Una ‘app’ para convertir tu panadería en un cajero

Una ‘app’ para convertir tu panadería en un cajero

Wohcash permite sacar dinero en cualquier comercio que forme parte de su red, basta introducir una cantidad y localizar el establecimiento más cercano

El efectivo está muerto. Las tarjetas, casi. Todo lo vamos a hacer con el móvil. O con el iris. Mientras los medios de pago viven su revolución, la oposición resiste agazapada en bares y comercios de España entera, colgando de la caja registradora los blasones con su lema: "No se acepta tarjeta". Y tú sin una triste moneda.

Este es el problema que quiere resolver Wohcash. "Cada vez van cerrando más cajeros y bancos, y los clientes no pueden sacar dinero en sitios donde antes estaban acostumbrados a hacerlo", señala Toni Rivilla, director ejecutivo y cofundador de esta startup, que está dando sus primeros pasos en Valencia

  • De quién hablamos
Fernando Ibáñez, Angel Sánchez y Toni Rivilla

Wohcash empezó a formarse en 2016. Después de un año puliendo detalles, desarrollando la app y afinando aspectos legales para cumplir con los requisitos del Banco de España, salió al mercado. "A finales de 2017 empezamos a hacer transacciones reales, con clientes reales", recuerda Rivilla.

Aunque tanto Rivilla como sus socios, Fernando Ibáñez y Ángel Sánchez, empezaron el despliegue en Valencia, el plan es conquistar establecimientos de todo el país. "La aplicación ya está lista para la adhesión sin problemas de cualquier comercio español".

  • ¿Cómo funciona?

Aunque Wohcash también permite hacer pagos, su plato fuerte es la posibilidad de sacar dinero en cualquier punto de venta que forme parte de su red (Wohcash Points). "Nosotros ponemos a disposición del cliente la posibilidad de seleccionar en su teléfono móvil el importe que quiere retirar y localizar el establecimiento más cercano", explica Rivilla. Una vez en el comercio, basta enseñar un código para que se entregue el efectivo validado en la aplicación.

Existen muchos pueblos en los que ya no hay ni una entidad bancaria

Además, se puede enviar dinero entre usuarios e incluso sin serlo, utilizando la web de Wohcash. "Muchos hijos salen de casa y se quedan sin dinero a mitad de la tarde. El padre solo tiene que enviar un código para que puedan ir a sacarlo al punto de venta", detalla Rivilla. Cada comercio puede establecer la cantidad que quiere dar en cada operación y el cliente tiene un máximo de 900 euros mensuales. "Por motivos de seguridad, lo hemos limitado a 600 euros por operación, entre compras y retiradas de efectivo", el director ejecutivo de Wohcash.

  • ¿Por qué nos interesa?

En el contexto actual, con los medios de pago revolucionados, Wohcash apuesta por la proximidad. "Existen muchos pueblos en los que ya no hay ni una entidad bancaria", comenta Rivilla. Su propuesta es ayudar a los usuarios a saltar esta brecha a cambio de una comisión de 50 céntimos por transacción y ofrecer a los comercios una pequeña comisión y un flujo de potenciales clientes que de otro modo no habrían entrado en el establecimiento.

¿Qué falta? Crecer. "Estamos en negociaciones con varias franquicias que van a hacer pruebas en Valencia. Si resulta satisfactorio, lanzarían Wohcash a nivel nacional. Ese paso nos daría visibilidad para que puedan entrar otras marcas. El plan de la startup para los próximos cinco años es alcanzar el millón de euros de transacciones mensuales. "Para eso necesitaríamos unos 22.000 locales".

¿Tienes una startup o una innovación que deberíamos conocer? Escríbenos a redaccion@elpaisretina.com

Retina

14/11/2019
02

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas

El 80% de los profesores usa tecnología para preparar y desarrollar sus clases. Algunos crean sus propios materiales digitales con herramientas gratuitas de grandes tecnológicas, como Apple, Google o Microsoft. ¿Convierte esto al alumno en moneda de cambio?

Las aulas cambian los cuadernos por las tabletas
Google quiere tus datos médicos: ¿sabes si te protegen las leyes?
10

Google quiere tus datos médicos: ¿sabes si te protegen las leyes?

Los expertos aseguran que en la UE el uso de datos médicos requiere consentimiento. Los datos que ya cedemos a Google al aceptar las condiciones de las aplicaciones de nuestros dispositivos) pueden ser más interesantes y valiosos que los de la asistencia sanitaria.

Normas