Mercado laboral del futuro: gracias por llegar tarde
FIRMA INVITADA

Mercado laboral del futuro: gracias por llegar tarde

Me convertí en periodista por muchas razones, pero sobre todo porque disfruto traduciendo del inglés al inglés, cogiendo temas complejos y descomponiéndolos para entenderlos yo y explicárselos a los demás después. Esta tarea de traducción es hoy más importante que nunca, en un mundo cada vez más complejo e interconectado.

Una columna de opinión se compone de tres ingredientes principales:
1) Tu conjunto de valores. ¿Qué filosofía tratas de promover?
2) ¿Cómo crees que funciona la Máquina y cuáles piensas que son las fuerzas más poderosas que dan forma a más cosas, en más sitios, de más formas, y durante más días? 
3) ¿Qué has aprendido sobre la gente y la cultura? ¿Cómo afecta la Máquina a la gente y las culturas y cómo ellos, a su vez, infl uyen sobre la Máquina? Mezcla esos tres elementos de la forma correcta y crearás una columna que generará calor o luz.

Así que, ¿cómo funciona la Máquina hoy? Creo que lo que da forma a más cosas, en más sitios y en más días es el hecho de estar en medio de tres aceleraciones exponenciales, simultáneas, de las tres fuerzas mayores del planeta. Las llamo “el Mercado, la Madre Naturaleza y la Ley de Moore”.

El Mercado es la globalización digital: Facebook, PayPal, Alibaba, Twitter, Amazon, los MOOC y la computación en la nube. La Madre Naturaleza es el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y el crecimiento de la población. Y la Ley de Moore (que la velocidad y la potencia de los microchips se duplican aproximadamente cada 24 meses) es otra forma de referirnos al implacable avance de la tecnología.

Están acelerando todas a la vez en parte por la Ley de Moore, es decir, la tecnología. Más tecnología crea más globalización y conectividad, y más globalización genera más cambio climático y más soluciones para el cambio climático. Entre finales de 2006 y finales de 2007 salió el iPhone, Facebook salió de los institutos y las universidades y se convirtió en un fenómeno mundial, salió Twitter, salió el Kindle, salió Android, salió Github, salió Change. org, empezó Airbnb, empezó IBM Watson, el precio de secuenciación del genoma humano se desplomó, comenzó la computación en la nube, la energía solar despegó, el fracking despegó, Google compró YouTube, e Intel dejó a un lado el silicio por primera vez e introdujo otros materiales en sus microchips, acentuando la Ley de Moore.

Fueron 15 meses increíbles. ¿Por qué nadie se dio cuenta? Respuesta: 2008. Nos sumimos en una recesión global. Mientras nuestra tecnología física dio un salto hacia adelante en 2007, muchos de los cambios sociales, políticos y legislativos que necesitábamos se congelaron en 2008.

Defiendo que esas aceleraciones no solo están cambiando el mundo: le están dando forma. En particular están dando forma a la política, a la geopolítica, a la ética, al lugar de trabajo y a la comunidad.

¿Qué significa todo esto para los estudiantes y los trabajadores españoles? La respuesta corta es que se acabó la mediocridad. Hoy en día, cada vez más máquinas pueden hacer más cosas por encima del trabajo físico y cognitivo medio. Hace poco, el ordenador cognitivo Watson de IBM coescribió una canción que está a la venta en iTunes. Básicamente, cada trabajo de clase media se ve empujado en tres direcciones a la vez: hacia arriba (requerirá más habilidad o un toque humano), hacia fuera (compite con más máquinas, robots o trabajadores de India o China), y hacia abajo (se quedará obsoleto más rápido que nunca). Los países, las empresas y los trabajadores que están gestionándolo mejor son aquellos que están abrazando la formación permanente. La idea de que vas a la universidad durante cuatro años y almacenas todo el conocimiento que vas a necesitar durante los siguientes treinta años de trabajo ya es cosa del pasado. Cuando yo me gradué en la universidad, conseguí “encontrar” un trabajo. A mis hijas les digo que ellas tendrán que “inventar” un trabajo. Bueno, puede que tengan suerte y consigan su primer trabajo, pero para conservar ese trabajo, para progresar en ese trabajo y para aumentar sus ingresos con ese trabajo, tendrán que reinventar ese trabajo con regularidad, adaptándose al ritmo del cambio.

¿Cuáles serán los mejores trabajos del mundo? Creo que en el futuro los mejor remunerados serán los que yo llamo trabajos de STEMpatía. Son trabajos que combinan habilidades STEM — la ciencia (science), la tecnología, la ingeniería (engineering) y las matemáticas— con la empatía humana de toda la vida. La habilidad para sacar lo mejor que pueden hacer las máquinas y mezclarlo con lo mejor que solo los humanos (y sus corazones) siguen pudiendo hacer. Esto es, relacionarse con otros seres humanos y conseguir que sean capaces de moverse por el mundo de manera más efi caz.

Thomas L. Friedman es autor de los libros Gracias por llegar tarde (Deusto, 2018), La tierra es plana (Martínez Roca, 2013) y Caliente, plana y abarrotada (Planeta, 2010). Es columnista de The New York Times y ha ganado tres premios Pulitzer.

Por

Retina

15/09/2019
04

Una nueva red de emergencias que no necesita ni datos ni voz

Una chilena de 33 años, premiada por el MIT lanza el SIE (Sistema de Información de Emergencia), que está basada en ondas de radio que pueden ser recibidas incluso sin red datos o internet. Aspira a convertirse en una referencia mundial.

Una nueva red de emergencias que no necesita ni datos ni voz
Las altas temperaturas nos vuelven más antisociales
10

Las altas temperaturas nos vuelven más antisociales

El cambio climático puede aumentar el riesgo de conflicto. El primer estudio experimental que analiza el comportamiento humano demuestra que las altas temperaturas nos vuelven hasta un 14% más agresivos con los demás.

Normas