su trabajo más eficiente

El cambio laboral es una tendencia al alza en estos tiempos. Mientras décadas atrás los profesionales trabajaban para no más de dos o tres empresas a lo largo de toda su carrera profesional, hoy, la temporalidad solo es uno de los factores que nos llevan a un nivel de rotación en el que cada poco tiempo estamos optando a nuevos puestos de trabajo.

Es importante desarrollar habilidades para afrontar cada cambio laboral con éxito y con garantías absolutas. El reto recae en superar con nota la primera semana de trabajo, pues los primeros siete días en nuestro nuevo puesto resultarán clave, independientemente del cargo que ocupemos dentro de la organización. El objetivo no es otro que el de cumplir las expectativas laborales y ofrecer una buena imagen tanto a los compañeros como a los superiores. Y uno de los principales retos es el conocimiento y adaptación a las herramientas digitales.

La evolución de la sociedad, el marco laboral actual, los nuevos hábitos de consumo y, sobre todo, un entorno cada vez más tecnológico, nos obligan a convivir en un mundo permanentemente conectado. Por ello, el desarrollo de habilidades digitales se ha convertido en una necesidad para cualquier perfil profesional, indistintamente de la edad y del sector en el que ejerza su trabajo. Hoy, en el terreno profesional, es obligatorio cohabitar con las nuevas metodologías de trabajo y adaptarnos a ellas para mantenernos activos y seguir siendo competentes a nivel laboral.

Pero, ¿cómo podemos desarrollar un perfil más digital adecuado a este nuevo escenario de conectividad? Para aprender y adaptarnos al uso de la tecnología y mostrar y aplicar el conocimiento en herramientas y entornos digitales de una compañía hemos de tener en cuenta tres cuestiones fundamentales:

La primera es conocer las aplicaciones que utiliza la empresa para la gestión de recursos humanos: notas de gasto, solicitud de vacaciones, nóminas... La segunda, dominar las herramientas que la compañía pone a disposición del trabajador para llevar a cabo procesos: cómo comunicarse con IT, abrir tickets de incidencias o solicitar una formación. La tercera cuestión es adoptar las herramientas colaborativas de nuestra empresa. Esto implica conocer el entorno colaborativo y las herramientas permitidas, así como su funcionamiento, las normas de uso y la utilidad profesional en nuestro día a día. Pero también implica conocer las redes sociales corporativas, los sistemas de carpetas compartidas y los chats.

Cada entidad utiliza las herramientas y mecanismos que considera más adecuados para desarrollar, de forma satisfactoria, su actividad profesional. Por ello, es más que probable que en nuestro nuevo puesto nos encontremos con algunas herramientas digitales con las que no hayamos trabajado anteriormente. Es el momento, entonces, de averiguar si la empresa realiza formación sobre dichas herramientas y si está contemplado en el plan de acogida.

Durante la primera semana de trabajo también deberemos conocer los canales y vías de comunicación de la compañía. De esta forma, nuestra adaptación será óptima y rápidamente seremos operativos. En paralelo será beneficioso averiguar si hay apps que, aunque no se utilicen en la empresa, están permitidas o si, por ejemplo, hay algún grupo de whatsapp del departamento que podamos utilizar.

Las políticas de usabilidad de las herramientas digitales son diferentes en cada compañía. Por eso es necesario que el nuevo empleado las conozca y actué en consecuencia. También es posible que exista algún manual o guía de presencia de los empleados en redes profesionales como LinkedIn o que la empresa realice acciones en redes en las que pueden participar los empleados.

Con todo, la primera semana de trabajo también es una etapa que el nuevo empleado puede utilizar para hacer una autoevaluación, identificar sus pequeños logros y sus áreas de mejora en el terreno digital. Así, pasado este periodo, el nuevo empleado tendrá información suficiente para buscar feedback con su responsable directo.

Crear una lista física y mental en la que poner de relieve todos los aspectos arriba citados ayudará a la incorporación a empezar con buen pie este período para que el desarrollo y desempeño de su actividad laboral sea satisfactorio y próspero en su nuevo reto laboral.

Susana Rosselló es directora de selección de Montaner & Asociados

Retina

25/11/2020
02

Peugeot VLV: el abuelo de los coches eléctricos

El Peugeot VLV se lanzó en 1941 ante la escasez de combustible. Con 80 kilómetros de autonomía y recargable en cualquier enchufe, mostró hace 80 años el camino que sigue hoy la industria.

Peugeot VLV: el abuelo de los coches eléctricos
‘Digisexuales’, cuando tu pareja es un robot
09

‘Digisexuales’, cuando tu pareja es un robot

La vida erótica de la sociedad digital pasa por llevarse a la cama todo tipo de ‘gadgets’, desde las muñecas sexuales hiperrealistas a los ‘sextoys’ de última generación. Algunos van más allá y prescinden del encuentro con humanos confiando a un robot toda su vida íntima. Autónomos o no, la civilización post-Satisfyer no concibe el sexo sin máquinas.

Normas