QUIÉN Raquel Vázquez Llorente, asesora jurídica en eyeWitness to Atrocities. Nació en Vitoria en 1986. Es una abogada que ha desarrollado rn su carrera en el ámbito del Derecho Penal Internacional y en la aplicación de la tecnología en la defensa de los Derechos Humanos.
QUIÉN Raquel Vázquez Llorente, asesora jurídica en eyeWitness to Atrocities. Nació en Vitoria en 1986. Es una abogada que ha desarrollado su carrera en el ámbito del Derecho Penal Internacional y en la aplicación de la tecnología en la defensa de los Derechos Humanos.
Revista #06 / El Podio

La ‘app’ que propone una Liga de la Justicia universal

La abogada Raquel Vázquez Llorente trabaja en la 'app' eyeWitness to Atrocities, que permite denunciar, mediante la colaboración, crímenes internacionales que quedan fuera del foco de la justicia

Con la tele, las guerras pasaron de los periódicos a la pequeña pantalla. Y desde hace más de una década las noticias también nos llegan por las redes sociales y los vídeos de YouTube. Sobre Siria existen más horas de imágenes en Internet que lo que lleva desarrollándose el conflicto. Pero gran parte de ese material audiovisual, aunque esté grabado sobre el terreno, no cumple con los estándares legales, y no es admisible en un juicio.

“Proyectos como eyeWitness to Atrocities [eyewitnessproject.org] tratan de canalizar este uso de la tecnología hacia la lucha contra la impunidad de los peores crímenes internacionales”, asegura Raquel Vázquez Llorente. Ella es una de las primeras integrantes de esta organización que ha desarrollado, junto a la International Bar Association (el Colegio Internacional de Abogados), una app para capturar vídeos y fotos verificables de crímenes internacionales.

Esta aplicación, que pueden usar “defensores de los derechos humanos, inspectores, periodistas o ciudadanos”, tiene como objetivo llevar ante la justicia a los responsables de esas atrocidades. “La tecnología permite que poblaciones atrapadas en conflictos armados controlen su propia narrativa y las convierte en una pieza clave en el proceso de la justicia, más allá de ser víctimas.

1. La app recoge metadatos (coordenadas GPS, fecha, hora y ubicación de torres de comunicación celular y redes Wifi de los alrededores) para confirmar dónde y cuándo se registraron las imágenes.

2. Existe un contador de píxeles para generar un código único de identificación (hash value) que demuestra que las imágenes no han sido editadas ni retocadas.

2. Únicamente se almacenan los archivos enviados desde la aplicación. Esto garantiza que sean versiones originales y sin alterar.

Cuando no existe voluntad política para mandar al terreno equipos de investigadores son la sociedad civil y las organizaciones locales las que pueden obtener información sobre violaciones del Derecho Internacional. Información que, de otra forma, nunca llegaría a un juicio”, asegura la abogada española, reconocida por la revista Forbes en 2016 y 2017 como una de las personas menores de 30 años más influyentes de Europa.

EyeWitness permite capturar imágenes y metadatos que se almacenan en una galería segura dentro de la app del móvil, hasta que el usuario los envía a una base de datos de almacenamiento controlada por la organización y gestionada por Lexis Nexis, firma dedicada al alojamiento de datos. “Un equipo de expertos legales analiza el material, identifica los organismos internacionales, regionales o nacionales apropiados para investigar más a fondo y busca que la información se utilice para juzgar a quienes cometen crímenes internacionales”. Hasta ahora han recibido más de 2.500 fotos y vídeos (no pueden decir de dónde proceden por seguridad de sus equipos de trabajo sobre el terreno). “Según vamos compartiendo información y creando dosieres a partir del material recibido, esperamos que este proceso nos acerque a una sala de juicios. Este es el siguiente objetivo que nos gustaría lograr”. 

Retina

23/07/2018
Normas