Cómo medir la gratitud

Cómo medir la gratitud

Las redes sociales son un lugar para la conversación y las emociones. Un índice permite conocer el nivel de agradecimiento

Federico García Lorca habría cumplido 120 años el pasado 5 de junio, si es que el granadino hubiera tenido la oportunidad de llegar a edad tan provecta, la que, hasta ahora, solo ha sido alcanzada por una francesa de finales del siglo XX. Aquel día de primavera se lanzaron desde las redes sociales mensajes recordando al poeta y celebrando que su Romancero gitano había caído en unos de los exámenes de la Selectividad. En Twitter o Facebook predominaban los mensajes positivos, algo poco habitual en esos lares, donde el insulto y la crítica campan a sus anchas. El tenista Rafa Nadal también tuvo su momento glorioso en la Red tras ganar su undécimo Roland Garros. Fue el 10 de junio. Más de la mitad de los usuarios que hablaban de él, reconocieron su victoria y un tercio lo defendía frente a las palabras negativas que un político había vertido sobre él. Así lo captó el Amstel Index, una herramienta que mide el nivel de reconocimiento y gratitud de lo que se dice en Internet.

El índice puede conocerse también por Comunidades Autónomas y provincias.

La marca de cerveza lo ha desarrollado para averiguar, de una manera rápida y clara, cuán agradecidos somos, al menos virtualmente. Lo muestra a través de una cifra, que va de 0 a 100. Crece o disminuye en función del estado de ánimo de los usuarios. Cuando predominan los mensajes positivos y el reconocimiento, el índice crece. En el momento en que lo que abundan son las palabras negativas y las críticas, el índice baja.

"En España nos cuesta reconocer a los demás, todos, sin embargo, agradecemos que se nos valore por lo que hacemos. En Amstel tenemos el propósito de cambiar esta tendencia e impulsar un movimiento de reconocimiento a nivel nacional. A principios de año elaboramos un estudio del Índice de Reconocimiento en España, que arrojaba datos como que el 83% de los empleados no se sienten reconocidos por sus jefes o que el 70% de las madres no se sienten valoradas como merecen. Ahora hemos creado esta herramienta para llamar la atención sobre cómo entre todos podemos elevar el grado de reconocimiento en nuestro país”, argumenta Elena Morales, responsable de Amstel en España. Para el estudio se llevaron a cabo 1650 entrevistas online entre el 17 y el 26 de enero de 2018 a ciudadanos españoles mayores de 18 años.

Así funciona

Esta herramienta, que se vale del software de escucha social Sénsitis, pone el oído en Twitter y en los mensajes públicos de Facebook. En el rastreo, se queda con 300.000 posts al mes aproximadamente, que contienen alguna de las palabras clave que el equipo de desarrolladores ha determinado, como “libro”, “día mundial”, “tenis”, “playa”, y que pertenecen a cuatro esferas de contenido: política, deportes, cultura y ocio y sociedad. El sistema reconoce una media de 90 términos por categoría que solo capta cuando van acompañados de expresiones que indiquen reconocimiento o crítica: "me gusta", "excelente", “divertido”, “me aburre” o “terrible”, por ejemplo. También los emoticonos que reflejan sentimientos.

Los picos son los momentos donde predomina el agradecimiento. Los valles cuando lo hacen los mensajes negativos.

Los mensajes de las cuatro categorías se dividen en dos grupos: reconocimiento, donde entran los elogios, la admiración las virtudes y las emociones positivas como la risa o la expectación y, por otro lado, las críticas que comprenden el insulto, los defectos y emociones negativas como el aburrimiento o el enojo. Los positivos suman y los negativos restan.

Del resultado de esas operaciones sale un número. El índice. Una cifra que refleja el nivel general de agradecimiento de los españoles en cada momento (se actualiza cada 15 minutos). Pese a las fluctuaciones, desde su puesta en funcionamiento, a principios de abril, se mueve entre el 50 y el 70. Somos bastante agradecidos por lo que parece. En ocasiones, se producen picos. Se corresponden con los momentos de máximo reconocimiento. También hay valles, momentos en el que el índice cae en picado porque los mensajes críticos y negativos se han apoderado de las menciones en la Red.

Resultados actualizados

Los acontecimientos que disparan el índice, como el 120º aniversario del nacimiento de Lorca o la victoria de Nadal, aparecen clasificados en las cuatro categorías antes definidas: política, cultura, deporte y ocio y sociedad. En la página web pueden verse el acumulado de conversaciones escuchadas y de menciones positivas y negativas. También puede conocerse el índice por Comunidades Autónomas o por provincias, este dato deja muchas conversaciones fuera porque no todos los usuarios especifican su localización, sin embargo, ayuda a hacerse una idea. ¿Qué región será la más agradecida?

Esta noticia, patrocinada por Amstel, ha sido elaborada por un colaborador de EL PAÍS.

Retina

16/09/2019
07
Una nueva red de emergencias que no necesita ni datos ni voz

Una nueva red de emergencias que no necesita ni datos ni voz

Una chilena de 33 años, premiada por el MIT lanza el SIE (Sistema de Información de Emergencia), que está basada en ondas de radio que pueden ser recibidas incluso sin red datos o internet. Aspira a convertirse en una referencia mundial.

08

¿El fracaso de la revolución digital?

¿Se pueden considerar modelos de éxito aquellos que han contribuido a crear un clima político y social tan disfuncional y peligroso como el actual? Y, sobre todo, ¿de qué sirve la innovación o el crecimiento si no se traduce en prosperidad y bienestar para la mayoría?

¿El fracaso de la revolución digital?
Las altas temperaturas nos vuelven más antisociales
10

Las altas temperaturas nos vuelven más antisociales

El cambio climático puede aumentar el riesgo de conflicto. El primer estudio experimental que analiza el comportamiento humano demuestra que las altas temperaturas nos vuelven hasta un 14% más agresivos con los demás.

Normas